De Jamundí para el Judo, esta es la historia de Yuri Alvear


Juan Sebastián Rojas Moreno
27 / 12 / 2019
Cortesía: Colprensa.
La judoca Yuri Alvear quiere ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.
0

Yuri Alvear, la doble campeona mundial y medallista olímpica, le contó a Señal Colombia Deportes, sus inicios, su vida y las metas que aún le faltan por cumplir.

 

Desde las calles del sur de Cali

Yuri Alvear Orejuela es el nombre de una de las deportistas más reconocidas de Colombia. Nacida en 1986, Yuri es hija de don Arnoby Alvear y Miriam Orejuela, dos humildes trabajadores que desde muy pequeña le enseñaron a Yuri el valor de luchar por lo que se quiere.

Su pasión por el deporte nació desde temprana edad en los patios de la Institución Educativa Rosalía Mafla, escuela que empezó a contemplar los primeros pasos de Yuri en el deporte.

Su formación no fue fácil, cuenta ella que muchas veces los entrenadores dejaban de ir por falta de recursos o simplemente no asistían haciendo que la preparación quedara a mitad de camino.

Que sea Yuri Alvear quien nos cuente un poco más de su historia:
 

Yuri siempre fue tímida, buena hija y hermana. Dividía su tiempo entre el estudio, los entrenamientos y la venta de empanadas para ayudar a sus padres. Cuanto tenía 14 años descubrió su pasión y destreza para el Judo y fue gracias al apoyo del entrenador Ruperto Guaúña que empezó a practicar constantemente esta disciplina.

 

¿Qué es el Judo y cómo se practica?

La historia del Judo se remonta a finales del siglo XIX. Su inventor fue el japonés Jigoro Kano, un hombre que empezó a practicar el Jiu-Jitsu, como una forma de defenderse ante el abuso de los demás.

Al empezar a entrenar su cuerpo se dio cuenta que su mente se calmaba y que era un deporte que podría no solo enseñarse para defensa personal sino para la educación de los jóvenes. Fue así como incluyó nueva modalidades y omitió las llamadas técnicas peligrosas para así crear lo que hoy se conoce como Judo.

 

Las reglas del Judo son las siguientes:

  • Los luchadores deben siempre usar un kimono y cinturón para el combate.
  • Se practica sobre una superficie acolchada que mide 14x14 metros o un máximo de 16x16 metros.
  • La idea central de deporte es derribar a la lona a su contendiente por medio de técnicas, llaves, agarres o amarres.
  • Un luchador puede perder cuando: sus dos hombros tocan el suelo, cuando lo inmovilizan por más de dos segundos o por rendición.

Lee también: Los deportes de combate y su protagonismo nacional

 

Su pasión por el Judo

Para Yuri Alvear no fue fácil empezar a practicar de manera profesional el Judo. Su tiempo tenía que compartirlo entre el estudio, los entrenamientos y el trabajo; esta disciplina le exigía tener que rebuscarse la plata para poder participar y viajar a las diferentes competencias que le ayudarían a formar su estilo.

Sin embargo Yuri no se rindió, trabajó, entrenó y estudió sin parar, hasta que logró ganar un cupo a los Olímpicos de Pekín 2008.

El diploma olímpico obtenido en Pekín fue casi un reto para Yuri Alvear, quien se propuso como meta Londres 2012. El trabajo dio sus frutos y en 2009 se coronó campeona en el Mundial de Judo de Roterdam; al año siguiente viajó a Japón donde empezó su entrenamiento con el reconocido maestro Norikuyi Hayakawa, quien corrigió y mejoró todo aquello que necesitaba para ganar una medalla Olímpica.

 

El palmarés de la judoca

En Londres 2012 Yuri Alvear logró su cometido y aunque no fue oro, logró meterse en el podio con un bronce. Las puertas de la gloria se abrieron para esta valluna, en 2013 y 2014 logró ser bicampeona mundial de Judo en Río de Janeiro y Cheliábinsk, Rusia, respectivamente; mientras que en 2015 se colgó el bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto en la categoría de los 70 kg. Para 2016 y 2017 ganó el oro en los campeonatos realizados en La Habana-Cuba y Ciudad de Panamá.

 

La mirada en Tokio

El oro en los Juegos Olímpicos de 2021 es la meta para Yuri Alvear. Sin embargo sabe que ir a la tierra donde nació el Judo y arrebatarle el oro a los nacidos en el país del sol naciente no será una tarea fácil.

Por esta razón desde 2017 está radicada en Japón donde se preparó para los Panamericanos de Lima donde obtuvo la plata en los 70 kg y espera ganar una presea dorada en las justas del próximo mes de junio.