15/02/2019

Ciclistas con alma de madera

Nairo Quintana, Rigoberto Urán y Chris Froome no solo llegaron a Colombia en carne y hueso. ¡También lo hicieron en madera! Lee la historia.

09/08/2018

Tour de l'Avenir, cuna de campeones

¿Sabías que tan solo 8 ganadores del Tour de l'Avenir han podido ganar al menos una Gran Vuelta? Conócelos aquí.

31/03/2018

¿Cómo cuidan a la “mejor amiga” de Nairo?

Los mecánicos de Movistar Team son esos hombres detrás de la bicicleta de Nairo Quintana. ¡Conoce cómo cuidan a la mejor amiga del boyacense!

03/11/2017

La berraquera silenciosa de Nairo Quintana

Nairo Quintana es un boyacense que no se cansa de repetir que su vida es como la de cualquiera y nada más, pero cada suceso demuestra que no es así. ¡Conoce aquí más de su historia!

28/05/2017

La pistola que disparó a Nairo

Nairo estaba emocionado. Por fin, don Luis Quintana había reunido el dinero para comprarle su bicicleta, una propia, una diferente a la pesada panadera con la que tenía que vigilar el ganado de su padre algunas parcelas abajo de la casa.

30/04/2017

¡Ofrecen 10 millones de euros por escultura de Nairo Quintana!

“Salón de cerámica”, se lee en el pequeño letrero que tiene el aula que circunda con la cancha de fútbol del colegio Alejandro de Humboldt. Es un lugar bastante grande, en comparación con los demás ¿lo recuerdas Nairo?

23/04/2017

Nairo Quintana, albañil y ciclista al mismo tiempo

El pedalista de Movistar Team aprendió en el colegio los pormenores de la construcción. Conoce aquí la historia.

21/04/2017

El recorrido que forjó las piernas de Nairo Quintana

 Muchas veces se ha nombrado los 16 kilómetros que Nairo Quintana tenía que recorrer en bicicleta desde su casa, en la vereda Concepción de Cómbita, hasta el colegio técnico Alejandro de Humbolt en Arcabuco, Boyacá.

31/03/2017

Nairo Quintana: entre malgenios y travesuras

Nairo Quintana y los hermanos Reyes Yaquive eran inseparables cuando niños. En la panadería de Arcabuco, en la plaza de mercado del pueblo, en las veredas, en todos lados sabían que donde asomaba uno, los otros dos rondaban.