'Nadie nos mira', la historia de un artista estancado


Jazid Contreras
08 / 07 / 2019
Nadie nos mira
0

A la franja nocturna de cine de Señal Colombia 'En cine nos vemos' se integra 'Nadie nos mira', la historia de un personaje muy particular que representa el estado de estancamiento, frustración y desazón que todos hemos sentido alguna vez.

Nico es un actor argentino con algo de éxito en la televisión de su país que se encuentra viviendo en Nueva York, a donde llegó bajo la promesa de protagonizar una película de gran presupuesto. Nico parece muy interesado en trabajar en el mercado estadounidense, pues lo ve como el siguiente gran peldaño en su carrera para convertirse en una estrella internacional.

Sin embargo, su realidad es muy distinta a la que soñó cuando decidió migrar. De hecho, es un migrante más en la Gran Manzana. Se gana la vida como mesero y de vez en cuando se dedica a ser niñero del hijo de una vieja amiga suya.

Su búsqueda de trabajo como actor no da frutos. Es demasiado rubio para hacer de latino, pero su inglés no es lo suficientemente bueno para hacer de americano. Nico queda flotando en la ciudad, en la que su vínculo emocional más auténtico es con el bebé que cuida y con las niñeras latinas del parque.

Temeroso de regresar a su país como fracasado, se vuelve en un experto en aparentar lo que no tiene. Volver no es una opción y menos sin haber alcanzado el "sueño americano", porque no solo está en juego su orgullo como actor y celebridad nacional, también está tratando de evadir enfrentarse con fantasmas del pasado.

Si bien esta película podría considerarse parte del creciente movimiento de cine Queer latinoamericano, ya que toma como protagonista a un personaje gay, la orientación sexual de Nico nunca es el foco de la historia, es una más de sus características.

El tono naturalista de la película intercala escenas, muchas veces quietas y contemplativas, de Nico en Nueva York. En esas escenas es fácil entender lo que está pasando por su mente.

Curiosamente, la ciudad agitada representa para él una especie de refugio donde encuentra serenidad, la cual se ve interrumpida cuando personas de su pasado empiezan a reaparecer en su vida.

Escrita y dirigida por la cineasta argentina Julia Solomonoff, esta película es una coproducción internacional entre Colombia, Estados Unidos, Brasil, España y Argentina que recibió varios premios en el Festival Iberoamericano Cine Ceará 2017 (Brasil), incluyendo el galardón a mejor película iberoamericana.

El actor Guillermo Pfening, por su parte, recibió excelentes críticas por su interpretación de Nico con una actuación melancólica y llena de matices que le mereció el premio de mejor actor en el Festival de cine de Tribeca 2017 (Nueva York).