La mejor arquera colombiana también quiere ser una destacada oncóloga

Sara López no solo es la mejor arquera del país. Combina la actividad deportiva con la medicina. La risaraldense habló con Señal Colombia Deportes y nos contó su sueño de convertirse en la mejor oncóloga del país.

¿Por qué medicina?

Siempre desde niña he querido ser una herramienta de Dios para salvar a la gente. Quiero trabajar en la rama del cáncer y hacerlos una prioridad. Deseo ser una de las mejores oncólogas del país.

¿Como mezcla dos actividades tan absorbentes?

Yo tengo el ipad lleno de cosas, tiene como 40 libros. Leo en los aviones, en los aeropuertos, en los hoteles. Mando los trabajos por internet y mis compañeros me colaboran mucho. Por lo general, yo hago un semestre en un año, en 2014 hice dos, como todos. Y por eso fue dificilísimo. Tuve mucho estrés en los Juegos Centroamericanos en Veracruz porque estaba en finales, pero logré salir adelante en ambas. Allá gané un oro y dos platas.

¿Pero cómo resolvió lo del equipo dañado en 2014?

Normalmente, todos tienen dos arcos, pero yo esa vez pude llevar uno por el pesaje de la maleta. Estaba lloviendo mucho, tanto que por donde yo apunto se mojó y había como una carpa al lado para que no se mojara más y con el calor se empañó y cuando abrí el arco no veía nada. Pero mi compañera Alejandra Usquiano justo había salido de competir. Se dio cuenta de todo y como uno no puede parar la competencia, corrió para darme el de ella. Se puso en mis zapatos y triunfé.

¿Cómo pudo aislar la presión?

En la selección me colaboran muchísimo. Somos muy unidos, nos relajamos. Yo me la pasé muy estresada en México, pero ellos me sacaban de eso, me llevaban a comer helado, escuchábamos música, me distraían. Y apenas me monté al avión de regreso, me puse a hacer trabajos de una. Esa noche no dormí y al otro día llegué a presentar un examen a las 8:00 a.m. Fue duro, pero pasé el semestre con muy buenas notas.

¿Un deseo para finalizar el año?

Poder seguir disparando por muchos años. Y buenas notas en la universidad. Para mí y para mi hermano, que al igual que yo compite y estudia medicina.

También puedes leer: “Se siente bien disparar un arma sin hacer daño": Alejandra Usquiano