¿Y si Bogotá no fuera la capital de Colombia?


David Jáuregui Sarmiento
19 / 07 / 2022
Colprensa
¿Qué pasaría si Bogotá no fuera la capital?
0

Para una ciudad ser la capital política de un país conlleva muchas consecuencias. Por un lado, por lo general, en ella recae una buena parte de la institucionalidad de un Estado, por lo que en ella se concentra el gobierno central y los órganos supremos del Estado, como por ejemplo el Congreso, la Fiscalía y las altas cortes de la Rama Judicial, así como la sede central de la Rama Ejecutiva.

Bogotá, casi desde el principio de la historia del país, ha sido la ciudad que ha cargado con dicha responsabilidad. Ocurrió por diferentes factores, como la preferencia de los europeos por el clima y la altura, por su carácter central cuando el Virreinato de la Nueva Granada expandió sus horizontes hacia el interior del continente, entre otros factores.

Pero no siempre fue así. La ciudad de Cartagena, por ejemplo, fue la primera capital de la Colonia, y tal vez la historia de Bogotá o cualquier otra ciudad sería muy diferente si los emisarios de la Corona Española se hubieran amañado en otra urbe para centralizar su poder político y económico.

¿Qué pasaría si Bogotá no fuera la capital?

Bogotá no aportaría tanto a la economía del país

Normalmente las capitales son centros de desarrollo económico. Si bien Bogotá no es la única, en la actualidad es la que más aporta al Producto Interno Bruto (PIB) del país. Si no lo fuera, otra ciudad tendría los índices económicos de Bogotá. Sin embargo, un país cuenta con varias capitales que son motores económicos, y una de las cosas que cambiaría sería la distribución del aporte económico de las ciudades al país.

Las primeras tres economías de Colombia, de acuerdo con las mediciones nacionales del DANE, son Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca, en las cuales se concentró la mitad de la economía del país durante 2021. Tan sólo entre estas tres regiones se concentró 67% del PIB de Colombia.

Eso quiere decir que si Bogotá no fuera la capital, otra u otras ciudades tendrían que tener la infraestructura, el desarrollo, la población y el capital humano para suplir las necesidades económicas de la nación y así expandir su fuerza productiva hacia sus respectivas regiones.

Pero nada de esto es gratis, y por lo general los mayores centros productivos tienden a tener altas tasas de densidad poblacional y altos costos de vida, lo que hace a estas ciudades lugares frenéticos, acelerados y con condiciones de vida menos tranquilas que en los municipios o ciudades pequeñas.

¿Qué pasaría si Bogotá no fuera la capital de Colombia?

La oferta cultural y educativa estaría en otras ciudades

Tal vez una de las ventajas de habitar una capital es la oferta cultural y educativa. Bogotá, por ejemplo, alberga una amplia oferta cultural que hace de ella una ciudad en la que las artes, los encuentros artísticos y la cultura hacen parte del día a día.

Solamente Bogotá, sin contar las demás capitales, cuenta con 58 museos, 45 teatros, 70 galerías de arte, 5.015 parques y 28 templos religiosos de interés patrimonial, en los cuáles hay una nutrida agenda que ofrece el distrito y una variedad amplia de eventos privados que han posicionado a la ciudad como una centro cultural no sólo del país sino del continente.

Si Bogotá no fuera la capital, tal vez no sería la ciudad anfitriona de eventos de talla mundial como el Festival iberoamericano de Teatro, el Festival Internacional de Arte de Bogotá, o todo el portafolio de festivales públicos como Jazz al Parque, Salsa al Parque, Ópera al Parque, Hip Hop al Parque y Rock al Parque, considerado como el festival de rock gratuito más grande de Latinoamérica.

¿Qué pasaría si Bogotá no fuera la capital de Colombia?

Así mismo, muchos de los habitantes del país no se tendrían que desplazar hasta Bogotá para acceder a la oferta educativa pública y privada con la que cuenta la ciudad, y otras serían las ciudades destino de quienes buscan oportunidades educativas de educación superior.

De acuerdo con el portal especializado Colombiaestudia, en el país hay aproximadamente 155 universidades privadas, y Bogotá es la ciudad con mayor número de este tipo de universidades, mientras que de las 63 universidades públicas que hay en Colombia, Cundinamarca se lleva el título del Departamento con más universidades del sistema público de educación.

Si Bogotá no fuera la capital tal vez la distribución de la oferta educativa se concentraría en otra ciudad o en otras capitales en otras partes del territorio nacional.

El estilo de vida sería menos frenético

¿Qué pasaría si Bogotá no fuera la capital de Colombia?

Aunque no debería ser así, Bogotá tiene particularidades en cuanto a su estilo de vida por su condición de capital. Los constantes problemas de transporte, como los embotellamientos y los largos trayectos para desplazarse dentro de sus límites tal vez no sería cosa del día a día si no fuera la capital de Colombia.

La densidad poblacional tal vez no sería tan alta y los problemas de seguridad no tendrían las altas cifras que se han registrado históricamente en Bogotá, donde la percepción de inseguridad en 2016 fue del 42%, mientras que para el 2021 se situó en 88%, y en el 2020 llegó a 76%. En consecuencia, también el ritmo de vida de la ciudad no sería tan frenético como es usual en las capitales, y sería otra ciudad del país la que viviría bajo el yugo del caos capitalino.

¿Qué pasaría si Bogotá no fuera la capital de Colombia?

Los ejemplos de otros países

Aunque es común que la capital de un país también sea el centro cultural y económico de su área territorial, como ocurre con Bogotá, o que sea la ciudad más poblada, no siempre es así, pues en otros países se presenta el casos donde la capital administrativa es diferente a la capital judicial, la legislativa y la capital oficial consignada en la Constitución.

Un ejemplo es el caso de Sudáfrica, donde se ubican tres capitales: Pretoria es la capital administrativa, mientras que Ciudad del Cabo es la capital legislativa, y en Bloemfontein están las cortes de la rama judicial.

Para no irnos tan lejos, en Chile el Congreso está en Valparaíso, lo que hace a dicha ciudad costera la capital legislativa, mientras que la sede presidencial, el Palacio de la Moneda, y las altas cortes están en Santiago de Chile.

Un caso similar ocurre en Bolivia, donde la capital constitucional es Sucre, donde sólo reside el poder judicial, pero el poder ejecutivo y legislativo se encuentra en La Paz. No obstante, la ciudad de Santa Cruz de la Sierra es la más poblada del país y allí se encuentra el centro económico del país.