¿Ser mamá es solo un acto biológico?


Sebastián Acosta Alzate
21 / 02 / 2019
Fotografía del documental: Amanecer
amanecer
0

 

Las piernas se tensionan y latentes contracciones invaden el cuerpo hasta que el dolor de espalda se apodera de la columna. De repente, la cavidad vaginal se va dilatando y agrandando a diámetros tan dolorosos que apenas alivian cuando se asoma la cabeza de la criatura. Desde el punto de vista científico, sólo este acto de dar a luz significa ser madre. No obstante, a propósito del documental en estreno en marzo, Amanecer, aquí te contamos por qué va más allá de un proceso fisiológico.

 

 

 

 

Para comprender esta visión, te recomendamos ver el documental Amanecer en la pantalla de Señal Colombia, pues se trata de Carmen, una mujer que fue adoptada desde su nacimiento y que durante su infancia siempre lo supo. Aún así, ella amó a su madre adoptiva hasta que murió. Pero después de unos años le dió curiosidad por investigar quién era su madre biológica. 

 

 

Amanecer
Viernes 8, Miércoles 13 y Jueves 28 de marzo a las 7:00 p. m.

 

Según el psicólogo José Luís Pedreira, la adopción hoy genera una serie de paradojas, pues por un lado, hay parejas que "desean la parentalidad y no pueden ejercerla", mientras que también existen parejas con alto potencial de parentalidad y "abandonan los hijos, simplemente no los desean y los maltratan". 

Así es que mientras unos quieren dar amor, otros encuentran excusas y problemas para dejar a su suerte los bebés que vienen al mundo mediante la adopción. 

 

 

Y es que lo único que necesitan estas criaturas es amor sincero y leal independientemente del sexo, tanto así que un estudio hecho por María del Mar González Rodríguez y Francisca López sobre 28 familias homoparentales (papás o mamás del mismo sexo), indicó que "las familias estudiadas parecen poder constituir contextos idóneos para el desarrollo infantil. Al mismo tiempo, los hijos e hijas de estas familias mostraron un desarrollo ajustado, muy similar al de los integrantes de las muestras de hijos con familias heteroparentales". 

 

 

Formas científicas de ser mamá

Hay madres que enviudaron, otras que se separaron de su pareja por malos entendidos y también las que decidieron aplicar a técnicas de reproducción asistida, las cuáles se caracterizan por aplicar técnicas como; inseminación artificial, fecundación invitro, diagnóstico preimplantacional y criopreservación. 

 

 

Hablamos con la ginecóloga Constanza Pardo del hospital San Ignacio de la Universidad Javeriana, quien nos va contar brevemente qué diferencias hay entre cada una de estas técnicas de reproducción asistida.

 

Para Pardo, ser madre va más allá de un acto biológico, de acuerdo con ella "no todo se reduce a reunir un material genético con el óvulo y el espermatozoide para producir un bebé, hay un proceso psicológico de amor, educación y crianza". 

¿Y después del parto, qué?

Como ves, la ciencia ha avanzado tanto, al punto de abrir la oferta para ser madre de una forma u otra. Por ello quisimos superar la visión estrictamente biológica de la maternidad y preguntarle a Alejandra Montes, filósofa de la Universidad Javeriana y partera, sí ser mamá es algo más que un acto biológico. 

Ella nos comento que; "ser madres para muchas mujeres puede pasar por un simple acto biológico, sin embargo la maternidad, o mejor, maternar, es una relación que se tiene con los otros y consigo mismo, no tanto gestar o parir, pues maternar es un acto humano que por esencia es cuidar, por ello los padres también maternan, pues ambos viven toda una experiencia de cuidado".

 

 

También le preguntamos a Carolina Zuluaga, partera urbana con 15 años de experiencia, qué diferencia hay entre parir un niño en el hospital y los distintos métodos de partería para saber cómo es en realidad esa conexión que supera el carácter biológico, para que no nos queden dudas frente a esta postura.

Ella nos aseguró que "la diferencia entre ambos contextos está en que los hospitales se vive un ambiente excesivamente controlado y artificial, con personas que la madre no conoce a su alrededor, como médicos y enfermeros que en su mayoría son practicantes. Lo cual no pasa en casa, pues parir es libre, íntimo, con personas que se conocen y existe un ritual entorno a la pareja y la familia. Es posible beber, comer y escuchar la música que ella desea. No hay protocolos ni tiempos donde se contempla el aislamiento y lo más importante; el primer contacto visual con el bebé".

 

 

En esta misma línea, Montes asegura que los hospitales tienen una mera visión funcional de "sacar, expulsar a un bebé del vientre, es decir solo a parir, mientras que con la partería se tejen los conceptos emocionales y energéticos donde el entorno familiar es fundamental, es decir que parir es solo una parte de lo que significa maternar".

Como ves, ser madre no solo implica parir un bebé, pues aparte de existir muchos métodos para tener un hijo, es el acompañamiento, el cuidado, la crianza y la comprensión familiar hacen que un hijo sienta a su madre mamá, sin importar que lo haya parido o no.