Studio Ghibli para todos: 5 razones para ver sus películas

Por Gabriel González Rodríguez

El nombre de Hayao Miyazaki es más que conocido por los fanáticos del cine de animación. Su obra es un referente obligado para cinéfilos y aprendices de cine por igual, pues son tantas las lecciones que ha dado a través de sus películas, que el conjunto de su trabajo es como una enciclopedia para los que quieren saber más de cine.

Sábados animados

7 de enero 11:30 p.m. → 'Mi vecino Totoro'

14 de enero 11:30 p.m. → 'Kiki, la hechicera'

21 de enero 10:00 p.m. → 'Nausicaä del Valle del Viento'

28 de enero 10:00 p.m. → 'El castillo vagabundo'

Pero las películas que Miyazaki ha dirigido y producido a través del sello del Studio Ghibli no son solo para gente especializada, sus historias son para todos, y aquí hay cinco razones para que veamos sus películas.

1. Son historias universales: La visión mágica de las películas del Studio Ghibli es garantía no solo de calidad, sino de estar frente a historias que tienen algo por decirnos frente al mundo. Así, temas como la relación de las personas con el medio ambiente o la fortaleza de las mujeres para cambiar el mundo, son fundamentales y constantes en estas películas, y aunque veamos personajes que a veces pueden parecer muy lejanos a la realidad o ajenos a nuestra cultura, siempre podemos aprender algo o pensar con respecto al mundo en el que vivimos viendo sus películas.

2. Son para niños y adultos por igual: El hecho de que las películas del Studio Ghibli estén construidas a partir de temas y visiones complejas sobre el entorno de sus creadores, su tratamiento de la realidad y sus personajes, basados en una perspectiva fantástica, se conectan por igual con adultos y niños. Para unos, por la lectura que se hace de los conflictos más básicos que enfrentamos al vivir todos los días, y para otros, por la riqueza visual que logra, fundamentalmente, con la visión de la animación como una forma de arte y de conectarse con los espectadores, con una manera muy llamativa de representar a sus personajes.

3. Son historias de gran riqueza cultural: Desde su idioma hasta su representación visual, las películas del Studio Ghibli son el testimonio de una cultura milenaria, rica e inspiradora, y por eso son una oportunidad para que conozcamos una nueva visión sobre el mundo. Nunca está de más saber cómo se ven las cosas desde una nueva perspectiva, y estas películas son una oportunidad para ampliar nuestros horizontes.

4. Son experiencias cinematográficas únicas: Consciente o inconscientemente, cada vez que vemos una película nos dejamos llevar por sus imágenes y sonidos. Las formas, colores, luces, sombras, ambientes y música de las películas del Studio Ghibli son tan diversas y encantadoras, que construyen toda una experiencia para nuestros sentidos, una manera de entender y sentir el gran potencial que tiene el cine no solo como arte, sino como experiencia personal.

5. Son emocionantes y conmovedoras por igual: Por todo lo que hemos dicho, y sobre todo por la manera como estas películas nos cuentan historias humanas y muy cercanas para todos, las obras del Studio Ghibli no solo nos van a motivar para pensar, sino también a sentir con lo que nos cuentan. Preocuparnos por sus personajes y seguir sus peripecias hasta el final, disfrutar de cada escena y lo que significa dentro y fuera de la película, conmovernos con sus diálogos y sus momentos, todo eso y más puede estar al alcance nuestro con una película de Hayao Miyazaki y sus amigos.

Más información

'El viaje de Chihiro', una joya del cine animado

El realismo y la magia de 'La colina de las amapolas'

‘El castillo vagabundo’, una aventura de proporciones épicas

Comentarios 

El mundo se divide en dos grupos: los que asisten felices, tararean y hasta bailan sentados a la proyección de un musical y los que solo bajo el yugo de la amistad o el amor se someten a lo que para ellos es una tortura sonora interminable. Los musicales despiertan amores y odios, y esa es una verdad absoluta. No hay aguas tibias, términos intermedios, pero, ¿por qué?, ¿Por qué no podemos estar en un punto neutral frente a estas películas?, ¿Qué es lo que genera esa brecha que parece ser más grande que la existente entre los amantes de Star Wars y Star Trek?, trataremos de dilucidarlo.

Dicen por ahí que en muchas ocasiones las familias se reunen solo cuando hay un matrimonio o un entierro. Pero esos encuentros espaciados no siempre resultan bien, momentos incómodos, miradas cómplices, molestias guardadas, el chisme, la crítica, la envidia e incluso los celos son elementos en común para esos sujetos que deben volver a verse las caras después de mucho tiempo.

Por: Gabriel González Rodríguez

Curador de Cine Señal Colombia

No son pocas las películas en las que el espectador se descubre tomando partido por “los malos del paseo” y aunque esto le pueda generar una confusión moral, no debería sentirse mal , pues bien sea un supervillano o un genio loco que lo sorprenda, hay razones de fondo para que esto suceda.

Corre el año de 1964 y soplan vientos de cambio en una fría escuela del Bronx en Nueva York, allí los estudiantes se debaten entre las incertidumbres que trae la juventud y la disciplina impuesta por la directora del claustro. Una historia en donde la confusión, la desconfianza y la controversia son el estandarte de una sociedad tan calumniosa como prejuiciosa.

Una de las referencias obvias al hablar de cine colombiano es Carlos Mayolo, un hombre que dejó un huella indeleble en lo que tiene que ver con la producción cinematográfica nacional. Su estilo de contar historias y su muy particular proceso creativo lo han convertido en un director de culto y un referente para las nuevas generaciones de realizadores.

En estos días que recordamos el nacimiento de Carlos Mayolo decidimos hablar con algunos de sus amigos más cercanos, como Luis Ospina, director, montajista, guionista y productor de cine colombiano; Néstor Oliverosrealizador de cine y televisión, tolimense y documentalista; y Eduardo Carvajal, fotógrafo que ha registrado con su lente los rodajes de varias películas del cine colombiano y quien además ha registrado con sus imágenes a los personajes que giran en torno del denomin


Prepara lápiz y papel o guarda en tus favoritos la programación de febrero para 'En cine nos vemos'

El documental 'Paciente', coproducción entre Señal Colombia y Gusano Films, dirigido por Jorge Caballero, llega a nuestra pantalla para retratar la inclemencia del sistema de salud colombiano que obliga a los usuarios a enfrentar absurdos obstáculos burocráticos para acceder a sus servicios.

Páginas