Fellini y Visconti, una enemistad productiva


David Jáuregui Sarmiento
27 / 12 / 2019
Fellini y Visconti, una enemistad productiva
0

'La strada' (1954) es una de las más celebradas películas del mítico director italiano Federico Fellini. Este largometraje, protagonizado por Anthony Quinn y Giulietta Masina, es considerado uno de los mejores trabajos del director.

En esta historia una joven que trabaja para un artista ambulante llamado Zampanò muere, y su madre toma a Gelsomina, también hija suya, y la vende al artista.

Aunque Zampanò es violento, la muchacha se siente atraída por el estilo de vida en la calle (la strada). Gelsomina aprende el oficio de artista y demuestra gran talento, pero no se siente apreciada por Zampanò por lo que decide abandonarlo y volver a casa.



Sin embargo, sobre esta película se ha hablado mucho y no tanto sobre su director y la enemistad que tenía con el otro gran director del séptimo arte italiano: Luchino Visconti. Esta rivalidad, en parte, fue la que propició la competencia entre estos dos artistas y los hizo llegar a obras tan significativas como 'La dolce vita'.

Una enemistad a muerte

De acuerdo con la actriz italiana Claudia Cardinale, los dos célebres directores de cine eran "dos maestros que se odiaban", según aseguró en el marco del festival de cine de Locarno (Suiza), donde fue homenajeada. Las declaraciones de la actriz, hechas a la agencia española EFE en 2011 revelaron que a pesar de la genialidad de los dos cineastas había una rivalidad que incluso rayaba con el odio, pues los dos "eran totalmente distintos. Luchino era un perfeccionista que ensayaba cada gesto, cada entonación en el más profundo silencio, como en el teatro. Federico trabajaba en medio de la confusión, improvisaba, era mágico, transformaba la banalidad en algo misterioso".

Este odio, sin embargo, fue durante más de dos décadas con un trato muy cordial pues al parecer tenían mucho más en común de lo que hubiesen deseado: desde sus personalidades hasta los actores y técnicos que se robaban mutuamente para sus cintas. Se trataba, como suele pasar los grandes artistas, de un enfrentamiento inevitable en donde sus egos y sus talentos chocaban todo el tiempo.


La strada 1


La rivalidad entre Visconti y Fellini ha sido legendaria, y ha probado que este tipo de enfrentamientos entre artistas puede ser para el beneficio de todos, incluso del arte, pues los dos compartieron trabajos, artistas e ideas, y todos quienes trabajaron con ellos vieron en dicha enemistad también grandes momentos en su carrera.

Precisamente, la actriz Claudia Cardinale es un ejemplo de ello, pues fueron ellos, Federico Fellini con 'Ocho y medio' y Luchino Visconti con 'El Gatopardo', quienes catapultaron su trayectoria a los 24 años de edad tan solo seis meses después de que desembarcara en Italia huyendo de las sombras de ser madre adolescente y soltera en su país de nacimiento, Túnez.

'La strada', no obstante, da cuenta de lo que podría considerarse el final de esta batalla: la frialdad y meticulosidad de Visconti pudo menos que la espontaneidad y la búsqueda de la imagen de Fellini, quien incluso en un país como Colombia, en un canal público, sigue teniendo homenajes por su obra.

No te pierdas una de las más grandes obras de Fellini por Señal Colombia, y descubre porqué es tan importante esta película y la rivalidad que dejó grandes obras de arte.