El deporte extremo en Colombia, una muestra de tenacidad

En el deporte extremo, la referencia más cercana para Colombia ha sido Estados Unidos. Allí, en la década del 60, y medio de la revolución de la política y la exigencia de las minorías por los derechos civiles, las expresiones deportivas alternas empezaron a popularizarse.

Por ejemplo, a principios de los 60, en Dogtown, California, un grupo de surfistas, quienes no tenían un lugar adecuado para practicar, decidieron ponerle ruedas a sus tablas e imitar su disciplina en lugares abandonados que tuvieran formas circulares, así nació el skateboard.

En nuestro país, el proceso ha sido similar. Algunas personas conocen la disciplina y se encargan de difundirla. Sin esperar nada a cambio, sino solo por la pasión que les genera el deporte se encargaron de que en Colombia se conociera acerca del bicicrós, el flatland, el skateboard, el parkour y el alpinismo.

Por ejemplo, en 2016, un grupo de alpinistas colombianos inició una travesía para escalar las 7 cumbres más altas de América Latina. Este deporte ha tenido gran desarrollo en el país en lugares como Suesca o el Nevado del Ruíz.

Por otro lado, en el ámbito de los deportes extremos urbanos, uno de los que primero  se dio a conocer en Colombia fue el bicicrós. Ricardo Arango, un aficionado antioqueño, realizó una exhibición de esta disciplina en Medellín. Desde allí, se empezó a difundir la práctica en diferentes modalidades, incluida el BMX, que le ha otorgado cuatro medallas olímpicas al país.

Cristián Gaitán, quien hace parte de la Comisión Nacional de Skateboarding, que trabaja con la Federación Nacional de Patinaje, nos contó cómo ha sido su trabajo para promover el skateboarding en Bogotá y en el país.

Gaitán empezó a patinar en 1991 en el barrio San Rafael de Bogotá . A finales de los 90 realizó un proyecto audiovisual llamado ‘Evolución Video Magazine’ y después creó el primer portal de skateboard de Colombia, el cual se llamaba skatenacion.com.

Este sitio web se convirtió en una herramienta importante de comunicación que, más adelante se consolidó como una organización: el DUNDT, el programa de Deportes Urbanos y Nuevas Tendencias del Distrito, el cual hizo parte del IDRD el Instituto Distrital de Recreación y Deporte hasta 2015.

Sin embargo, los esfuerzos de Cristian y de cientos de skaters y deportistas extremos en Colombia no son suficientes. Los recursos que brinda el Estado no son los apropiados para un gremio que está en constante crecimiento. Por eso, es importante darle visibilidad a esta clase de disciplinas, a las historias de personas que como Cristian, algún día, tomaron unos patines y las tablas de la cama para poder armar un monopatín.

En Malos Pasos, (consulta los horarios de transmisión), te contamos la historia de 39 deportistas extremos de América Latina, quienes han sido protagonistas en deportes que no son convencionales y han competido contra sí mismos para hacer lo que más les gusta. En nuestro caso, en un país que se paraliza por el fútbol, pero en el que también existe un universo de deportes para explorar.