15 anécdotas que ignorabas de Fernando Gaviria

Conoce 15 datos curiosos sobre Fernando Gaviria, corredor antioqueño de 22 años cuyo futuro ilusiona a los amantes de la velocidad:   

 1. Fernando Gaviria perdió educación física cuando cursaba el décimo grado en el colegio La Paz, de La Ceja, Antioquia.

2. El primer deporte que practicó con juicio fue el patinaje, al igual que su hermana Juliana. Pero en 2008 se dedicó de lleno al ciclismo.

3. Su hermana Juliana ha sido campeona en Copas del Mundo en ciclismo de pista, pero detesta la ruta. Su cuñado es Fabián Puerta, uno de los mejores pisteros de país.

4. José Hernando, su papá, fue ciclista de ruta y participó en el Clásico RCN, la Clásica de Antioquia e Itagüí. Su padre también era buen embalador como él.

5. Cuando Fernando era niño y acompañaba a su padre a las competencias, le decía que quería ser ciclista. “Papi, quiero ganarme un Tour de Francia”, aseguraba.

6. Fernando regañaba a su papá cuando competía. “Papi, ¿qué pasó? ¿Por qué se quedó?”, preguntaba. “Mijo, no daba más. Pero usted cuando sea ciclista no puede hacer lo mismo”.

7. La primera vez que se montó en una bicicleta sin ruedas auxiliares (una de color y llantas blancas), Fernando se sostuvo sin caerse hasta el final de la cuadra. ¡Tenía tres años!

8. Le gustaba ver el Giro de Italia, el Tour de Francia y la Vuelta a España. Y sus ídolos siempre fueron Lance Armstrong, Alberto Contador y uno en particular por sus dotes de embalador: Mark Cavendish. Y ya lo superó dos veces en el Tour de San Luis en 2015 y en el ómnium en el Mundial de Londres.

9. Una tarde volviendo del colegio en bicicleta, la lluvia tapó un hueco, la llanta se hundió y al caer, perdió un diente.

10. Le encantaba saltar aceras por su barrio, Villa Laura, pero era tan temerario, que lograba romper tenedores y deformar rines. Le gustaba montar en charcos y pantanos.

11. Su papá fue su entrenador pero también su profesor de educación física en el colegio. Fernando practicó baloncesto, voleibol, microfútbol y atletismo. Pero solo el ciclismo lo apasionó.  

12. Su mamá, María del Carmen Rendón, fue basquetbolista aficionada y ahora es profesora de primaria en la escuela de la vereda San Miguel (a 6km de La Ceja).

13. Sus padres fueron llamados varias veces a coordinación de su colegio porque era muy inquieto. Y además aceptaba sus travesuras. “Fui yo profesor. Yo tengo los pantalones para aceptarlo”, respondía con desparpajo.

14. “El niño”, le dice su madre. “El Care-mico”, lo llama su padre. Ambos apodos son de cariño.

15. John Jaime González, uno de sus entrenadores, asegura que Fernando no tiene techo. “Que a nadie le sorprenda que pelee por un Tour de Francia en un futuro”.