Brayan Carreño, el colombiano que triunfa en el patinaje artístico


Admin old
24 / 11 / 2015
Brayan Carreño, el colombiano que triunfa en el patinaje artístico
0

Para Brayan Carreño la danza deportiva hacía parte de su esencia. Entrenaba todos los días para ser el mejor. No pensaba en nada más. Su vida giraba alrededor del compás musical de cada una de las canciones con las que practicaba para estar en la élite nacional e internacional. En aquel momento, el baile era su razón de ser. Con tan solo 12 años (ahora tiene 18) ya se destacaba como uno de los mejores en Cali, su ciudad natal. Sin embargo, esa pasión comenzó a cambiar. Una tarde, a la salida del colegio, Bryan y sus amigos pasaban por el coliseo Alcides Nieto Patiño.

Allí, un grupo de jóvenes encabezados por el técnico Ramiro Velasco estaban entrenando sobre unos patines. “Reían y disfrutaban, prácticamente bailaban sobre cuatro ruedas”, recuerda este caleño de 16 años. “A partir de ahí mi gusto por el patinaje artístico fue mucho mayor a la pasión por el baile deportivo. Pero el haber hecho tanto tiempo danza me ha servido para destacarme en esto”, agrega.

Brayan vive en Cali con su madre, María Ceballos y sus tres hermanos mayores. También con su padre, Germán Carreño, pero él “casi nunca está en la casa y no por nada malo, sino que él es camionero, y siempre está viajando por todas partes”, dice orgulloso de su papá, quien tiene una profesión que se relaciona con virilidad y fuerza, todo lo contrario a lo que su hijo hace. A pesar de eso, la relación padre e hijo es excelente. Germán es su principal admirador.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Brayan Carreño (@bracarreno02) el

Cuando puede hace todo lo posible por acompañarlo en las competencias; para él no importan los kilómetros que ha recorrido con su camión, lo más importante es estar ahí. En su colegio los profesores tratan de ayudarlo en todo. Estudia de 6:30 a.m. a 12:30 y entrena todos los días desde las 3:00 hasta las 9:00 de la noche, algo que para un niño de esa edad es todo un reto. Su familia siempre le ha dicho que la educación es la base de la vida y por eso Brayan se esfuerza al máximo para sacar las mejores notas, así como también lo hace cuando está en una pista de patinaje. “No es fácil combinar las dos cosas, pero cada vez que algo me sale mal pienso en mis sueños y sigo adelante”.

Mi entrenador, Enrique Demata, siempre me da consejos, tanto en la parte profesional como personal. Él conoce mis capacidades y durante estos años trabajando juntos me ha formado muy bien, estoy muy agradecido por eso”. Hoy, a sus 18 años, Brayan ya hace parte de los mejores patinadores del mundo. En el 2018, en Francia, se proclamó bicampeón en la modalidad danza libre, demostrando toda su destreza sobre los patines. Una habilidad que como él dice se la debe a su pasado en el baile deportivo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Brayan Carreño (@bracarreno02) el