6 películas colombianas de culto

La historia del cine en nuestro país empezó accidentado, como cualquier colombiano esperaría; hacia el lejano año de 1847 llegó el primer aparato que arrastró hasta nuestro país la revolución creada por la cámara que se inventaron los Lumière en París, pero la producción fílmica tuvo que esperar varios años para salir a luz porque -como fue común en Colombia- la guerra no permitió hacer otra cosa, y en esa época hablamos de la infame Guerra de los Mil días. Pasado este mal rato, Colombia esperó hasta el año 1922 para ver el primer largometraje hecho aquí: ‘María’, una adaptación en cine mudo de la novela de Jorge Isaacs.

Lunes de crispetas

22 de mayo 10:30 p.m. → 'Perro come perro'

Mucho cine se ha hecho en Colombia y la producción cinematográfica ha ido creciendo a buen paso desde los años 90s, aumentando cada vez más la cuota criolla en los estrenos anuales; de esta manera, solo en 2015 la industria de nuestro país 36 películas, una buena cifra si consideramos que unos años atrás, en 2010, solo vimos nacer 10 cintas propias. Y con la producción, viene la audiencia, la cual también ha crecido significativamente y ha decidido salir de casa a buscar una pantalla en cine para consumir nuestro cine. Esa es la audiencia que -además de alimentar taquilla- determina el éxito popular de una cinta.

Ahora, ¿qué hace que una película pase de ser una simple cinta a ser una cinta de culto? Ciertamente no lo que marque en la taquilla, sino la manera en la que impacte a la audiencia. Una producción cinematográfica logra ese anhelado estatus de culto cuando tiene un significado importante la audiencia que la consume, ya sea porque el formato es innovador, porque la producción es impecable, porque retrata un hito histórico significativo o sencillamente porque la historia es tremendamente buena.

Para esto es importante tener en cuenta que un filme de culto debe sobrevivir al duro paso de los años, y su historia transgrede para convertirse en una obra icónica que, además de ser consumida en salas de cine, el contundente voz a voz que hace que se siga viendo y se convierta en un contenido inolvidable. Así, una película se gana reconocimiento masivo para consolidarse como un verdadero clásico del cine.

Siguiendo el termómetro de la audiencia, en este caso la audiencia de Señal Colombia, entregamos estas cinco cintas que hacen parte de la programación de nuestra pantalla y que nuestros usuarios siempre aman ver precisamente porque, además de ser colombianísimas, son películas de culto.

'Perro come perro'

(2007)

Ver esta historia es entrar en un mundo turbio, donde el hilo narrativo y la musicalización la convierten en una cinta que es imposible de olvidar. Un filme que hizo parte del nuevo cine colombiano que raya en lo infernal, donde el humor oscuro pasa a ser negro y donde la maldad tiene su swing. El ritmo de este filme, los actores que componen la nómina y la temática, hacen de ‘Perro come perro’ una verdadera joya cinematográfica colombiana.

Puedes ver » Canciones memorables del cine colombiano

'Rodrigo D: no futuro'

(1991)

Toda la angustia juvenil de los moribundos ochentas fue encapsulada en esta cinta al ritmo de una excelente banda sonora. Su puesta en escena y su propuesta narrativa, además de la música, hacen que esta película reconozca un mundo suburbano donde el destino trágico de sus actores abre la puerta a un mundo extraño para muchos, pero que incluye la voz de muchos que estaban detrás de las paredes y que salen a la luz para mostrar la desesperanza y los desahogos de la juventud en la ciudad de la eterna primavera.

'La vendedora de rosas'

(1998)

Colombiano que se respete se sabe de memoria la frase "Me la mecatié en cositas", la usa cada vez que se gasta la quincena antes de tiempo, y no la deja morir al desempolvarla para un chiste o meme de internet. Mostrar las costuras de una sociedad llevada por el crimen y las drogas, los giros que lleva este filme y esa cercana nostalgia con el cuento de Hans Christian Andersen, 'La vendedora de fósforos', deja una cantidad de estructuras sociales que hacen de esta cinta una voz contundente del cine de culto.

'Apocalipsur'

(2005)

Ésta es una de las películas más jóvenes de este listado y vista como uno de los mejores ejemplos de una road movie colombiana, considerando que en primer lugar se realiza durante un viaje y sus personajes se transforman durante el mismo. Digamos que es una cinta polémica que nos transporta por la vívida rivalidad entre punkeros y metaleros a inicios de los 90 en una ciudad en donde la vida era compleja para esa época. Curiosamente la frase que más se puede recordar del filme es "Alegría, alegría", sin embargo, de alegre no tiene mucho.

Te puede interesar » ¡A viajar con estas road movies!

'La mansión de Araucaima'

(1986)

Esta película estaba destinada a ser de culto desde su concepción. La historia del escritor Álvaro Mutis como reto a Luis Buñuel, quien pensaba que era casi imposible adaptar un relato gótico a un contexto tropical, y así fue como nació una mansión en tierra caliente. Esta cinta, dirigida por Carlos Mayolo, editada por gran Luis Ospina, y protagonizada por la inigualable Vicky Hernández, plasmó en la pantalla lo mejor y lo peor del humano, sin importar su condición social.

Más información » Grandes adaptaciones de libros latinos en el cine

'La estrategia del caracol'

(1993)

Y hablando de frases reconocidas en las cintas: “Ahí tienen su hijueputa casa pintada”. Imposible no haber querido ser el autor de ese grafiti en el filme dirigido por Sergio Cabrera. ‘La estrategia del caracol’ tiene algo particular, y es que a pesar del paso de los años no se le notan las arrugas, sigue siendo una cinta que obtuvo buenas críticas y que a la fecha sigue siendo referencia del buen cine nacional.

Comentarios 

Miércoles de humor negro

31 de mayo 10:30 p.m. → 'Four rooms'

 

Estamos felices porque el próximo 29 de mayo podrás ver a través de nuestra pantalla una de las mejores producciones del cine latinoamericano de toda la historia: la película argentina ‘El secreto de sus ojos’ de Juan José Campanella que recibió el premio Oscar a mejor película extranjera en 2010.

Mira también: Top de reencuentros inolvidables en el cine

Dicen por ahí que dos son compañía y tres son multitud y, la verdad, es mejor cuando hablamos de policías o detectives. Nada más divertido que ver a dos personajes patrullando las calles para evitar que los malvados se las tomen y que además tengan un tanto de humor negro en medio de la intriga de asesinatos o casos por resolver.

Decidimos reunir algunas de las locaciones memorables de Bogotá en el cine en este mapa interactivo. ¿Crees que se nos escapa alguna importante?

Llega de nuevo a la pantalla de Señal Colombia la cinta mexicana 'La jaula de oro', filme dirigido por Diego Quemada-Díez quien, a través de una historia impactante, nos cuenta una emotiva y dura realidad sobre la inmigración y la desesperanza.

Cuando de cine se trata, Quentin Tarantino es un nombre recurrente, de peso, de influencia y de culto, que ha dejado en su trayectoria un sello especial como director, guionista, productor e incluso actor, siendo uno de los talentos más brillantes que parió la industria fílmica norteamericana en la era de los 90. Y todo esto viniendo de un tipo sin estudios audiovisuales.

Todo el tiempo recibimos a través de redes sociales mensajes de nuestros televidentes pidiendo más animé y sobre todo más animé de Studio Ghibli en nuestra pantalla. Como te queremos tanto y nos encanta darte gusto te contamos que este mes de mayo tendremos grandes estrenos que te harán más feliz que la lluvia a Totoro.

 

Dicen por ahí que en muchas ocasiones las familias se reunen solo cuando hay un matrimonio, un entierro o una emergencia. Pero esos encuentros espaciados no siempre resultan bien, momentos incómodos, miradas cómplices, molestias guardadas, el chisme, la crítica, la envidia e incluso los celos son elementos en común para esos sujetos que deben volver a verse las caras después de mucho tiempo.

Por: Paola Arcila

El cine nórdico abarca los países escandinavos, es decir Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia, territorios que tienen mucho en común en cuanto a forma de vida, historia y estructura social y, sin duda alguna, la forma de vivir y hacer cine.

Páginas