Una mujer desafía a un gigante en "Erin Brockovich"


David Jáuregui Sarmiento
10 / 05 / 2021
Cine

Erin Brockovich, una mujer audaz

Julia Roberts interpreta a Erin Brockovich
Erin Brockovich
0

Erin Brockovich (2000) es una película estadounidense dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Julia Roberts que cuenta un relato similar al de David contra Goliat.

La película, basada en la historia verídica de la activista Erin Brockovich-Ellis, le valió a Roberts el Óscar a mejor actriz, así como el Globo de Oro, entre muchos otros reconocimientos.

¿Quién es Erin Brockovich?

Roberts interpreta a Erin Brockovich, una activista ambiental que lideró una importante batalla legal contra la Pacific Gas and Electric Company , una compañía fundada en EE. UU. que en medio de su operación estaba envenenando a ciudadanos que no conocían los daños de la compañía en el ambiente.

En la película conocemos la gesta de Erin Brockovich, una mujer divorciada y madre de tres hijos, con problemas para encontrar trabajo.

Un giro en su vida ocurre cuando sufre un accidente de tránsito que le genera serios problemas en sus finanzas. Cuando va a juicio para pedir la indemnización, sufre un nuevo revés al perder el litigio legal.

Al no poder hacer frente a los gastos médicos, Erin se ve obligada a buscar un trabajo rápidamente para pagarlos. Así da con un puesto como asistente en la firma de Ed Masry, el abogado que llevó su caso en la disputa legal.

Una vez en el mundo de las leyes, Erin encuentra el expediente de un cliente que le llama la atención. Erin investiga al respecto y descubre un turbio asunto medioambiental en el que está involucrada la compañía Pacific Gas and Electric, y que ha provocado el envenenamiento de varias personas en la zona de Hinkley, en California.

Tras hablar con varias víctimas del misterioso envenenamiento, Brockovich descubre que el agua subterránea está siendo contaminada con cromo por cuenta de los trabajos de la compañía.

Como es Erin la que descubre el problema, convence a Ed para permitir que lleve la investigación, ganándose la confianza de los vecinos afectados de Hinkley. Una vez ha ganado la confianza de la comunidad, Erin consigue que el 100% de los demandantes se unan a la acción colectiva contra la empresa.

Con la ayuda de los afectados, la protagonista busca probar que la compañía sabía que el agua estaba contaminada con, y que no hizo nada al respecto.

Pero esta batalla es liderada por una mujer el común contra una compañía enorme, en un relato que recuerda a la historia de David y Goliat.