Segunda Guerra Mundial en 'Un saco de canicas'


Sebastián Acosta Alzate
13 / 11 / 2019
Un saco de canicas
0

El siglo XX estuvo cargado de conflictos, dos guerras mundiales, la guerra fría, la caída del muro de Berlín e incluso la creación y disolución del apartheid.

Mejor dicho, fueron cien años donde a fin de cuentas pudimos darnos cuenta de los extremos de violencia que la humanidad puede alcanzar.

Durante todo ese siglo una de las principales tecnologías en evolución fue la forma de hacer cine, siendo este elemento un gran sustituto de la máquina para volver al pasado, pues gracias a él, podemos comprender desde la actualidad por qué el siglo XX fue tan dramático y violento.

También te puede interesar: ¿Cómo se desarrolló el cine después de la Segunda Guerra Mundial?

La película 'Un saco de canicas' contextualiza sobre la Segunda Guerra Mundial y en especial, de la ocupación de los alemanes sobre Francia.

Vale la pena destacar que este filme surge a partir de un libro autobiográfico que tiene el mismo título de la película y que fue escrito en la década de 1970 por el francés Joseph Joffo.

un-saco-de-canicas.

Dirigida por Christian Duguay en 2017, la película relata la historia de dos hermanos judíos que pasan sus días jugando canicas y apostando sobre temas triviales. Ellos son Maurice y Joseph, quienes tienen un padre propietario de una barbería para judíos.

un-saco-de-canicas-pelicula

Antes de estallar la guerra, a este par de jóvenes traviesos les encantaba bromear con soldados nazis invitándolos a afeitarse en la barbería de su padre, quienes terminaban satisfechos con el servicio hasta que al final se enteraban que sus rostros habían sido manipulado de cuello a cachetes por un judío.

Tanta risa e inocencia no les duró mucho, la famosa frase parisina de "libertad, igualdad y fraternidad" se fue saliendo del imaginario colectivo. Las familias judías empezaron a ser amenazadas por los militares nazis. En ese momento, los hermanos comienzan a buscar la huida, ocultando sus identidades y además sus canicas.

Maurice y Joseph reciben 20.000 francos de su padre quien le indica estaciones, paraderos y rutas que deben seguir para escapar sin ser capturados hacia Niza.

Entre las escenas más curiosas, está la de un cerdo llamado Adolph, el cual es transportado en un camión que le ayuda a escapar al par de hermanos, quienes viven un sin número de aventuras lejos de sus padres.