Joyas del anime que difícilmente verás en televisión


Paola Arcila Perdomo
19 / 02 / 2018

Japón es un país vanguardista en muchas cosas, pero sobre todo en la imagen animada. Para empezar, se trata de un país que consumía, de forma regular, animación para adultos mucho antes de cualquier país occidental, incluso mucho antes de Los Simpson.

Sumado a esto, los animadores japoneses se han encargado de estirar los recursos técnicos para que se amolden a la medida de sus fantasías. Han llevado al límite sus ideas y representado todo lo que se les ha pasado por la cabeza, mezclando en el proceso las imágenes de su tradición, llena de samuráis y espíritus con la utopía del progreso tecnológico.

Con el tiempo, los occidentales nos hemos habituado al extraño mundo del anime y hemos reconocido toda la belleza que se revela en cada película, disfrutando con los productos creativos de una cultura tan distinta a la nuestra.

Dentro de la historia del anime y su relación con occidente, existen tres personajes de altísima relevancia: Osamu Tezuka, Akira Toriyama y Hayao Miyazaki. Los dos primeros, conocidos por su trabajo en televisión: Tezuka es considerado el padre del manga y del anime, creador de Astro Boy y de muchas otras series y películas, clásicos de este género y de la historia universal de la animación. Toriyama, por su parte, es el creador de 'Dragon Ball', el anime más popular de todos los tiempos.

Miyazaki, en cabeza de su reverenciado Studio Ghibli, ha dado vida a las piezas de animación más aclamadas que se hayan visto en una sala de cine, cuya importancia en el mundo del cine animado es similar al de Pixar y Disney. Sus historias recogen la esencia del anime, pero su forma de trabajar, de escribir y de concebir el producto final, su creatividad libre de pretenciones, los han convertido en los responsables de que occidente ame el anime y todo lo que tiene para ofrecer.

En este listado hemos decidido referenciar una sola cinta de Ghibli debido a que la tendremos en estreno en nuestra pantalla, sin embargo, también hemos recordado un listado imperdible de clásicos del anime.

Ahora bien, los requisitos para que una película pertenezca a esta lista es porque es un verdadero clásico, porque fue importante en su momento y porque lo sigue siendo más allá de lo rara que pueda ser.

'El castillo en el cielo'

Jueves 22 de febrero - 12:00 m.

'El castillo en el cielo' (1986)

Si bien es imposible encontrar en el historial del Studio Ghibli, liderado por Hayao Miyazaki, alguna producción que no merezca absolutamente la pena o, también decir que un filme es más destacable o valioso que otro, sí podemos asegurar que 'El castillo en el cielo' engrosa la lista de clásicos imprescindibles del anime.

En la cinta que fue llamada originalmente Tenkû no shiro Lapyuta ('Laputa, el castillo en el cielo') se aprecian elementos puros y encantadores. El mensaje ecológico, el amor por los aparatos mecánicos y las aventuras magníficas, todo ambientado en un mundo típicamente steampunk, obligan a ver los rasgos que homenajean la obra de culto Los viajes de Gulliver del escritor irlandés Jonathan Swift, aunque cabe anotar que esta no es una adaptación, sino que Miyazaki tomó dicha historia como eje para realizar la creación de este filme.

'El castillo en el cielo' fue realizado por Topcraft (antecesora de Studio Ghibli), Toei Animation y Nippon Animation y contó con la música de Joe Hisaishi que indudablemente es uno de los puntos más fuertes de una película que está alejada del anime tradicional pero que ante los ojos de su público es una historia desenfadada, tierna y sobre todo divertida.

 

'Akira' (1988)

Está en esta lista porque se trata del clásico de todos los clásicos en la historia del anime. Para empezar, se trata de una adaptación hecha por el mismo dibujante y escritor del manga en que se basa, Katsuhiro Otomo, quien concibió un proyecto tan ambicioso, libre de reducciones y ahorro en la animación, que no fue suficiente con una sola compañía de producción para su realización, dando vida al "Comité Akira", la fusión temporal de varias grandes compañías del anime.

Esta película es, junto a 'Neuromancer' y '¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?', una de las obras cumbres del ciberpunk, un género de culto que dio vida a obras memorables. Ubicada en Neo-Tokio del año 2019, la cinta comienza con una secuencia impresionante de pelea entre pandillas de motociclistas, que desemboca en el encuentro con los revolucionarios disidentes.

Es difícil que salga en TV convencional por sus escenas violentas, consumo de psicoactivos, deformidades corporales espeluznantes, complejidad dramática y argumental. Es una película marginal, pero es posiblemente la mejor de todas las películas marginales.

 

'Ghost In The Shell' (1995)

Está en esta lista porque está apenas por debajo de 'Akira' en términos de relevancia, en lo que concierne a las distopias del ciberpunk en el anime. Basada en el manga del mismo nombre, obra de Masamune Shirow (fundamental en la historia del género), tiene como protagonista a la mayor Motoko Kusanagi, que se convirtió en poco tiempo en uno de los personajes de manga/anime más conocidos de todos los tiempos.

Más allá de la historia y la calidad de la animación, que hacen de esta un clásico sin lugar a dudas, la relevancia de esta película reside también en las reflexiones que se hacen en torno a la relación de los cuerpos humanos y las máquinas, la forma en que concebimos la tecnología.

 

'Dead leaves' (2004)

Está en esta lista porque muchos blogueros, foristas y aficionados al anime parecen convenir en que se trata de la película más extraña que han visto, al tiempo con una de las mejor hechas. Esta combinación es la que pone a 'Dead Leaves' en este conteo.

Para empezar, el estilo energético de la animación, el diseño de personajes y la forma en que está concebida la historia en general la hacen una pieza única. Sus dos protagonistas, Retro y Pandy, dos marginales con fuerza física superior pero absolutamente ningún recuerdo de su pasado, nos parecen argumento suficiente. Pandy tiene una mancha en el ojo que la hace ver como un panda según Retro, que tiene por cabeza un televisor viejo.

Es difícil que salga en TV convencional porque es una película muy violenta, llena de imágenes que pueden producir asco inmediato, a pesar de la calidad de sus dibujos que retan el estilo tradicional y se ven más libres, a veces casi abstractos.

 

'Perfect Blue' (1998)

La ópera prima de Satoshi Kon está en esta lista por dos virtudes básicas. Primero, se trata de una película magistralmente animada, con imágenes complejas y movimientos elaborados. Segundo, es un thriller psicológico excelentemente escrito. Las escenas son en realidad atrapantes y a cualquiera que no sea un habitual consumidor de anime le resultará sorprendente el nivel de absorción que logra, porque verla es sumergirse en la trama, llena de alucinaciones y oscuridad.

Es difícil que salga en TV convencional por lo oscuro de sus imágenes y lo enredado de su trama. No es especialmente violenta, pero es sobrecogedora y eso puede hacer que mucha gente se sienta agredida.

 

'Paprika' (2006)

Está en esta lista porque es una película que habla sobre los sueños, recreándolos de formas espeluznantes, alucinantes, fantasiosas y muy coloridas. Christopher Nolan admite haberse inspirado en esta magnífica pieza de animación para su película 'El origen'. Es la última obra Satoshi Kon —mencionado intencionalmente en el ítem inmediatamente anterior—, antes de su muerte repentina, que dejó un gran vacío en el mundo del anime.

Todas estas razones reunidas y lo denso de su trama, la belleza de sus imágenes, una tras otra, y el manejo de dos planos de realidad a través del color (una paleta para el mundo real, más moderada y grisácea, versus una más colorida para el mundo onírico), la hacen una pieza infaltable en cualquier colección de anime, o cualquier conteo.

Es difícil que salga en TV convencional porque se trata de una película complicada de ver, si uno no tiene la tripa para imágenes retadoras. No es una película sangrienta, pero incluso el tráiler puede resultar sobrecogedor y un poco miedoso.

 

'Belladonna of sadness' (1973)

Es un clásico japonés de los años setenta y la tercera parte de una trilogía, cuyas dos partes anteriores fueron dirigidas por Osamu Tezuka. Esta, en cambio, es una obra de Eiichi Yamamoto.

Completamente distinta a las cosas que estamos habituados a ver en términos de anime, utiliza imágenes impactantes para hacer énfasis en el drama de Jean y Jeanne, una pareja de enamorados que tiene una vida feliz hasta que Jeanne es violada. De ahí en adelante la historia inicia una espiral descendente hacia terrenos cada vez más sombríos.

Las imágenes de esta película son muy violentas. No es una película para niños, ni siquiera para la familia. Es un clásico verdadero de la animación, pero difícilmente se encuentra por fuera de los círculos especializados.

 

'Mind game' (2004)

Es una de las películas más atrevidas en términos de imagen, técnicas de animación y escritura. Combina técnicas de animación en 3D, 2D, collage animado, fotografía animada y todas en la misma línea narrativa. A veces parece un juego de video, a veces un video educativo y a veces un anime normal, con una historia que comienza con un enamoramiento común y corriente y se va convirtiendo en un verdadero delirio.

Es difícil que salga en TV convencional por ser tan retadora para los ojos. Incluso si logran pasar la historia, que incluye a La Yakuza (la mafia japonesa), y varias imágenes muy extrañas, es seguro que se crea que esta película no es apta para casi ningún público, solo por su componente visual.

 

'Appleseed' (2004)

Se trata de otro clásico ciberpunk que tiene dos versiones igualmente conocidas, pero de distinta recepción. La primera, una OVA de 1988 y la segunda un largometraje del 2004, mucho mejor recibida por la crítica, por su nivel de elaboración del tema y su contexto, que es la que integra esta lista. Inspiradas en una novela manga escrita por Masamune Shirow ('Ghost In The Shell'), ambas se desvían del argumento original. En esencia es una pesadilla disfrazada de fantasía, como son las distopías.

Una fugitiva encuentra que el mundo ahora es una sociedad utópica que esconde más de un secreto sucio y decide luchar para encontrar la forma de restaurar sus capacidades reproductivas — alargando de esa manera la expectativa de vida— de los bioroids, una especie de clones cibernéticos.

Es una película entretenida, por encima de todo, pero hace reflexiones profundas sobre el costo que pagamos por el progreso, uno de los temas que siempre ha obsesionado a los japoneses.

Es difícil que salga en TV convencional porque es bastante violenta. Pero además de eso, tiene un argumento difícil de asimilar.

 

'Colorful' (2010)

Es una historia llena de tristeza que habla sobre un alma que se encuentra en el purgatorio a a la que le aparece una oportunidad de redención, encarnando en el cuerpo de un niño de 14 años que se ha suicidado tomando pastillas que no tenía amigos y solo era bueno para la pintura.

Es difícil que salga en TV convencional por tratarse de un argumento complejo, pero es una película de tanta belleza que de todas las de esta lista es la más opcionada a hacer parte de la parrilla de cualquier canal.