'La jaula de oro', un sueño americano hecho trizas


Paola Arcila Perdomo
10 / 07 / 2017
Imagen de la cinta: "La jaula de oro"

Llega de nuevo a la pantalla de Señal Colombia la cinta mexicana 'La jaula de oro', filme dirigido por Diego Quemada-Díez quien, a través de una historia impactante, nos cuenta una emotiva y dura realidad sobre la inmigración y la desesperanza.

 

La jaula de oro
Domingo 24 de junio, 10:00 p. m.

 

Cada día, miles de personas tratan de atravesar fronteras para cumplir el sueño americano, pero pasar por 'el hueco', 'de mojado' o mejor dicho de ilegal, es una opción no solamente difícil sino muy peligrosa. Muchos toman la decisión y por falta de oportunidades, pobreza, inseguridad o incluso la violación de sus derechos como humanos, deciden arriesgar su dignidad y hasta la vida misma con un recorrido que, indudablemente, es el más duro de sus vidas.

 

Es así como nos adentramos en la historia de este filme, donde tres personajes, actores naturales, emprenden un recorrido desde su país de origen, Guatemala, e intentan llegar a Estados Unidos viajando en tren. Siendo perseguidos como si fueran delincuentes, cazados por mercaderes, robados por bandoleros, atacados por violadores y encontrando todo tipo de gente sin escrúpulos, van labrando el camino para llegar al mayor de sus sueños.

Estos tres personajes se desnudan constantemente en este viaje que aflora sus sentimientos de sobrevivencia, sentimientos que tienen la transparencia necesaria para hacer de esta película una de las más representativas que se han hecho sobre este tema, que si bien tiene tanto de largo como de ancho, se plantea bajo la mirada real sobre el desplazamiento, los abusos, la corrupción, e incluso, si vamos un poco más allá, sobre las leyes migratorias.

Jaula de oro es la definición que algunos inmigrantes latinoamericanos le tienen a Estados Unidos. Para la muestra la canción de Los tigres del norte que, acompañados por Juanes, logran narrar lo que sienten aquellos hombres encerrados en un país y con el alma en otro.

 

"De mi trabajo a mi casa

yo no sé lo que me pasa

aunque soy hombre de hogar

casi no salgo a la calle

pues tengo miedo que me hallen

y me puedan deportar".