Andi Baiz: “El cine es una obra de carpintería”


Paola Arcila Perdomo
03 / 04 / 2014

Que Andi Baiz está nominado a los Premios Platino del Cine Iberoamericano por 'Roa' y que nos dio cita para una entrevista el lunes 31 de marzo fue la noticia más feliz de mi semana pasada; la mía, pero sobre todo la de Juan (al lado izquierdo de la foto) quien estudió Medios Audiovisuales, vive por el cine y admira al caleño casi como a ningún otro director colombiano.

Estábamos nerviosos como un p...ar de novatos, pero era mucho lo que queríamos preguntarle y la tensión se disipó tan pronto nos ofreció un café expreso, varias sonrisas y su disposición para esta entrevista que cambió nuestra percepción del gran director -y de un hombre tal vez tan oscuro como sus personajes- por la de un admirable amante del cine convencido de que debe verse como un oficio en el que las historias son la materia prima que se transforma y, solo como consecuencia del amor puesto en la obra, se convierte en arte:

Lina Salas (Señal Colombia): ¿Cómo fue la historia con el director francés Raphaël Nadjari y, a propósito de eso, piensas que para los directores es importante tener un buen padrino en su carrera?

Andi Baiz: La historia con Raphaël Nadjari fue que cuando me gradué de la universidad (estudié cine en Nueva York) este director francés – israelí que ya tenía una película en Cannes decidió apadrinar a cuatro directores para desarrollar algunos cortos de horror, básicamente trabajábamos todos los días y digamos que era un trabajo más práctico que teórico, fue un trabajo que nos aterrizó y nos puso los pies en la tierra, donde veíamos el cine más como un oficio que como un arte, lo cual me parece muy importante para cualquier director. Más que alguien te apadrine me parece que es importante que los directores vean el cine como un oficio, como una obra de carpintería, y después poco a poco vayan encontrando su voz y la forma de convertirlo en arte.

Yo he tenido suerte en encontrar varias personas en mi vida (digamos en mi carrera), que me han ayudado a crecer y me han dado ciertas directrices, entre ellos Raphaël, pero digamos que eso fue un periodo corto en mi vida, pero hay otras personas como Jaime Osorio (productor y director de cine, que ya falleció); que también me brindó mucho apoyo cuando llegué a Colombia y al cual le agradezco muchísimo en los inicios de mi carrera.  

LS: ¿Y cuando hablas de una obra de carpintería, te refieres a lo técnico de alguna manera?

AB: Yo me refiero a que siempre los directores (o los que quieren ser directores) cuando empiezan a estudiar cine se centran en que quieren ser Fellini, quieren ser Bergman, quieren ser Haneke… no ven el cine como un oficio; es decir, para mí el ideal es poder hacer cine todos los días como un odontólogo que va a su consultorio o como un abogado que va a su oficina, para mí ese es el ideal: creo que es con el oficio y con estar haciendo todos los días que en realidad se aprende, entonces yo creo que hay que bajarse un poquito y aterrizar y aprender lo técnico, aprender a narrar, saber narrar primero antes de meterse a decir “yo lo que quiero es ir a Cannes y punto”, se trata de poder saber narrar y trabajar con actores, más que nada…

LS: Parte de la narración de tus producciones está alrededor de la música y uno a veces siente que muchos directores colombianos no le prestan tanta atención como tú lo haces en tus películas…

AB: Bueno lo que pasa es que yo creo que soy de los pocos directores en Colombia que trabaja con compositores, es decir, con música compuesta para la película. La mayoría del cine colombiano que yo veo utiliza música que ya existe, una banda sonora que ya existe, compran los derechos o les dan los derechos de alguna manera y las ponen en las películas, yo siempre he trabajado con compositores: en ‘Satanás’ (2007) trabajé con Angelo Milli, en ‘La cara oculta’ (2011) trabajé con Federico Jusid y en ‘Roa’ (2013) trabajé con Iván Wyszogrod que es un argentino y a mi me gusta esa simbiosis, ese trabajo que hay entre dos artistas, entre el director y el compositor… y creo que hacer música para las imágenes definitivamente le da una emoción y una narración particular a la historia… ahora, no siempre debe ser así, a mí me gusta trabajar con compositores, digamos que es algo que a mí particularmente me gusta y que trabajar con ese tipo de talento definitivamente le da cierto sabor y sube el nivel de la obra.

LS: ¿Qué aprende o qué asombra a un director colombiano trabajando en la producción de películas de alto presupuesto como ‘Zoolander’ (2001)?

AB: En Nueva York yo trabajé haciendo oficios varios en el cine, ‘cargando cables’ como se dice, parando tráfico en las calles; ese fue el caso de ‘Zoolander’, lo que se llama un PA o un Asistente de Producción, básicamente tenía un walkie-talkie y paraba el tráfico y me insultaban en las calles por eso.

Trabajé en el departamento de arte de otras películas, fui pasante en una película de Scorsese pero todo digamos que en lo más bajo de la cadena y en parte así me ganaba la vida estando en Nueva York; también trabajé en muchas otras cosas no relacionadas con el cine, pero se aprende que esto es un trabajo en equipo, que esto es como la arquitectura básicamente, que requiere de plata, gente y tiempo y que cada uno tiene su labor dentro de este gran ejército. Pero claro, cuando uno regresa a Colombia, la idea es hacer películas que se adapten a nuestra realidad, a  nuestros presupuestos, a nuestras formas de hacer cine, pero todo ese aprendizaje viene con uno y es importante.

LS: ¿Crees que es difícil hacer cine en Colombia?

AB: Hacer cine en Colombia es dificilísimo, hacer cine en general es dificilísimo y sobre todo en Latinoamérica es muy difícil… digamos que por más trayectoria que uno consiga o tenga, siempre empezar un proyecto es igual de difícil, de pronto la gente tiene un poco más de confianza en ti porque ya tienes otras películas bajo el brazo, pero te toca levantar la plata desde cero… siempre es un proceso que puede tardar años y es muy difícil, además el cine no es un negocio, sobre todo en nuestros países, entonces es obligatorio aplicar a convocatorias y estímulos alrededor del mundo. Lo bueno digamos por ese lado, es que Colombia está entre los países sudamericanos que más estímulos y apoyo dan a los cineastas, hay otros países que no tienen esa ventaja, aquí tenemos dos leyes de cine, tenemos la convocatoria que hace el FDC (Fondo para el Desarrollo Cinematográfico) todos los años y eso es una ventaja para nosotros, pero igual es muy difícil, toma tiempo, hay momentos donde te desanimas, tienes que aprender a no desfallecer y a no tenerle miedo al fracaso. Se hace por amor puro.

LS: Muchos directores deben hacer muchas películas antes de conseguir reconocimiento, tú tienes tres largometrajes y los conocemos todos, ¿qué le dirías a las nuevas generaciones interesadas en la realización audiovisual? ¿cuál es la clave?

AB: Bueno, por un lado se necesita suerte definitivamente como todo en la vida, conocer a personas que te puedan brindar una mano como ya lo hablamos antes…  digamos, en Colombia Jaime Osorio para mí fue muy importante, el hecho de haber trabajado con Rodrigo Guerrero quien es mi mejor amigo y lo conozco desde muy pequeño y tener esa alianza es muy importante.

Yo doy los siguientes consejos (aparte de tener un poquito de suerte): hay que tirarse a la piscina, hay que tirarse y saber que esto es de aprender a nadar y es de mucho esfuerzo, mucha pasión, van a haber muchos obstáculos en el camino y hay que saberlos asimilar. Y por otro lado como ya lo dije en esta entrevista, a mí me parece importante el concepto de la narración, es decir, yo sí creo en el cine de autor, yo creo en la voz del director ciento por ciento, pero creo que es importante saber narrar, saber qué se quiere decir cuando uno está haciendo una película y saber llegarle al espectador emocionalmente. Yo creo que el cine se hace para el espectador, no en términos de concesiones pero obviamente hay un público que está recibiendo tu película y uno debe saber narrar y saber cómo coger al público de la mano y llevarlo por ese camino de la narración.

Entonces a mí me parece que muchos directores se olvidan de lo importante que es eso y piensan que ya son genios, que ya son directores solo porque les gusta el cine.

También les aconsejo ver mucho cine y sobre todo cine clásico; cine que se hizo en los treinta, cuarenta y cincuenta, precisamente directores que tomaban el cine como un oficio, directores que no decían “yo soy artista”. Digamos que ese siempre ha sido mi camino: tomar con mucha humildad la narración, el hecho de poder narrar.

LS: Hablando de Roa en particular, hay cosas que se pueden justificar teniendo en cuenta la historia que quieres contar como director, pero esta película ha recibido críticas porque habla del 9 de abril y, por ejemplo, no se centra en Gaitán; ¿tú crees que faltaron detalles de lo que sucedió en esa fecha?

AB: Yo creo que siempre van a faltar detalles para la gente… una cosa importante es que la gente no sabe lo que sucedió el 9 de abril con certeza, nadie sabe… entonces en ese sentido hay un canvas en blanco, una hoja en blanco para cualquier artista discernir acerca de los hechos… a mí me parece extraño porque es una película que genera una impresión mucho más marcada en el espectador, pero si vas a la literatura, te das cuenta de que hay muchas obras de ficción sobre el 9 de abril, sobre Juan Roa Sierra, ‘El crimen del siglo’ no es la única obra, hay más donde disciernen y hablan en términos de ficción sobre estos hechos, pero nadie dice ¡no, así no fue, así no fue!… cuando de literatura se trata entonces todo está bien, pero si lo plasmas en imágenes de repente tiene que ser fiel a la realidad; pero para empezar no hay una forma de saber qué sucedió; segundo, en la película hay mucho que sí es completamente real pero solamente algunas cosas, los huecos, aquellos hechos en los que no se sabe qué pasó, toca suplirlos con imaginación y mucho viene de la novela de Miguel Torres… lo que pasa es que en la literatura uno puede hablar muchísimo más en profundidad y con detalle, en una película tienes un guion de 90 a 120 páginas y tienes que básicamente resumirlo todo.

Pero la verdad es que yo estoy muy satisfecho con ‘Roa’ y creo que genera las preguntas que yo quería que generara y sobre todo genera la pregunta de dónde están los culpables en realidad… digamos que en la historia reciente de Colombia vemos que ha habido personas que han sido inculpadas por magnicidios que no han cometido, tenemos el caso de Júbiz Hazbún que fue inculpado por matar a Galán y que estuvo varios años en la cárcel y después básicamente murió de pena moral… hace poco también leí en El Espectador que a dos personas las habían inculpado de un crimen y que también habían sido inocentes, eso sucede mucho, entonces yo quiero plantear esos crímenes de lesa humanidad, esos crímenes políticos que suceden no solo en Colombia sino en Suramérica, ¿dónde están los culpables verdaderos?, ¿quién está detrás del crimen de Gaitán?

LS: Y sobre el actor que personifica a Gaitán (Santiago Rodríguez), ¿has recibido críticas?

AB: Siempre supe que eso iba a ser delicado, porque la gente quiere ver a Gaitán… la película de Gaitán está por hacerse, yo no la hice ni la quiero hacer… a mí me interesan los antihéroes, si uno ve ‘Satanás’ también se da cuenta que me interesan los antihéroes, este tipo de personas complejas, un poco al margen.

A mí me interesaba el personaje de Roa y la película se cuenta a través de los ojos de Roa, yo nunca corto a una escena con Gaitán solo (esto lo he dicho antes), siempre es a través de los ojos de Roa, cómo Roa lo ve… entonces yo quería a alguien que tuviera cierto carisma, cierto glamour (porque además Gaitán lo tenía) y no habían muchos actores en Colombia (yo estaba entre dos básicamente que pudieran interpretarlo)… históricamente siempre lo ha interpretado Edgardo Román y quería alejarme aunque lo considero un excelente actor y lo admiro muchísimo, pero quería alejarme de esa tradición y de todas maneras para mí ‘Roa’ (mi película) tiene cierto elemento tragicómico y siempre lo quise de esa manera; un personaje en el cual me inspiré para hacer ‘Roa’ es Buster Keaton, el cómico de los años veinte, entonces el hecho de que Santiago interpretara a Gaitán era parte de ese universo que yo quería generar… y es extraño, porque cuando la película la ven personas no colombianas, ese tipo de dudas o críticas nunca las tienen… al contrario, les encanta el personaje de Gaitán porque no conocen de la historia… en Colombia obviamente es mucho más sensible el tema porque esperan ciertas cosas de la película y cada uno tiene su visión… y Gaitán es glorificado… y es un ídolo… y está en el billete de mil pesos… y entonces no sé… casi que quieren que sea el mismo Gaitán el que lo interprete, o no sé… ¡Javier Bardem!... yo qué sé… entonces es complicado, pero para mí la película se llama ‘Roa’ y es la mirada de Roa en particular, la película de Gaitán todavía está por hacerse.

LS: ¿Cómo es que un director caleño habla tan bien de realidades muy bogotanas?

AB: Sí, a ver… es como decir entonces que si uno nació en tal ciudad entonces tiene que hacer películas que sucedan en esa ciudad o que hablen de esa ciudad o temáticas de esa ciudad, a mí me interesan las historias… pero sobre todo los personajes, digamos que de ahí nace mi fascinación por las tres historias que he contado… dónde sucede es secundario para mí, me interesó el personaje de Roa cuando leí ‘El crimen del siglo’, me pareció un personaje complejo, dinámico, interesante y por eso me motivé a hacerlo; lo mismo sucedió con Eliseo (Campo Elías) y me interesó esa fábula macabra que sucede en ‘La cara oculta’ y bueno sucede en Bogotá, pero como te digo primero pienso en la historia y los personajes y después pienso en dónde sucede la historia.

Sí, he hecho una trilogía bogotana… quisiera filmar en otros lados, me gustaría filmar en el mar, en Cali desde luego (yo hice mi primer cortometraje que se llama ‘Hoguera’ allí), pero en principio uno debe partir es de la historia que le interese y le llame la atención, a mí me llaman la atención mucho estos personajes, estos antihéroes y digamos que coincidencialmente son personajes que han estado aquí… en Bogotá.

LS: Hablando de los Premios Platino, que tendrán lugar el sábado 5 de abril y los veremos en vivo en Señal Colombia, ¿crees que hacía falta un espacio para el cine iberoamericano?

AB: Definitivamente, a mí me parece importantísimo que haya una compenetración entre todos nosotros, siendo un continente tan amplio, con tanta gente que habla español (aunque aquí también se incluye el portugués desde luego), sí me parece importante que se genere este espacio para las películas iberoamericanas, que se pongan en el mapa mundial… más allá del glamour que pueda tener la alfombra roja y el evento, espero que con el paso del tiempo puedan mejorar y se vuelvan claves en el cine mundial.

LS: ¿Has visto las películas que están compitiendo?

AB: He visto varias, pero a mí la verdad me sorprende muchísimo que mi película (‘Roa’) esté ahí y te lo digo sinceramente porque yo he visto ‘Heli’ (México, Alemania, Francia, Holanda) que es una película muy importante y que además ganó a Mejor Director (Amat Escalante) en Cannes… vi ‘Gloria’ (Chile, España) que me encanta, vi ‘La jaula de oro’ (México, España)… y aunque no he visto las otras, las conozco y son todas películas que han ganado premios en festivales muy importantes alrededor del mundo… y ‘Roa’ no ha tenido esa trayectoria, entonces para mí, ya me siento ganador… yo no espero que ‘Roa’ vaya a ganar, digamos que las posibilidades son muy mínimas, entonces yo entro muy relajado y feliz de estar simplemente compitiendo frente a estas películas excepcionales y no lo digo con falsa humildad, lo digo de verdad, estoy es sorprendido y feliz de estar ahí.

LS: En alguna entrevista leímos que decías estar conectado con el actual movimiento del cine colombiano en relación con la ‘mamadera de gallo’ y lo cómico; si eso es cierto, ¿en qué películas particularmente piensas y cómo estás conectado?

AB: (Risas)… la verdad no tengo ni idea de qué estás hablando (risas)… es decir, a mí me gusta ‘mamar gallo’ personalmente, pero no sé cómo estoy conectado con el cine colombiano en esos términos (risas), no eso no… ¡no!, además mis películas son completamente serias y todas tienen un lado transgresivo, digamos el personaje de Roa como te digo, lo diseñé un poco alrededor de la figura de Buster Keaton por la ingenuidad del personaje, porque me parece un personaje ingenuo y yo quería generar empatía con el espectador, digamos a diferencia de Eliseo (Campo Elías) en ‘Satanás’ que es un asesino, aquí yo quería generar empatía porque para mí era una víctima (mi ‘Roa’…), entonces quería generar empatía y él tiene cierta ingenuidad que a mí me parecía refrescante, pero no… en términos digamos de ‘mamadera de gallo’ con el cine colombiano y eso… ¡no!.

LS: ¿Y qué viene ahora?

AB: Yo tengo un guion que estoy desarrollando y se llama ‘Animales domésticos’, acerca de una empleada de servicio que trabaja en Miami para una familia rica colombiana. Ganó el premio del FDC (Fondo para el Desarrollo Cinematográfico) en 2013 y apenas lo estoy empezando digamos a armar, está lejos de hacerse todavía… también estoy leyendo guiones a ver qué me interesa para poder hacer, a mí escribir me cuesta, aunque todas las películas las he escrito, pero me cuesta; si a mí me llega un guion que me encante y me conecto con él, ¡yo feliz de hacerlo!

LS: Muchas gracias por la entrevista, Andi.

AB: ¡Gracias a ustedes! ¡En cine nos vemos!

La siguiente cita es este sábado a las 6:30 pm en www.senalcolombia.tv y desde las 8:00 pm en Señal Colombia para ver la transmisión de Premios Platino del Cine Iberoamericano, donde ‘Roa’ compite por la estatuilla a Mejor Película Iberoamericana de Ficción al lado de ‘Gloria’ (Sebastián Lelio; Chile, 2013), ‘Heli’ (Amat Escalante; México, 2013), ‘La jaula de oro’ (Diego Quemada-Diez; México, 2013), ‘Las brujas de Zugarramurdi’ (Álex de la Iglesia; España, 2013), ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ (David Trueba; España, 2013) y ‘El médico alemán –Wakolda’ (Lucía Puenzo; Argentina, 2013); ¿cuál crees tú que ganará?

Más sobre los premios y nominados en: http://bit.ly/OVnQeZ.