¿Ningún sistema está a salvo de los hackers?


Sebastián Acosta Alzate
03 / 09 / 2019
Imagen de la película 'Hackers, ningún sistema es seguro'.
Hombre con máscara y capota en un vagón de metro. Escena de la película Hackers, ningún sistema es seguro.
0

Cuando estamos sin trabajo o sin estudio, hay una búsqueda incesante por vincularse a la sociedad más allá del mundo familiar. Buscamos un rol para sentirnos parte de algo como seres funcionales que buscan aportarle algo al mundo.

Claro que esa necesidad de vincularse socialmente podría resultar más lógica antes de la década de los 90, cuando el mundo de la web y el internet todavía no existían. Ahora que este mundo digital hace parte de nuestra realidad, vincularse a un trabajo formal o afanarse por estudiar se pone más en duda.

Escena de la película Hackers: ningún sistema es seguro en la que unos hackers hackean un noticiero

Y todo esto porque en el mundo binario, de unos y ceros, conocido como la nube, es muy fácil duplicar la realidad, ser autodidacta y al tiempo volverse invisible. Las identidades se transforman por completo, allí podemos desarrollar nuestras personalidades y subestimar las identidades establecidas por ese viejo discurso de lucha de clases entre ricos y pobres, donde los pobres siempre portan un uniforme para diferenciarse de los demás.

Para entender mejor esta disputa entre el mundo físico y el digital llega a Señal Colombia la película alemana 'Hackers: Ningún sistema es seguro', del director Baran bo Odar, reconocido internacionalmente por ser el creador de la exitosa serie 'Dark'.

'Hackers, ningún sistema es seguro'
Martes 10 de septiembre, 10:00 p. m.
Sábado 14 de septiembre, 8:00 p. m.

Benjamin, el protagonista, es un personaje que de pequeño quería ser superhéroe y buscaba en la invisibilidad un refugio, más aún cuando su madre se suicidó. Esto le generó algunos traumas, pero desde su perspectiva, es algo normal que le suceda a un superhéroe, pues "los padres del Hombre Araña mueren, los de Batman son asesinados, los de Súperman explotan, por ello mi historia es la mejor. Mi padre se fue a Francia, nunca lo conocí y cuando tenía 8 años mi madre se quitó la vida".

Curiosamente, de grande trabaja uniformado como superhéroe repartiendo domicilios y cuidando de su abuela, quien lo vio crecer haciendo trucos de magia. Trucos que más tarde se convertirían en hackeos.

Hackear es como hacer magia, se trata de engañar a la gente

Benjamin

Desde los 14 años se acercó a los lenguajes de programación. Entonces empezó su curiosidad por la información y hackear bases de datos. Así que fue desde la minoría de edad que este personaje empezó a experimentar trastornos de identidad con la vida real y la digital.

"Es un universo de posibilidades ilimitadas, por primera vez sentí que era bueno para algo. En el mundo real era un cero para mis padres, un marginal, un perdedor, un raro, pero en la red me sentía incluido", dice el protagonista de la película.

Escena de la película Hackers: ningún sistema es seguro en la que un grupo de hackers ejecuta un robo

Al darse cuenta de que no solo se sentía incluido, sino que podía modificar la vida real de los demás, se une a un grupo de hackers que le enseñan códigos y tres reglas: 1) Nada es seguro 2) Apunta a lo imposible 3) Diviértete en el ciberespacio y en el mundo real.

El director alemán nacido en Suiza Baran bo Odar es un cineasta y guionista suizo que nació en 1978 quien estudio dirección de cine y televisión en la Universidad de Munich. Entre sus creaciones más respetadas están 'Under the sun', 'The Silence', 'Sleepless' y 'Dark', la exitosa serie de Netflix donde el pasado, presente y futuro son unívocos y determinantes para la narración de los personajes.

Escena de la película Hackers: ningún sistema es seguro en la que un grupo de hackers ejecuta un robo