Juana, Sebastián, Dana y Nelson, nietos de algunos de los sobrevivientes de la avalancha y que actualmente viven en Armero Guayabal (uno de los municipios que acogió más sobrevivientes), aceptan la

Ver más