Así se reinventó la Sinfónica Nacional para enfrentar la pandemia


David Jáuregui Sarmiento
04 / 12 / 2020
Serie

Contra el olvido

Próxima emisión

Martes, 15 Junio 9:00 pm

Foto cortesía de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia
Sinfónica
0

Con más de 150 años de historia, la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia (OSNC) es una de las instituciones culturales más prestigiosas del país, y una de las más activas.

En un año normal, con el apoyo del Ministerio de Cultura, la Orquesta se presenta en promedio 46 veces, y recibe a más de 15 mil asistentes. Para eso, calculan los directivos de la OSNC, cada músico ensaya unas 880 horas.

Pero la crisis generada por la pandemia de Covid-19 ha amenazado el trabajo de sus más de 60 músicos de planta, quienes han dedicado años de su vida a perfeccionar su arte y salvaguardar el patrimonio musical nacional.

"En esta institución hay artistas que trabajan todos los días sin importar si es un festivo o un fin de semana, que practican sin cansancio para que lo mejor de su emoción y de su técnica aliente al espíritu humano a través de la música. Son humanos luchando todos los días para que su arte siga siendo relevante para la sociedad", destacó Abello.

Con el objetivo de documentar cómo ha sido este proceso, la orquesta produjo una serie documental llamada Contra el olvido, dirigida por Jorge Enrique Abello, quien encontró en las vicisitudes de la orquesta el reflejo del empuje de la humanidad en crisis.

En más de 40 capítulos que componen esta producción veremos varios conciertos y batallas de la voluntad contra la adversidad en medio del caos mundial provocado por la pandemia.

Esta serie muestra la vida de los músicos de la Sinfónica y sus artistas invitados, así como sus actos heroicos, sus conflictos y sus emociones frente a las piezas que deben interpretar en pleno aislamiento.

un hombre con tapabocas de la sinfonica nacional toca el violín en la serie contra el olvido

¿Cómo la Sinfónica ha enfrentado la pandemia?

"La pandemia nos obligó a buscar la manera de hacer lo que hacemos desde casa, pero una orquesta tiene la particularidad de que requiere de la colaboración en grupo de los músicos para ensayar, así ha sido históricamente", explicó Juan Antonio Cuéllar, gerente general de la OSNC.

Sin embargo, agregó Cuéllar, las dos características básicas de ensayar juntos y tocar en grupo se suspendieron y mucho menos continuaron las apariciones frente al público.

"Eso nos puso a cambiar, a trabajar desde casa y a usar herramientas como los celulares para grabar y juntar la orquesta de forma artificial en postproducción y preproducción cuidadosa. Tanto así que el director de la orquesta ha tenido que trabajar desde París porque no ha podido volver desde la pandemia", añadió.

un hombre con tapabocas de la sinfonica nacional toca el violín en la serie contra el olvido

Todo ese trabajo arduo de sincronización, de lograr empatía musical desde la distancia es lo que dio como resultado Contra el olvido. Allí, explica Cuéllar, se pueden revivir los aprendizajes que ha dejado la pandemia.

Para Cuéllar Contra el olvido muestra el contacto que puede tener el público con la música ya no sólo se da con la orquesta sino, también con los músicos, con las dificultades que enfrentan, sus problemas, los acontecimientos familiares que los marcan. Es así que la orquesta y sus músicos han enfrentado la pandemia, con más música pero en nuevas e inexploradas condiciones.

"La música es un transmisor directo de emociones del ser humano. Están impregnadas de la realidad de la vida, del esfuerzo de los deseos y de los sueños de quienes la interpretan, todo esto es terreno desconocido pero nos va a llevar una nueva manera de ser como Orquesta. La OSNC ya no será la misma a partir de ahora", concluyó Cuéllar.

una mujer con tapabocas de la sinfonica nacional toca el violonchelo en la serie contra el olvido