Camino de agua, tras la huella del cambio climático


Sebastián Acosta Alzate
14 / 05 / 2019
Camino de agua
0

En lo alto de las cordilleras, la nieve está desapareciendo. En las selvas, los ciclos de los grandes ríos han sufrido considerables alteraciones en sus cauces. En las costas, la temperatura del agua está subiendo.

El agua es el principal componente de todas las formas de vida conocidas. Las diferentes actividades humanas como la minería, la agricultura o la deforestación han contribuido en la disminución y contaminación del recurso hídrico.

En el documental 'Camino de agua'a, científicos de la Universidad Nacional de Colombia hacen un estudio riguroso del agua y el uso que los humanos le dan para analizar cómo está afectando el cambio climático a nuestro país.

'Camino de agua, tras la huella del cambio climático'
Lunes 27 de mayo 8:30 p. m.

Proteger los recursos hídricos es fundamental. Más allá de que nos llegue agua a la ducha o poder lavar la losa, el agua no es un simple servicio público, ella recorre múltiples ecosistemas y garantiza la vida de especies distintas a la humana.

Caminos de agua

Por ejemplo, en los Andes colombianos, donde surgen los páramos y uno muy especial, llamado el Páramo de Chingaza, hay una zona boscosa donde reina silencioso el frailejón. Esta planta se demora una centuria en crecer y su función principal es almacenar agua.

Los suelos de los páramos funcionan como un gran conjunto de esponjas que en épocas de sequía gradualmente van soltando el agua que hace falta en las zonas más bajas de las montañas.

Jairo Pinto, biólogo de la Universidad Nacional

A pesar de su importancia, los páramos han sufrido quemas para establecer oficios de explotación minera, agrícola y ganadera.

Otros amenazados en el camino del agua son los nevados, algunos de ellos protegidos por el Parque Nacional Natural los Nevados, conformado por el Nevado del Ruiz, Nevado del Tolima, Nevado de Santa Isabel. Todos ellos sufren una constante amenaza por la desglaciación.

Camino de agua

De acuerdo con el IDEAM, "los glaciares colombianos han pasado de 374 km2 aproximadamente al final de la Pequeña Edad de Hielo (siglos XVII-XIX) a 37 km2 en 2017; es decir Colombia ha perdido el 92% de su área glaciar".

Simultáneamente, en la cúspide de estos nevados hay nacimientos de agua que son constantemente monitoreados, pues el deshielo puede aumentar las inundaciones y con el paso del tiempo ver reducido el caudal de los ríos desbordados.

Este documental también aborda la importancia de la selva tropical y las constantes lluvias que alimentan el río amazonas, el más caudaloso del mundo. No obstante, estos ciclos de aumento o disminución de agua ya no son tan predecibles como antes, cuando se podía deducir cómo cultivar y en qué terrenos.

Camino de agua

Ahora las personas que viven al límite con el río, no tienen una estabilidad alimentaria por la volatilidad del agua. Esto también afecta la pesca y los tiempos en que los cultivos dan su fruto.

Y es que son más las huellas que deja el cambio climático, aunque te mencionamos algunas, no dejes de ver la importancia de las salinas en la Guajira, los ríos en Manizales y la importancia de los corales en los caminos del agua.