Alí Humar nos cuenta los secretos de 'Los cuervos'

Después de 33 años llega de nuevo a la televisión colombiana, y directamente a nuestra pantalla, la exitosa serie de suspenso 'Los cuervos'. En nuestra franja 'Series para recordar' puedes disfrutar cada minuto de esta gran producción que contó con la dirección general de Alí Humar, el libreto original de Julio Jiménez y los papeles protagónicos representados por Armando Gutiérrez, Celmira Luzardo, Teresa Gutiérrez, Delfina Guido y Consuelo Luzardo.

Los Cuervos

Lunes a viernes - 9:30 p.m.

En aquella época, en la pantalla nacional, se presentaban mayoritariamente novelas costumbristas, sin embargo, con la llegada de 'Los cuervos' con la historia siniestra de la familia Olmedo, que se transmitió entre el 29 de octubre de 1984 y el 15 de diciembre de 1986, la estructura cambió, marcando un antes y un después no solo en las producciones colombianas sino en el gusto de los televidentes.

Para rememorar ésa grande producción hablamos con su director Alí Humar quien evocó los mejores momentos de la serie y nos contó algunos detalles y secretos que incluso hoy nos siguen sorprendiendo.

No te pierdas: 'Los cuervos', una joya de la tv nacional llega a nuestra pantalla

Lunes a viernes

9:30 p. m. → 'Los cuervos'

Señal Colombia:  ¿Cómo nació la idea de 'Los cuervos'?

Alí Humar: 'Los Cuervos' nace de la mente " truculenta" en el buen sentido de la palabra, de Julio Jiménez. Julio venía trabajando el suspenso desde hacía tiempo y al encargarlo del horario estelar de los martes a las 8:00 p. m. sacó de su gaveta la historia de las hermanas Olmedo, las que muy probablemente, representaban unas tías del libretista en algunos aspectos, según declaró él mismo en alguna ocasión. Presentó la idea ante las directivas de RTI y le fue aceptada de inmediato.

 

SC: Indudablemente, 'Los cuervos' es una joya de la pantalla colombiana que creó un antes y un después por ser una de las primeras series de suspenso en nuestra pantalla. Usted como director que vivió paso a paso su creación y crecimiento ¿cuál cree que fue el secreto de ese éxito rotundo que tuvo la producción?

AH: Hay dos grandes secretos en 'Los Cuervos': el primero, la historia. Era difícil aceptar una historia en que no hubiera amor. Y precisamente ése factor fue lo que la hizo tan sui generis, mire que en los 45 primeros capítulos no hubo siquiera un beso.

Y el segundo aspecto fue el de la realización. Con Mauricio Bermúdez, el director de cámaras, apostamos a hacer una producción un poco más cinematográfica a la que estabamos acostumbrados en Colombia.

Le doy un ejemplo: el libreto decía que Fausto salía de la casa, se montaba en el carro y arrancaba veloz. Lo que se hacía normalmente en esa época, era poner una cámara frente a la casa, ver salir a Fausto, montarse en el carro y arrancar veloz. Y punto. Eso era lo que decía el libreto y eso era lo que se mostraba.

Nuestro aporte estuvo en que además de ese plano general donde veíamos a Fausto salir de la casa y salir veloz en el carro, le agregamos algunos planos extras, como ver la mano cuando inserta la llave para encender el vehículo y ver luego en un primer plano el rechinar de la llanta en la gravilla al arrancar.... y planitos así. De modo que cuando el televidente veía la escena, sentía como si estuviera viendo una película gringa.

 

SC: Con respecto al género de suspenso ¿qué cree que pasó con su desarrollo en Colombia?

AH: En cuanto a qué pasó con el suspenso en Colombia, pienso que para tratar ése tema se requiere el formato de serie, no de telenovela. En una serie suceden muchas cosas en cada capítulo y la gente espera ansiosa el siguiente episodio para ver su desarrollo. 

En la telenovela, por ser diaria, es muy poco lo que sucede en cada emisión y el mayor tiempo se va en escenas de relleno. Al concluir el capítulo si usted analiza, no pasó casi nada nuevo, ésa es la gran diferencia con la serie. 

Lo que sucede es que según los expertos en mercadeo, ese formato no resulta rentable porque durante los 6 o 7 días que el televidente debe esperar para ver el siguiente capítulo, el enfrentado puede llevarse la audiencia.

 

SC: ¿Por qué cree usted que si en Colombia 'Los cuervos' tuvo un éxito rotundo, en la versión mexicana llamada 'La casa del naranjo' no tuvo tanta aceptación?

AH: El que la versión mexicana de 'Los Cuervos' no haya funcionado en México con el mismo éxito, no fue un fenómeno nuevo y no lo es ahora. Tal vez uno de los pocos casos en que la versión colombiana y la mexicana funcionaron bien fue con Señora Isabel, que allá se llamó 'Mirada de mujer', aunque nunca tuvo la aceptación arrolladora que tuvo la versión colombiana. Lo mismo ocurre con esas series o novelas que se hacen en otros países y luego tratamos de copiarlas exactamente igual en Colombia. Miren el caso de Breaking bad o de Revenge.

 

SC: En su momento se crearon muchos mitos frente al desarrollo de la serie, mitos que incluían eventos que podían erizar la piel y que realmente daban miedo. ¿Cuál recuerda usted?

AH: Julio Jiménez era un conocedor profundo de la psicología del televidente. En alguna ocasión, muy al principio de la serie, hubo un asesinato en el hogar geriátrico que funcionaba en Casaloma. Para crear un mayor suspenso, el cuchillo homicida fue encontrado en la buhardilla de Fausto, poniéndolo como principal sospechoso del crimen.

Fausto es inclusive encarcelado por algunos capítulos pero cuando ya va a ser condenado, alguien aparece milagrosamente y confiesa que él ha sido el homicida. Cuando yo leí ese capítulo, le pregunté a Julio por qué entonces habia aparecido el cuchillo asesino en la buhardilla de Fausto, él me respondió: lo del cuchillo pasó hace 6 semanas. ¿Usted cree que hay alguien que se acuerde de eso? La gente está feliz de ver que Fausto es inocente, eso es lo que hay que mostrarles.

 

SC: Ahora, no solo hubo detalles escabrosos, también hubo cosas particulares o que llamaban la atención como el gran reparto que se tenía, la actuación de Pilar Castaño como invitada en un capítulo o la compleja participación del reconocido actor Guillermo Capetillo. ¿Le gustaría recordarnos alguna de estas anécdotas?

AH: Eso de tener como actriz invitada por un capítulo a un personaje como Pilar Castaño, surgió de que yo veía que en algunas series gringas cuando eran muy exitosas, llevaban como invitados a grandes figuras de la vida nacional. Podía ser Mohamed Ali o un político famoso y lo ponían en una o dos escenitas. Eso enloquecía a la gente y yo traté de hacer lo mismo. Hubo una fiesta en Casa Loma para anunciar el compromiso entre Sara Olmedo (Teresa Gutierrez) y Asdrubal Valente (Julio Medina) y para esa fiesta invité a algunos amigos míos. Si ahora ven que la serie se está pasando nuevamente, van a poder encontrar a Juan Gossain, Julio Sánchez Cristo o Yamid Amat entre los invitados.

También puedes ver a continuación: 'Con el sello de Julio Jiménez' en Todo lo que vimos