Una revolución llamada Mohamed Alí

Mohamed Alí ganó medalla de oro en los Juegos Olímpicos Roma 1960 y consiguió el título de campeón mundial de los pesos pesados en tres oportunidades. No obstante, el estadounidense no solo dio de qué hablar en el ring sino que también lo hizo fuera de este.

'Muhammed Alí: en sus propias palabras'

28 de agosto; 8:00 p.m. 

Según Jairo Velásquez, editor de potilizen.info, revista especializada en comunicación política, los triunfos culturales construyeron el mito de Mohamed Alí. Esto generó que se creara una figura de un hombre que luchó contra las opresiones y salió adelante en medio de un contexto social en el que las minorías estaban pidiendo que todas las personas, sin importar su color de piel, tuvieran los mismos derechos.

“Alí, no solo fue fundamental en un momento de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, sino también por su posición frente a la discriminación a las personas de color y la sustentación para no ir a la Guerra de Vietnam”, añadió el también catedrático de la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano.

Sobre este tema se enfoca el documental En sus propias palabras: Mohamed Alí, el cual podrás ver este sábado a las 9:00 p.m. por la pantalla de Señal Colombia. Esta pieza visual nos lleva por un recorrido de la vida del deportista nacido en Louisville, Kentucky: su niñez, la era como amateur y su influencia en la política de Estados Unidos.

12 datos sobre Alí

 

A propósito de este grandioso documental, que podrás ver en nuestra pantalla, te invitamos a repasar doce datos, que quizás no conocías, del que es considerado el mejor boxeador de la historia:

  1. Cuando tenía 12 años, a Cassius Clay (su nombre de nacimiento) le robaron su bicicleta cerca al Gimnasio Columbia (ahora parte del campus de la Universidad Spalding). El joven se acercó a dicho lugar, en el cual manifestó que quería vengarse del ladrón. Allí, el policía y entrenador de boxeo Joe Martin le dijo que primero tenía que aprender a boxear para defenderse.
  2. Su primer combate fue en una ronda de aficionados donde, en tres rounds, ganó por decisión dividida sobre otro novato llamado Ronnie O’Keefe
  3. En 1964, el deportista estadounidense se convirtió al Islam y tomó el nombre de Muhammad Ali (Mohamed Alí).
  4. Ese mismo año, The Beatles, la popular banda británica, visitó a Mohamed Ali en su sesión de entrenamiento, días previos a su enfrentamiento con el campeón de los pesos pesados Sonny Liston.
  5. Tres años más tarde, Alí se negó a hacer parte del ejército norteamericano para combatir en la Guerra de Vietnam, por lo que fue sentenciado a cinco años de prisión. Salió libre bajo fianza, pero no pudo boxear durante tres temporadas.
  6. En 1969, durante su pausa en el boxeo, participó en un musical de Broadway, en el que tuvo siete apariciones.
  7. En su autobiografía indicó que había lanzado al Río Ohio la medalla de los Juegos Olímpicos Roma 1960, como forma de protesta por el racismo que existía en su estado. En las justas de Atlanta 1996, el Comité Olímpico Internacional le otorgó una presea de reemplazo por la que había perdido.
  8. La que quizás es su victoria más increíble no sucedió en la vida real. En 1979 en un número especial del comic de Superman, Alí se enfrentó al Hombre de Acero para definir quién tenía el derecho de ser el defensor de la tierra frente a una invasión alienígena. En un reñido combate, el llamado “Campeón del pueblo” destrozó al kriptoniano para después también hacer noquear en el cuadrilatero al invasor extraterrestre. Un logro que ningún otro deportista ha tenido.
  9. En noviembre de 1990, Alí se reunió con el entonces presidente de Irak, Saddam Hussein, para intervenir en la liberación de 15 rehenes norteamericanos. Al mes siguiente sus compatriotas obtuvieron la libertad.
  10. La estrella de Mohamed Alí en el Paseo de la Fama de Hollywood es la única que se encuentra en la pared del teatro Dolby y no en el piso. Él expresó que no quería que nadie pisara su nombre por ser el nombre del profeta máximo del islamismo.
  11. Desde el 2013, en el Centro Muhammad Ali en Louisville, Kentucky, se le rinde honor al boxeador en los llamados ‘Tres días de grandeza’.
  12. Después de su muerte, el 3 de junio de 2016, más de 150 ciclistas se acercaron al antiguo gimnasio de Louisville para corear su nombre.


Alí en frases

Si algo caracterizaba al que hoy es llamado el mejor boxeador de la historia, era su elocuencia para hablar. Sus frases podían generar tanto dolor o incomodidad como uno de sus ganchos de derecha. Rozando siempre el límite de lo políticamente correcto y lo que no debe ser dicho, Alí plantó cara, fuera del ring a cuanto rival tuvo en la arena social y política, dejando frases que hoy son históricas y revelan mucho de su filosofía. Aquí te dejamos algunas:

1. “El boxeo son un montón de hombres blancos mirando a dos hombres negros molerse a golpes”.
2. “Hombre, no tengo ningún problema con el Viet Cong. Ningún vietnamita me llamó nunca negro”.
3. “Puede que no hable inglés al estilo perfecto blanco, pero doy sabiduría”.
4. “Flota como una mariposa, pica como una abeja”.
5. “Tomé la decisión de ser un negro de los que no se dejan atrapar por los blancos.
6. “Él (Dios) me dio la enfermedad de Parkinson para mostrarme que era un hombre como los demás, que tenía debilidades como todo el mundo. Es todo lo que soy: un hombre”.
(Al referirse al Parkinson que padecía).
7. “Como musulmanes tenemos que levantarnos contra aquellos que usan el islam para avanzar en su agenda personal”.
(Una de sus últimas declaraciones fue en contra de Donald Trump y su ofensiva contra el Islam)
8. "Classius Clay es el nombre de un esclavo. No lo escogí. No lo quería. Yo soy Mohammad Ali, un hombre libre".
9. "Yo no divido al mundo entre hombres modestos y arrogantes. Divido al mundo entre los hombres que mienten y los que dicen la verdad"
10. "Servir a otros es el alquiler que se debe pagar por una habitación en la Tierra".