Los de siempre

El policlínico está lleno de ancianos de 70 años pero no van a una consulta. El lugar les permite ensayar en un coro que los une y motiva en los que no parecen ser sus últimos años de vida. Un relato hermoso de la juventud y las ganas de vivir que trae la edad para algunos.

Páginas