¿Qué tanto conoces tu bicicleta de ruta?

Biela: Elementos de hasta 17.5cm que unen el eje del pedalier y los pedales. Se encargan de transmitir la fuerza de los pedales a los platos, que se asientan sobre la biela derecha. Es decir: transforma un movimiento alternativo en un movimiento de rotación, y viceversa. El celerífero (1790) y la draisiana (1817) no contaban con este sistema sino con propulsión por piernas. La primera evidencia de manivelas en las bicicletas data del siguiente siglo con el velocípedo (1838).

Chasis: En forma de rombo, diamante o doble triángulo y antes de cuadro. Es en donde se fijan los otros componentes. Se le llama también cuadro porque esa era la forma antiguamente, cuando se fabricaban de hierro o acero. Hoy en día pueden ser de aluminio, titanio y fibra de carbono. El chasis de una bici tiene tubos horizontal, vertical y diagonal, vainas, tirantes y pipa de dirección.

Sillín: Delgados, duros y ligeros para reducir el peso. De cuero o plástico. Aún se siguen usando, a nivel amateur, los sillines de cuero creados hace dos siglos. Son más pesados, pero también cómodos, higiénicos y duraderos. Los sillines para mujer son por lo general más anchos que los de hombre, ya que las mujeres tienen los huesos pélvicos más grandes.

Frenos: Existen de disco y de rin. Unas pastillas los detienen mecánicamente. En 1885, John Kemp Starley crea la bicicleta de seguridad, con la rueda delantera más pequeña, cadena y frenos con accionamiento manual, como hoy en día.

Horquilla: Elemento de unión entre el chasis y la rueda delantera. La rueda se asienta en la horquilla apoyándose en las "punteras", que suelen ser metálicas. En la parte superior, se instalan los puentes de freno.

Manillar: Conocido en otros países como manubrio. Hay nueve tipos de manillar: plano, dos alturas, bigote, flat, curvo, cuernos de toro, paloma, pista y ruta, la más utilizada por los corredores del World Tour. En contrarrelojes, se usan manubrios con bases en el centro para que el cuerpo se incline y se pueda generar más velocidad.

Pedales: Antes eran de madera y hierro. Ahora de fibra de carbón. Un herrero escocés, en 1839, Kirkpatrick Macmillan, construyó la primera bicicleta a pedales. La usó para realizar un viaje de ida y vuelta hasta Glasgow de 226 km y alcanzó una velocidad media de 13 km/h.

Piñones o Casette: Instalado en la rueda trasera. Por esta circula la cadena, provocando su giro. Pueden llevar 8, 9, 10 y hasta 11 piñones. Los piñones están "dentados" y el número de dientes puede variar desde los 10 hasta los 29.

Plato o estrella: Situados en la biela derecha. Actúan sobre la cadena. Con el fin de transmitir la fuerza de los pedales a través de las bielas. Los platos están dentados, y el número de dientes está entre 50 y 54 para el grande, y entre 34 y 42 para el pequeño.

Puños: Antideslizantes y absorbentes de golpes para evitar lesiones. Son fabricados con materiales blandos como plásticos, caucho, corcho o sintéticos, y cuando llueve se pueden utilizar cuernos de manillar que se atornillan a cada uno de los extremos. Junto con las ruedas, los puños son los que más se desgastan, por lo que es preferible comprar con frecuencia cinta de manillar para envolver los puños en lugar de sustituirlos.

Ruedas: Compuesta de una cubierta de caucho. Lo que más se desgasta. En su interior va una cámara (también de caucho), una llanta (aro generalmente metálico sobre el que se monta la cubierta), un buje central y los radios que conectan ambos. A principios de los años 70 del pasado siglo, el velocípedo se había convertido en un alto biciclo, con una rueda delantera casi tan alta como un hombre. El mayor inconveniente estaba en la falta de estabilidad cuando la rueda tropezaba con un pequeño obstáculo.

Tija: Ajusta la altura y la posición hacia delante o atrás del sillín. El tubo está unido al asiento gracias a un mecanismo llamado cierre de sillín, que engancha los railes. Los diámetros suelen ir desde los 21.15 mm hasta los 31.8 mm. Según los estudios biomecánicos, la altura correcta de la tija es el 88% de la longitud que hay desde la entrepierna hasta el piso.

Bujes: En los aviones sujeta las aspas y en los ventiladores las palas. En las bicicletas donde se enclavan los rayos de las ruedas. El buje trasero tiene dos lados: el del disco de frenos y el del núcleo donde va acomplado el cassette de piñones. En Latinoamérica, el buje también es conocido como maza o bocina.

Descarrilador: elemento que ayuda a cambiar la relación plato-piñón. Se controla con los cambios que se ubican en el manillar. El descarrilador, o también llamado desviador, se ubica en el piñón y ayuda a mover la cadena entre las coronas y mantener su tensión. Algunas bicicletas utilizan descarrilador delantero, o cerca del plato, para mover la cadena de lado a lado entre los platos delanteros.