Así sufre el cuerpo de un ciclista en competencia

El cuerpo de un ciclista está entrenado para soportar un desgaste físico gigante durante el desarrollo de una competencia de más de dos semanas, ese impacto necesita de unos cuidados específicos para que el pedalista esté recuperado y al día siguiente de nuevo pueda afrontar distancias tan largas y finalmente logre completar un recorrido de más de 3000 kilómetros.

En esa recuperación los fisioterapeutas toman un lugar importante, pues el ciclista mejor regenerado puede sacar ventaja sobre sus rivales al tener mejores piernas para competir, como explica Andrés Felipe Mejía López, quien es el fisioterapeuta del equipo Coldeportes-Zenú-Claro, quien tiene 15 años de ejercicio profesional y está vinculado al ciclismo hace más de cinco años.

Mejía, quien trabajó con deportistas de alto rendimiento en Indeportes Antioquia y con el equipo de ciclismo Orgullo Paisa, habló con Señal Colombia Deportes sobre el impacto que recibe el cuerpo de un ciclista y sobre la recuperación que se le debe practicar para mitigar el impacto del esfuerzo físico.

Señal Deportes: ¿Qué cuidados se debe tener con la alimentación de un ciclista?

Felipe Mejía: Hay que tener una buena vigilancia y cuidado con la manipulación de la comida. El ciclista llega aliviado a un hotel y quizás como hay mucha gente el cocinero no lavó bien la lechuga y quedó una bacteria y el ciclista se enfermó, le dio un malestar estomacal y le toca retirarse de la competencia. Hay que tener mucho cuidado con las verduras por esa razón. Y pues las dietas deben ser con muchas proteínas, sobre todo carnes blancas porque las rojas se demoran más en la digestión, bastantes carbohidratos, calorías y hasta grasas, pero que no sean saturadas. A ellos se les deben dar grandes porciones de comida, porque esa es la gasolina de las piernas.

SCD: ¿En qué consiste el calentamiento y la jornada previa antes de la carrera?

F.M: Básicamente se hace un trabajo sobre la bicicleta. Esa es la única forma de calentar, ya sea en los rodillos o rodando sobre la ‘bici’ cuando hay circuitos. Ahí es que los corredores entran en calor. No hay un estiramiento como tal, esa técnica está siendo muy revaluada, pues al estar el cuerpo frío se hace microroturas de las fibras musculares y cuando se está en competencia estas tienden a empeorar.

SCD: ¿Cuál es el procedimiento cuando termina la etapa?

F.M: Les entregamos el líquido y una proteína para que vayan consumiendo mientras llegamos al sitio de salida de la siguiente etapa, si es muy lejos se les dan comidas como sánduche. En el hotel ellos pasan a almorzar y se hace un listado para el orden de la recuperación, que puede ser la  masoterapia, los estiramientos, las piscinas con hielo, la electroestimulación y algunas más. Todo depende de lo que el ciclista necesite en el momento. Si hay corredores con dolencias, se hace un trabajo de fisioterapia neta. Todo esto va acompañado de una muy buena alimentación e hidratación.

SCD: ¿Por qué son importantes los masajes?

F.M: El masaje es algo muy importante. Yo digo que lo que no hace la mano, no lo hace ninguna máquina, ni nada. Masaje es una palabra muy simple para todo el trabajo que se hace, no solo es cuestión de frotar las piernas, también se hacen trabajos de estiramiento muscular y movimientos articulares. Es una rehabilitación general, volver a un estado normal, no solo un masaje. También se pueden utilizar aparatos como ultrasonidos, masajeadores eléctricos y parafina. Es muy importante aclarar que esto no tiene nada de relajante, esos masajes deplectivos duelen mucho para una persona que no esté acostumbrada.  

SCD: ¿Qué pasa si no se practican los masajes?

F.M: Cuando se realiza actividad física en exceso como en el ciclismo, hay una mezcla de sodio y potasio que son las que producen la fuerza muscular. Pero de esa mezcla química queda un residuo al que se le conoce como el ácido láctico. Son como unos cristales que se depositan en las fibras musculares, cuando se acumulan generan dolor. Eso sucede al día siguiente del esfuerzo y por eso uno se siente como molido. Eso es lo que no podemos dejar que se acumule en un ciclista. El masaje se realiza desde la parte distal (tobillo) a la parte proximal (muslo) de las piernas y lo que se busca es activar el flujo sanguíneo para que haga un barrido y por el mismo torrente se vaya el ácido láctico.

Se acumula el ácido láctico y el deportista antes de salir ya va a sentir la pierna pesada, cargada o hinchada como ellos dicen. Una pierna así te puede hacer perder demasiado tiempo o hasta salir de la etapa porque se puede convertir en un dolor tremendo. Hay que aclarar que en carreras largas llega un momento en que el musculo está muy maltrado o hinchado y los ciclistas prefieren no hacerse masajes ese día para descansar sus piernas.  Hay que tener mucho tacto con ellos.

SCD: ¿De qué es lo que más se quejan los ciclistas cuando termina una etapa?

F.M: De lo que más se quejan es de dolor en los cuádriceps, que es lo que comúnmente conocemos como muslos. También sufren de dolores lumbares, lo que conocemos como lumbalgias y de dolor en el cuello, todo por la posición en que ruedan. Hay otro dolor, pero que desaparece con la fisioterapia, que es en las rodillas. Hay algo clave en todo esto, los mecánicos de los equipos. Las bicicletas tienen unas medidas y un diseño ergonómico de acuerdo a cada ciclista, así que una modificación a la ‘bici’ en el sillín, en las bielas, en la espiga, en las calas de los pies y en el manillar  puede lesionar al ciclista sin importar que se tenga al mejor médico o al mejor fisioterapeuta. Un capítulo aparte tienen las consecuencias de una caída, como las fracturas y las laceraciones.

SCD: ¿Después de dos semanas los ciclistas tienen un cuidado especial?

F.M: A esa altura de la competencia cada ciclista es un caso especial, cada organismo es diferente y hay cuidados especiales para cada uno, incluso desde la comida que deben ser buenas proteínas y carbohidratos. Con todos esos kilómetros recorridos se usan más técnicas en la recuperación como el hielo, el ultrasonido, las compresas calientes, las sacudidas, que despegan las fibras y activan la circulación. Otra forma es usar las medias con gradiente de presión que van hasta la ingle. Aprietan desde el tobillo y van soltando hacia arriba. Ayudan a que el líquido no llegue al tobillo y favorecen la circulación.

SCD: ¿Cuáles deben ser los cuidados cuando termina la competencia?

F.M: Un ciclista no termina la competencia y puede irse a descansar un mes, nada de eso. Ellos llegan a sus hogares y puede estar sin montar bicicleta uno o dos días, máximo. No es que llega y se queda jugando “Play” una semana o irse a jugar fútbol y no hace nada más. Lo que sucede es que a ellos se les bajan las cargas y deben hacer rutinas suaves para evitar que se les peguen las piernas. Ahí lo que deben hacer es hablar con los preparadores físicos para saber qué rutinas deben hacer según el cronograma de competiciones que tenga el ciclista.

También puedes leer: ¿Qué tanto influye la bicicleta en el ciclista?