Un café con el director de "Cazando luciérnagas"


Paola Arcila Perdomo
27 / 03 / 2018
Marlon Moreno y Valentina Abril en "Cazando luciérnagas"
Marlon Moreno y Valentina Abril en "Cazando luciérnagas"
0

Señal Colombia habló con Roberto Flores Prieto, el director de la cinta colombiana Cazando luciérnagas, filme que llega de nuevo a nuestra pantalla. El director nos contó los detalles de su película y algunos secretos de su vida. Aquí sus declaraciones

Cazando luciérnagas
Jueves 13 de diciembre, 10:00 p. m.

 

 

Señal Colombia: Por favor díganos ¿quién es Roberto Flores Prieto?

Roberto Flores Prieto: Describirse a sí mismo podría parecer el acto más sencillo y sin embargo es, a mi juicio, el más complicado. Dicen otros que soy persistente, riguroso, terco, apasionado, leal. Me gusta creer que es así, por lo menos suena bien.

 

SC: Comencemos a hablar de trabajo, ¿qué tipo de cine hace Roberto Flores Prieto? ¿Qué quiere destacar en sus producciones?

RFP: He intentado construir una obra que gire en torno a los personajes más que a la trama. Un cine que defiende el derecho a la contemplación y la pausa. La gran mayoría del cine actual se basa en una "dramaturgia del aturdimiento", una sarta de artilugios banales e infantiles que castran al espectador y lo convierten en un receptor pasivo de estímulos visuales y auditivos que corresponden más al parque de diversiones que al séptimo arte.

Hemos perdido la capacidad de detectar y disfrutar la belleza de nuestro entorno cotidiano, de valorarla realmente. Le tememos al silencio porque nos invita a escucharnos a nosotros mismos y algunas veces no nos sentimos a gusto con lo que somos. Queremos evasión y a muchos les conviene ese deseo, lo alimentan y lo aplauden.

Mi trabajo apunta también a la reelaboración del imaginario del Caribe colombiano; una invitación a que nos repensemos desde nuestra región y nos insertemos al mundo de otra manera. Finalmente, busco siempre construir piezas estéticas y dramatúrgicas particulares, a partir de sentimientos y situaciones profundamente universales. El amor, en todas sus manifestaciones posibles, es el hilo conductor de mi trabajo.

Marlon Moreno y Valentina Abril en Cazando luciérnagas

 

SC: ¿Podríamos decir que el equilibrio en el cine que usted realiza, frente a lo artístico, es influenciado por crecer en un hogar rodeado de arte, familiarmente hablando?

RFP: Es obvio que el alud de información interdisciplinaria que recibí en mi hogar de niño y adolescente fue clave en mi desarrollo personal. Estar expuesto a ciertas cosas fue siempre lo normal para mí y de igual manera, cuando hago mis películas no me siento haciendo arte ni mucho menos. Mi obra responde a mi forma de ser. Mi dramaturgia, mis encuadres, mi puesta en escena en general se construye a partir de mi experiencia vital, mis gustos y aficiones. Creo firmemente en cierta forma de belleza, eso sí, y trato de hacer honor a ella. Pero no quiero hacer cine para mayorías ni minorías, sólo quiero dialogar con seres humanos sensibles y abiertos a la heterogeneidad del mundo, a sus imperfecciones y su conmovedora fragilidad.

 

SC: Y sobre Cazando luciérnagas, ¿qué vio usted en la película que ningún crítico de cine vio? ¿Quizás algo sobre la soledad, el drama o la rutina?

RFP: Creo que los críticos en Colombia y el mundo vieron todo y hasta más. Cosas que jamás me hubiera imaginado, buenas y malas. Evidentemente existen unos guiños autobiográficos en el filme que ellos no están en la capacidad de detectar y yo los disfruto o los sufro una y otra vez, en silencio y en secreto.

Valentina Abril corriendo en campo abierto en Cazando luciérnagas

 

SC: ¿Qué significan las luciérnagas para usted?

RFP: Las luciérnagas para mi significan la presencia de la luz, inclusive en los lugares más oscuros. Y son una invitación a todos a que busquemos esas pequeñas y diminutas luces que transforman nuestra existencia.

 

SC: Y finalmente, si hablamos de Vivo en el limbo nos referimos a la música o si pensamos en Cazando luciérnagas hablamos de los silencios. ¿El mundo sonoro es lo más importante para usted?

RFP: Preferiría no incluir Vivo en el limbo en esta conversación. Es una película fallida que me fue arrebatada bajo preaviso, hay que admitirlo. No sé si mi versión era buena, mala o regular, pero sí que no tiene nada que ver con lo que la gente vio en pantalla. La verdad intenté jugar al "Caballo de Troya" pero las tropas contrarias eran demasiado poderosas.

Sin embargo, volviendo a tu pregunta, sí, el mundo sonoro es muy importante para mí. Tengo una participación muy activa en el diseño sonoro de mis películas y amo profundamente la música, es una parte fundamental de mi vida. No obstante, no soy esclavo de ella en mis películas. Nunca dejo que mi melomanía invada mis trabajos. Por otro lado, es verdad que trato de que el espectador contemple las posibilidades del sonido, más allá de la oralidad y los diálogos, malformación que la televisión nos ha inoculado durante décadas. Me encanta escuchar y percibir la identidad sonora de las personas y los espacios".