Tatiana Calderón sueña con la Gran Carpa del automovilismo


Julián David Bernal Pulido
16 / 03 / 2018

Un turno de cinco minutos en una pista de karts de Bogotá enamoró a Tatiana del deporte motor. El líquido de frenos, la gasolina y los neumáticos quemados le encantaron a esta bogotana de 24 años, que desde 2018 es piloto de pruebas de la Fórmula 1 con el equipo Sauber.

Tenía 9 años y su hermana Paula la llevó al lugar en donde descubrió su “verdadera pasión”. Tatiana ha sido la primera muchas veces. Por ejemplo, fue la primera mujer en ganar el campeonato divisional de kartismo Snap-On-Stars de la categoría Junior Intercontinental A (JICA).

Tatiana cuenta que no la tuvo fácil en el automovilismo porque le tocó “ganarse el respeto de la gente con la que uno trabaja, de los competidores en la pista”, debido a que muchos creen que “porque uno es mujer debe dejarlos pasar”. A la piloto bogotana le tocó, a veces, estrellarse para ganarse ese respeto.

¿Por qué no vemos deportes en modalidad femenina en Colombia?

También tuvo que trabajar mucho físicamente y hasta mudarse a Europa porque sus competencias eran en el Viejo Continente: “Son varias las barreras por las que he tenido que pasar, pero es lo que me apasiona y lo que me gusta hacer”.

Tatiana sabe que “llegar al más alto nivel de cualquier deporte es muy complicado”, pero reconoce que cuando uno trabaja duro y es apasionado por lo que hace, las recompensas llegan.

Tatiana Calderón

Por esto, luego de 15 años de carrera fue nombrada en 2018 como piloto de pruebas de la escudería Sauber, de la Fórmula 1. Está a un paso de cumplir su sueño: convertirse en la sexta mujer en participar en la Gran Carpa del automovilismo mundial.

Es que el automovilismo es uno de los pocos deportes “en donde podemos competir mano a mano con los hombres”. Pese a que hay menos mujeres que hombres, en los últimos años va cambiando el rol de la mujer dentro y fuera del deporte. Muestra de esto es la reciente eliminación de las grid girls.

4 actitudes a repensar en el deporte

“Nos vamos ganando un espacio más grande. Es un proceso, pero vamos en camino”.