El amor y el respeto triunfan en “Azur y Asmar”


David Jáuregui Sarmiento
20 / 12 / 2021
Cine

Azur y Asmar

Película Azur y Asmar
0

Azur y Asmar (2006) es una película de animación escrita y dirigida por el cineasta francés Michel Ocelot que cuenta una historia tolerancia, respeto y el entendimiento entre pueblos.

Estrenada en el Festival de Cannes, Azur y Asmar está inspirada en las historias de Las mil y una noches, una popular recopilación medieval de cuentos tradicionales del Oriente Medio.

Con música de Gabriel Yared, esta película de aventura fue hecha con animación 100% digital, siendo así la primera con dicha técnica de animación que realizó Ocelot, quien se ha destacado por su trabajo en el séptimo arte de animación.

Película Azur y Asmar

Azur y Asmar empieza en en un país próspero y muy verde en el que vivían Azur, un chico rubio y de ojos azules, hijo de un terrateniente terrateniente, y Asmar, un chico de tez morena y de ojos negros, hijo de Jenane la nodriza, el ama de cria de Azur.

En pleno medioevo europeo,​ Jenane, quien había llegado desde una larga distancia por mar, ayuda en la crianza del hijo del dueño de casa, quien crece junto a su propio hijo, peleándose y amándose como si fuesen hermanos.

Sin embargo, con el tiempo uno comienza a tener celos del otro respecto del amor maternal, generando conflictos, por lo que el padre de Azur envía a su hijo a la ciudad para que viva y estudie con un maestro.

Película Azur y Asmar

Acto seguido, la nodriza y su hijo son despedidos por el terrateniente, pues consideró que ya se podía prescindir de sus servicios, generando así una brusca separación entre los chicos.

Diez años más tarde, Azur se queda solo, con el sueño del país de las rosas y el jazmín que canta su niñera y el país de la bella Hada de los Djinns (o hada de los genios) que hay que rescatar. 

Para lograrlo, Azur decide atravesar el mar, como lo hizo antes su amigo Asmar, para encontrar y proponer matrimonio al hada de los djinns. 

Pero durante el viaje, una ola le hace caer del barco, llegando finalmente a una playa de un país desconocido, lleno de aventuras de encantamientos y maravillas, donde apenas reconoce el habla de su nodriza, y donde debe huir de sus habitantes, quienes le rechazan debido a la “maldición de los ojos azules”. 

Película Azur y Asmar

Para sortear su suerte, Azur se hará pasar por ciego, excusa con la que se mueve con libertad por los caminos hasta que conoce a Crapoux, un mendigo que habla bien su lengua, y quien le guía en busca de las tres llaves necesarias para acceder al hada de los genios.

Azur encuentra a su nodriza, quien se había dedicado al comercio y se había vuelto rica. El tiempo ha pasado con gracia y el que ha sido rico ahora es mendigo, mientras que el que era pobre ahora es un príncipe, y ambos quieren conseguir el Hada de los Djins.

A pesar del rencor latente de Asmar contra el padre de Azur por haberles echado a él y a su madre, Jenane decide apoyar por igual a ambos, incluso en sus pretensiones de conocer y casarse con el hada de los genios.

Las decisiones de los dos jóvenes los convertirán en aliados, como siempre fueron, o en enemigos en sus más profundos deseos.

Película Azur y Asmar

Una película sobre entendimiento y perdón

De acuerdo con la revista especializada AulaCine, el mensaje de Azur y Asmar es humanista, de apertura mental, de respeto a la diversidad cultural, religiosa, de países y de costumbres. 

El filme deja toda una moraleja sobre la importancia de amarse por encima de las razas y con un derroche de imaginación de parte del director cuenta una fascinante historia sobre la liberación del hada de los Djins. 

Así mismo, habla de la superación de cada quien para lograr sus metas de vida, siempre sin perder de vista que es necesario ir más allá de los prejuicios que nos rodean y no limitarnos por ellos.