Una caída no cortó la velocidad de Martha Bayona en la pista

Martha Bayona dejó de ser promesa y se convirtió en una realidad del ciclismo de pista en Colombia. No solo lo piensa el presidente del Comité Olímpico Colombiano, Baltazar Medina, sino todo el país, que ve con buenos ojos a la velocista santandereana.

Puedes leer también: Los Juegos Bolivarianos en 10 datos

Aprendiendo la pista

Bayona recuerda que su camino en el ciclismo inició a temprana edad gracias a su padre. “Él me empezó a apoyar con una bicicleta y me llevaba a festivales. Luego, a los nueve años fui por primera vez al velódromo. Tuve una caída y no volví a montar como en dos años”, afirma la bumanguesa.

Martha, que entrena en Medellín, cuenta que la caída fue en el peralte, y que aunque no fue “nada grave” dijo entonces: “yo no vuelvo a montar en una pista”.

Ese pudo ser el final, pero dos años después “un entrenador que se llama Gilberto Santa, y que es de Santander, le dijo a mi papá que me llevara a la pista, que él me entrenaba. Yo decidí ir otra vez, pero para subirme fue complicado porque me daba mucho miedo. La única manera fue que montara con otros 4 ciclistas y yo me hice al lado derecho y ya no me podía bajar. Ahí empecé a andar en el peralte y dejé el miedo”.

Jhon Jaime González, entrenador de la selección Colombia de pista, recuerda a Martha “con mucha hambre de salir adelante y muchas ganas de hacer cosas”. Sin embargo resalta que “su técnica no le daba”.

“La conozco en un Campeonato Nacional prejuvenil. Estuvo en la medallería, pero no fue la gran vencedora”, cuenta el antioqueño.

Martha recuerda que en 2011 le “empezó a ir bien” y señala que un año después, en una Copa Mundo de pista en Cali “fue la primera vez que hice equipo con Juliana Gaviria” y ahí “empezó todo en mi vida profesional”.

González indica que Martha “empezó a hacer una proyección poco a poco, y luego de la categoría juvenil, en donde fue quinta en el mundo, tomó la decisión de venirse a vivir a Medellín a entrenar con nosotros”.

Ese fue el punto de inflexión en la carrera de la bumanguesa. “Ahí comienza toda una vida ganando el Campeonato Panamericano, Juegos Nacionales, en el Campeonato Mundial. Desafortunadamente, una caída la sacó de estar en la final de los Olímpicos de Río 2016” y González añade que lo más difícil para la velocista “fue abandonar a su familia y venirse a vivir sola a Medellín con el apoyo de Juliana Gaviria y Fabián Puerta para buscar un futuro”.

¿Pista o ruta?

Martha Bayona no solo ha hecho pista a lo largo de su carrera deportiva. La pedalista santandereana también probó suerte en la ruta y fue campeona de las metas volante en dos de sus tres participaciones en la Vuelta al Futuro.

Me iba mejor en la pista, me gustaba más en el velódromo y me gustaba más la bicicleta de pista, que de la de ruta. Ahora hago la ruta pero solo por entrenamiento, para resistencia. La ruta no me gusta porque solo ganaba metas volantes y la idea es ganar una etapa o la general. Siempre eran las metas volantes y me fui con la pista”, señala sin titubear la bumanguesa.

De Río 2016 a los Juegos Bolivarianos Santa Marta 2017

Martha Bayona tuvo un tropiezo en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. La pedalista colombiano se cayó y la ilusión de estar en la final terminó. “Sentía que podía estar en la final, pero lamentablemente me caí. Fue algo que no esperaba, pero fue muy bonita la experiencia y cómo corrí ese día”, relata sobre su travesía en Brasil.

Los Juegos Olímpicos son uno de sus sueños. Martha se ilusiona con el oro olímpico y con ser campeona del mundo. “Quiero ser la primera, me estoy preparando para eso, que es el otro año en febrero. Los olímpicos son una competencia que no se queda atrás y que hay que clasificar”, dice con firmeza la pedalista nacida en Bucaramanga.

Martha ahora se prepara para la Copa Mundo de ciclismo de pista en donde quiere “hacerlo muy bien” y se prepara “para dar lo mejor”. Luego empezará el ciclo olímpico con la participación en los Juegos Bolivarianos, donde llegará a “correr de buena forma”.

 

Estamos bien entrenados, con mucha preparación. Van a darse bonitos resultados. Estos son mis primeros Bolivarianos. Siempre en Cali va a haber mucho espectáculo, hay mucha gente. Estar en casa da tranquilidad para correr. Hay buenas expectativas”, apunta la santandereana.