"Los 400 golpes", un filme revolucionario


David Jáuregui Sarmiento
12 / 02 / 2021
Cine

Los 400 golpes

Próxima emisión

Viernes, 10 Diciembre 10:00 pm

Los 400 golpes de François Truffaut
0

Los 400 golpes (1959) es una película considerada la máxima exponente del movimiento artístico francés conocido como nouvelle vague (nueva ola).

A los 27 años de edad, François Truffaut, se llevó el premio a mejor director en el prestigioso Festival de Cannes por esta película, su ópera prima, por lo que se trata de un largometraje que en su momento fue revolucionario para el séptimo arte francés.

Es en Los 400 golpes que Truffaut pone de manifiesto los principios de "la nueva ola" en la pantalla gigante, hecho que le dio un color artístico y una forma de hacer cine tan novedosa en su momento que le dio la vuelta al mundo.

La historia de Los 400 golpes

De la mano del joven actor Jean-Pierre Léaud, Truffaut inicia con Los 400 golpes una serie de cinco películas con tintes autobiográficos, y que dejan ver su sensibilidad por las infancias traumáticas y los más desprotegidos.

"La infancia de Truffaut es una infancia que se ha escapado a la imaginación del cine y la literatura contra la realidad, contra la familia. También se trata de un niño que realmente se saltó la escuela, fue a otro lugar más allá de la vida real, se encerró en el amor por el cine", explicó el historiador especialista de la obra de Truffaut y presidente de la Cinemateca Francesa, Serge Toubiana.

Precisamente, su primera película cuenta la historia de Antoine Doinel, un chico que con 14 años se ve obligado a ser testigo de los problemas conyugales de sus padres y, además, a soportar las exigencias de un severo profesor que se ha ensañado con él.

Los 400 golpes

Un día, asustado porque se saltó un castigo impuesto por el maestro, decide escapar de clase con su amigo René. La suerte de Antoine gira en su contra aún más cuando, inesperadamente, ve a su madre en compañía de otro hombre.

Ser testigo de la infidelidad de su madre lo atormenta con culpa y miedo, sentimientos que lo arrastran a una cadena de mentiras y errores que poco a poco van cambiando su actitud frente al mundo.

Antoine, sueña con dejar atrás todos sus problemas, y para ello se propone conocer el mar. Escapar se convierte en su meta y traza con René un plan para escaparse. Sin embargo, la mala fortuna de este chico aún tendrá más sorpresas que dar.

Los 400 golpes

El relato crudo y veraz de Los 400 golpes

La historia de Antoine partió la historia del cine francés en dos. La visión de la nueva ola causó una renovación incluso del uso del lenguaje cinematográfico que se utilizaba en Francia.

A partir de ella y de esta película se encontró una nueva forma de abordar el cine, partiendo de una postura más intelectual y artística, y de una mayor intensidad en el impacto cultural de los largometrajes.

Así mismo, se trató de una tendencia crítica de artistas del séptimo arte que pretendió poner primero al "cine de autor" sobre "cine comercial" que se exhibía a principios de la década de los sesenta en los teatros de cine franceses.

Los 400 golpes

"¿Cuál es el espíritu de la nueva ola? Es el espíritu de lo hecho rápido, en la calle, con actores naturales, sin maquillaje, sin trucos y todo como es en la vida real", agregó Toubiana.

También puedes leer: ¿Por qué el uso de actores naturales en el cine?

La veracidad del relato de Los 400 golpes fue hecha a pulso por Truffaut, quien consiguió romper los moldes y demostrar que sus constantes críticas al cine francés en la revista Cahiers Du Cinema eran acertadas.

A través de una puesta en escena transparente, donde la esencia de los personajes es fundamental, y donde se deja ver la presencia de la ciudad y sus calles, y sus ruidos, Truffaut logró dar cuenta de toda una nueva expresión posible en el cine: ejercer una crítica frontal a las instituciones familiares, escolares y carcelarias, o en general a la forma imperante de la biopolítica que estudió ampliamente su contemporáneo, el filósofo Michael Foucault.

No te pierdas esta película, ganadora en el Festival de Cine de Cannes, el Premio Bodil de la Academia de cine danesa, ganadora a mejor película de cine extranjero en el Festival de cine de Nueva York y del Círculo de críticos de Nueva York, además de varias nominaciones en los Premios Óscar y Bafta de la Academia inglesa.

Los 400 golpes