Hamam, el baño turco

Un italiano recibe en herencia un viejo baño turco (un hamam), situado en Estambul. La propietaria era una tía suya que había emigrado a Turquía muchos años antes. El hombre se traslada a Estambul con la intención de arreglar los papeles y vender el inmueble lo antes posible. 

Páginas

Aventuras con los Kratt

Los hermanos Chris y Martin Kratt se convierten en versiones animadas de ellos mismos y la aventura comienza. Ellos empr ...

Asquerosamente rico

¿Qué tal si te comes unas arañas peludas?, no te asustes, esta es la nueva y divertida forma en que el chef Giovanni, ...

Más adelante