Dimitri Clairet Roa, el francés que es capitán de la selección Colombia de esgrima


Julián David Bernal Pulido
19 / 12 / 2017
Dimitri Clairet Roa, el francés que es capitán de la selección Colombia de esgrima.
Dimitri Clairet Roa, el francés que es capitán de la selección Colombia de esgrima.

“Desde niño mi sueño era representar a Colombia”, cuenta con emoción Dimitri Clairet Roa, capitán de la selección nacional de esgrima en la modalidad de florete. ‘Dimi’, como le dicen sus amigos, nació en 1985 en Bogotá, pero su padre lo llevó al consulado de Francia en Colombia para registrarlo como ciudadano francés. Dos años después, se fue al país galo.

 

Juegos Centroamericanos y del Caribe
Del 19 de julio al 3 de agosto por Señal Colombia

 

El deportista siempre tuvo claro que quería portar los colores del tricolor nacional y por eso con 18 años fue al consulado colombiano en París y pidió su nacionalidad y su cédula. Dimitri empezó a “representar a Colombia” pocos meses después y su primera cita fue el Mundial juvenil de 2005 en donde terminó octavo.

Sobre su primera competencia, el esgrimista recuerda esto:

 

Dimitri inició a los cinco años en la esgrima porque le “gusta ser diferente” y “no quería practicar fútbol o baloncesto. Creo que vi una película de espadas y les dije a mis papás que quería acercarme a la esgrima e inicié a practicar. Mis padres, al principio, no tenían idea de qué era la esgrima, pero por fortuna tenía un club cerca a la casa”. 

Para el múltiple medallista colombo-francés, en el Viejo Continente “la esgrima es más desarrollada” porque “cada ciudad tiene un club y es mucho más fácil empezar” y recuerda que “de niño era muy hiperactivo, me movía mucho y la esgrima me ayudó a canalizarme por el respeto al adversario, al maestro y al juez. Eso me ayudó a enfocarme y respetar las reglas”.

El esgrimista bogotano entrenaba dos horas cada martes y jueves hasta que cumplió 15 años y entró al equipo de Francia pre-cadetes por sus “buenos resultados”. Allí empezó a trabajar entre tres y cuatro veces por semana con su máscara –que pesa tres kilogramos- y uniforme –que pesa cuatro kilogramos más-.

 

Cuando empezó a defender los colores de Colombia, ‘Dimi’ inició representando al Valle del Cauca por la familia de su mamá. Sin embargo, hace cuatro años que defiende los colores de Bogotá, su lugar de nacimiento. La carrera del bogotano ha sido fructífera y su punto más alto fue en 2012 cuando estuvo “a punto” de ir a los Juegos Olímpicos: “Ese fue mi año más fuerte. Solo hacía esgrima”. 

Luego, el colombo-francés ganó muchas preseas para nuestro país entre ellas el título en los Juegos Sudamericanos 2014, y el bronce en individual y la plata por equipos, en los pasados Juegos Bolivarianos 2017.

 

¿El último ciclo olímpico?

Este podría ser el último ciclo olímpico de Dimitri, que ha estado los últimos 12 años de su vida entre “competencias, trabajos pasajeros y entrenamientos” y señala que aunque está “bien” han sido “muchos años de sacrificio para cuadrarse (organizarse) a los 32 años”.

“Me queda un ciclo olímpico y ver cómo me siento. Acabo de casarme y dentro de cuatro años supongo que estaré con otros proyectos. Le he dedicado casi toda mi vida a la selección Colombia y ya es tiempo de pensar un poco en mí y en mis cosas”, agrega el esgrimista.

En la esgrima, los espadistas pueden durar un poco más porque no es tan movido, pero los sablistas, que es una modalidad que se enfoca en la explosividad, a los 35 años empiezan a retirarse, mientras que los floretistas dejan las armas entre los 35 y 38 años. 

‘Dimi’ es el capitán de la selección Colombia, un título, que según cuenta “lo escogen por resultado, experiencia y liderazgo” y recuerda que lleva muchos años en el deporte y que luego del Campeonato Nacional, en el que impuso en agosto de 2017, la Federación le “volvió a dar la confianza”. 

El esgrimista capitalino es un líder al que le gusta que su “equipo esté cómodo, que coma bien, que entrene bien" y por esto, antes de los Juegos Bolivarianos, sus compañeros estuvieron dos meses en París y él fue quien organizó la estadía, el transporte y la comida.

Ante la pregunta del futuro del florete en Colombia, Dimitri está tranquilo porque cree que “tenemos una generación buena que está arrancando con Nicolás Gaviria, Pedro Sánchez y Fabián Parra, entre otros”. 

El colombo-francés divide su vida entre el deporte y su empresa de transporte con carros eléctricos en Francia: “Es como Uber y tenemos una aplicación móvil y todos tenemos licencias de la alcaldía de París”.

Dimitri habla más de su emprendimiento en el siguiente video: