Los nuevos pasos de la cumbia

Por: Luis Daniel Vega, director de Señal Cumbia de Radio Nacional.

Aunque no tenemos certeza histórica de los orígenes de la cumbia, una suerte de intuición heredada nos ha dicho que surgió en algún lugar del Caribe colombiano. Mientras unos dicen que nació en la región de la llamada Depresión Momposina –que comprende míticas ciudades y pueblos cumbieros como Mompox, El Banco, Chimichagua y Tamalameque- otros afirman que su cuna es Cartagena de Indias. Lo único cierto es que la cumbia es un ritmo que ha sufrido transformaciones insospechadas no solo en Colombia sino en países como Argentina, Perú y México, donde, por muy descabellado que nos parezca, reclaman su génesis.

Pasos de cumbia

Lunes a domingo - 8:00 p. m.

Desde la Patagonia hasta los Estados Unidos, con la única excepción en Brasil, la cumbia se ha arraigado profundamente en América Latina y, a consecuencia de su popularidad, se ha replicado con fuerza en el continente Europeo. Basta con recordar las palabras que Joe Stummer - líder de la banda de punk británica The Clash- utilizó en la presentación de London Calling, el primero de sus programas radiales emitidos por la BBC de Londres, para darnos cuenta del alcance inesperado de la cumbia en el mundo: con el fondo musical de Andrés Landero, el guitarrista sentenció "Agúzate, que si esto no te mueve es porque estás muerto". Y ni que decir frente a Cumbia & Jazz Fusion (1977), esa suerte de suite monumental escrita en el ocaso de su vida por el contrabajista norteamericano Charles Mingus, la enrevesada cumbia lunática de Dick el Demasiado o las intrincadas y extravagantes historias regionales que desde los años cincuenta del siglo pasado se empezaron a escribir en México, Perú y Argentina, tres países hermanos donde la cumbia es un organismo vivo que ha evolucionado en las formas musicales más insospechadas. Tan solo en México –donde, por ejemplo, en la ciudad norteña de Monterey el público devoto se ha autodenominado como “colombiano”- coexisten más de una veintena de subgéneros particulares.

En consonancia con estas mutaciones, la Radio Nacional de Colombia lanzó el 23 de abril de 2016 Señal Cumbia, una emisora digital que pone en la palestra un amplio repertorio cumbiero que rebaza los géneros y el tiempo. Y no se trata solamente de revisar el pasado con filigrana; en dicha labor también resulta importante descubrir los nuevos pasos de la cumbia.

Escucha en vivo los sonidos de Señal Cumbia

Ahora bien, las metamorfosis de la cumbia no son nuevas. Desde que Lucho Bermúdez la introdujo en Argentina en la década de los años cuarenta, Enrique Delgado la juntó con el rock ´n´roll en los sesenta, Afrosound la volvió sicodélica o Luis Carlos Meyer grabó “La cumbia cienaguera” en México por allá en 1950, la cumbia es un organismo vivo que, repetimos, ha echado raíces en casi todos los países del continente americano. En estos días es posible encontrar experimentos con electrónica y jazz que tienen como punto de partida este sencillo ritmo.

Podemos enumerar muchos terrenos de los nuevos pasos de la cumbia en Latinoamérica: experimentos digitales del sello argentino ZZK –con El Remolón, La Yegros, Frikstailers y King Koya a la cabeza-; el revival en onda garage de Sonido Gallo Negro en México; el desenfado punk de Kumbia Queers; la insolencia y el alboroto rumbero de Los Terapeutas del Ritmo, Dengue Dengue Dengue y Bareto en Perú; el increíble mestizaje de la nueva cumbia en Chile –donde grupos como Banda Conmoción, Villa Cariño, Combo Ginebra, La Mano Ajena y Chico Trujillo mezclan cumbia, ska, música balcánica, reggae y bolero-; el desenfado villero o santafesino en Argentina; la vibrante mezcla con hip hop de Toy Selectah en México; la cumbia “cheta” –o “gomela”- en Uruguay representada por bandas como Marama, Rombai o Toco para Vos y, por supuesto, el exuberante abanico de posibilidades que en la actualidad ofrece Colombia.

Y es que en Colombia es posible encontrar rastros de nueva cumbia en el pop edulcorado de Carlos Vives hasta el jazz subversivo de El Ombligo. En medio de estos dos polos, nos topamos con el desmadre electrónico de Cero 39, Dub de Gaita, Quantic, Mitú, Systema Solar, Tricófero de Barro, Pernett, Milmarías, Bomba Estéreo o Frente Cumbiero, como, también, el humor despiadado de Puerto Candelaria, la cumbia jazzera de Metropolizón y Gregorio Uribe, las conexiones entre sonidos modernos y viejos de Carmelo Torres y Los Toscos o La Perla, los sampleos inverosímiles de Romperayo, la alegría punk de la Tromba Bacalao o Papaya Republik, el viaje sicodélico de Espeisbroders o Ghetto Kumbé, y la anarquía tropical de Los Pirañas y Meridian Brothers.

Algo de este panorama continental es lo que nos relata con gracia el músico chileno Cuti Aste, protagonista de los once capítulos que conforman 'Pasos de cumbia', una serie escrita y dirigida por el director italiano Vincenzo Cavallo, quien desde el 2012 comenzó la producción de esta búsqueda por los orígenes, la evolución y la actualidad de la cumbia.

Estrenada en agosto de 2015 y emitida por Señal Colombia, 'Pasos de cumbia' será emitida de nuevo por la televisión local en la espera de que el público colombiano se conecte y goce con un ritmo que no deja de sorprendernos.