La TV criolla según sus protagonistas: Los que se fueron

¿Cómo habría sido la televisión colombiana sin los personajes de Carlos Muñoz?, ¿qué hubiera sido de los fines de semana sin ‘El mundo al vuelo’ con Héctor Mora?, ¿Hubiera evolucionado la comedia en la televisión si Pepe Sánchez no hubiera creado “Don Chinche”?, ¿Qué habría sido de nuestro cine sin los papeles definitivos que nos regaló Frank Ramírez?

Estudio 5

Disponible en RTVCPlay.

Estos cuatro personajes fueron tan relevantes como geniales y entre sus vidas podría resumirse, de buena forma, la historia misma de la televisión nacional. Varios de ellos vinculados desde la edad temprana de la teledifusión en el país fueron compañeros indirectos de la vida de muchos colombianos que crecieron viéndolos y disfrutando su talento.

A propósito del estreno de Estudio 5, la primera producción de RTVCPlay, nuestra plataforma on demand, quisimos rescatar algunas anécdotas de estos 4 genios que ya no están con nosotros para antojarte de disfrutar de sus testimonios completos en esta gran producción que te invita a participar como testigo privilegiado de las charlas más auténticas y honestas que podrás ver sobre la historia de nuestra televisión.

Estos son los recuerdos que nos dejaron:

Frank Ramírez

Frank Ramírez

La primera gran estrella internacional de la televisión nacional. Se formó como actor en el legendario ‘Actor’s Studio’ de Nueva York y llegó a actuar en series y películas estadounidenses como ‘Barnaby Jones’, ‘Lou Grant’ y ‘Riptide’.

Decidió regresarse a Colombia y aquí realizó joyas como las películas ‘Técnicas de duelo:una cuestión de honor’, ‘Cóndores no entierran todos los días’ y ‘La estrategia del caracol’, además de series como ‘El gallo de oro’, ‘La vorágine’, ‘Perro amor’ o ‘La saga: negocio de familia’.

Frank regresó a Colombia de los Estados Unidos para protagonizar ‘La Mala Hora’, un seriado basado en la novela homónima de García Márquez, la novela enfrentó varios problemas e intentó ser censurada aquí, pero encontró su tierra prometida en el exterior.

Al respecto recuerda Frank que “A Cuba se la regalaron (la serie de ‘La mala hora’) y entonces cada vez que falla el comandante o el que sea o algo no… Ponen La Mala Hora otra vez. El pueblo cubano ya: “otra vez esa vaina, no joda”. 

La anécdota: Aprendiendo a los golpes... ajenos

Frank decía que no veía nada de lo que hacía por una sencilla razón: “es mío mientras yo lo hago”, explicaba que después por la edición, la producción y demás, dejaba de ser suyo y lo explicaba con una anécdota muy curiosa,

“Estaba en los Estados Unidos haciendo una película de guerra donde salía yo con un compañero en medio de un tiroteo así todo feroz, bombas explotaba y tiros y qué se yo. Y hablábamos a los gritos: que sí, que cuando lleguemos allá los matamos o nos matan. Y ya viendo los roches al otro día, el director me dice: “bueno, ¿cuál te gusta?” y yo dije: “Pues, a mi me gusta la número uno”, el tipo dijo: “¿de verdad?”” en ese momento el director pidió que la rodarán otra vez. “- ¿Todavía te sigue gustando? -, - si. Está cheverísima y todo -. Yo no me había dado cuenta y el compañero con el que yo iba corriendo, se había caído en el cráter de una bomba, levantó las paticas y hasta ahí llegó el diálogo. Yo ni me di cuenta que el tipo se había caído, yo esta era pendiente de mí. Me la volvieron a poner (la escena): - ¿todavía quiere que sea la número uno? -, - mmmm, no, dejemos así, escoja usted esa vaina y dejémoslo hasta ahí –“

Aquí tienes todo el capítulo de Frank para que conozcas más de lo que hizo en la t.v. y otras anécdotas:

 

 

 

Carlos Muñoz

Carlos Muñoz

El actor del siglo XX. Así lo denominaron los medios colombianos. Este santandereano estuvo vinculado a los medios desde su infancia en las radionovelas y fue una de las primeras figuras en aparecer en la televisión cuando esta llegó al país en 1954.

Una de sus producciones más recordadas fue ‘San Tropel’, donde encarno al recordado padre Pío Quinto Quintero. Recibió cuatro galardones en los premios India Catalina a lo largo de su vida: tres como mejor actor por las producciones ‘Pero sigo siendo el rey’, ‘San Tropel’ y ‘La fuerza del poder’ y un Premio Víctor Nieto a toda una vida.

La anécdota: ¿Telenovelas?, ¿yo?

Aún cuando su nombre parece estar ligado a las telenovelas, hubo un tiempo en que Carlos Muñoz jamás contempló trabajar este género. Su carrera, que empezó en el radioteatro, continúo con la llegada de la televisión, haciendo producciones de teatro para televisión y adaptaciones de grandes títulos clásicos. Dice Carlos que en aquel entonces se hacía “Pura televisión cultural. Por aquella época la telenovela era una cosa complicada, difícil. Era lo que venía de México, era lo que llamaban un género meno, un género lacrimoso. Entonces, cuando (no a los 10 años de inaugurada la televisión, sino casi a los 20) ya empezaba tímidamente la programación a dejar de ser cultural y empezaba a volverse más comercial – porque el Estado no podía mantener toda la vida a un costo elevadísimo puros conciertos y grandes compañías de ballet y teatro y tal – se empezó a hablar de telenovelas y el día que a mí me propusieron trabajar en una telenovela, casi me da síncope. Yo me ofendí, ¿cómo?, ¿a mí?, ¿un actor que viene de hacer el gran teatro del mundo, las tragedias griegas, me ofrecen una telenovela? … con el tiempo me di cuenta que, o entraba dentro de la onda o me tenía que retirar de la televisión. Me acuerdo mucho que la primera telenovela que yo hice después de estudiarlo mucho se llamaba ‘El otro’ pero hasta ahí me acuerdo, no se de quién era, ni nada”.

A continuación te dejamos el capítulo completo de Carlos Muñoz en Estudio 5 para que conozcas más sobre este ícono de nuestra televisión y sus anécdotas:

 

 

Héctor Mora

Héctor Mora

De la mano de este periodista, semana a semana desde finales de los 70, los colombianos tuvieron la oportunidad recorrer miles de lugares del mundo a través de producciones que se convirtieron íconos de la televisión colombiana.

Programas como ‘Pasaporte al mundo’, ‘Cámara viajera’, ‘Así es el mundo’ y ‘Pasaporte al mundo’ en los que recorrió más de cien países en un total de 1.240 documentales que el mismo Mora se encargaba de escribir, editar y musicalizar, le sirvieron a los colombianos para soñar con destinos tan exóticos como Tailandia o tan divertidos como Las Vegas, en Estados Unidos.

La anécdota: créditos

Los créditos son ese recurso gráfico que le permiten al espectador saber quién está hablando y desde dónde se está transmitiendo. Actualmente estas graficaciones se hacen gracias a los computadores, pero Héctor recordaba que en otras épocas las cosas eran muy diferentes:

“Tú no podías resetear, ni tenías el chorro de caracteres o la cantidad de créditos que iban apareciendo. Nada de eso. Había que tumbarlos uno por uno. Esa era la importancia, por ejemplo, en los programas que se hacían en estudio, de los coordinadores de piso: era el que estaba muy entrenado en quitar ligero el cartón para que apareciera el nombre. Eso ha evolucionado totalmente” contaba.

Así mismo, otros recursos como el teleprompter, tampoco estuvieron al servicio del reportero turístico más relevante del país. “Teníamos que memorizarlo todo o debía tener uno la capacidad de inventar frente a la cámara, pero que le dijeran a uno: aquí está el telemprompter, ¡uno no sabía ni qué era eso!, jamás en mi vida he visto un teleprompter”, recordaba.

Mira el capítulo completo de Estudio 5 con Héctor Mora y conoce más historias del gran viajero de la pantalla chica colombiana:

 

Pepe Sánchez

Pepe Sánchez

Actor, libretista y director, considerado uno de los nombres más importantes en la historia de la televisión colombiana. Su figura aparece desde los inicios de la televisión actuando en producciones como ‘Yo y tú’ y dirigiendo otros grandes títulos del catálogo histórico de la pantalla nacional como ‘Romeo y Buseta’, ‘Café, con aroma de mujer’, ‘La madre’, ‘Las juanas’ y ‘Guajira’, entre muchos otros.

Sánchez escribió y dirigió una de las series más importantes en la historia de nuestra televisión, calificada por los premios India Catalina en el 2000 como la Mejor serie del siglo XX: Don Chinche. Esta producción, que estuvo al aire entre 1982 y 1989,    partió la historia de las producciones colombianas, al ser la primera que sacaba las series a la calle. Ese tipo de innovaciones le valieron a Pepe para ser calificado, también por la organización de los India Catalina, como el “Director del siglo”.

 

La anécdota: grabar ‘Café’ sin café

Si bien ‘Don Chinche’ fue quizá la obra máxima de Pepe Sánchez, su gran éxito internacional obedeció a la dirección de ‘Café, con aroma de mujer’, novela que, según el propio Sánchez, tuvo el suceso que tuvo gracias a que rompió los paradigmas de lo que se venía haciendo y a que, desde la dirección, se contempló con un estilo más cinematográfico que de telenovela.

Sin embargo, a pesar de las grandes técnicas de producción, sucedió algo con lo que no contaron. En palabras de Pepe: “Una cosa curiosa: cada que llegábamos a la zona, acababan de recoger la cosecha, entonces nos costaba un trabajo encontrar unas manos recogiendo café. Un día encontramos una rama, una cosita ahí y esa la usábamos siempre, porque nunca había una pepa roja, siempre acababan de recoger la cosecha. Era un lío para grabar cosas de la recolección. Llegábamos en la época que no era”.

Si quieres conocer más historias de este gran actor y director, no dejes de ver su capítulo completo en Estudio 5, a continuación: