Raphael, leyenda viva del habla hispana


David Jáuregui Sarmiento
14 / 12 / 2020
Raphael
0

La humanidad avanza y avanza, nadie sabe para dónde, pero lo que ha dejado atrás nunca se olvida. Los artistas, los líderes, los científicos y los grandes investigadores permanecen eternos a través del tiempo. Raphael es uno de ellos.

Aunque sigue vigente en la escena cultural, este cantante y actor español nos devuelve al pasado con su trabajo artístico, con el que se convirtió en uno de los más importantes referentes en la cultura hispanohablante.

RaphaelRaphael en la película Digan lo que digan

¿Quién es Raphael?

Nacido en 1943, en la ciudad española de Linares, Raphael es considerado la primera estrella española a nivel global.

Cuando tenía apenas 19 años ganó en 1962 el primer, segundo y tercer premio en el popular Festival Internacional de la Canción de Benidorm, interpretando las canciones Llevan, Inmensidad y Tu conciencia.

En el año 1964 anotó su primer éxito con con Los hombres lloran también. Dos años después, en 1966, Miguel Rafael Martos Sánchez (su nombre real) representó a España en el Festival Eurovisión con el tema Yo soy aquel y en 1967 regresó al certamen con la canción Hablemos del amor.

Se dice que se negó a acudir por tercera vez a Eurovisión con el argumento de que la barrera idiomática suponía un obstáculo para su triunfo.

Pronto fue conocido en Italia, Francia, Alemania, Japón o Australia, confines a los que llegó una vez conquistado el mundo hispanohablante, que encontró en la música folclórica y en la balada romántica de Raphael una estrella en nacimiento.

Una de las claves para conquistar primero Hispanoamérica fue a través de canciones con tintes folclóricos de la región, como por ejemplo Huapango torero, Sandunga y Llorona, temas que fueron un éxito en México y que servirían de puerta de entrada a todo el vasto continente americano.

RaphaelRaphael en la película Sin un adiós

Los más de 70 millones de discos vendidos con su nombre avalan la teoría de que se trató de la primera estrella latina global. Raphael grabó en español, italiano, francés, inglés, alemán, e incluso japonés. Recibió 350 discos de Oro, 50 de Platino y uno de Uranio.

Sin embargo, sus virtudes también lo llevaron hacia la actuación, especialmente para el cine, pero también en algunas series de televisión, en una época en la que aparecer en las películas era el equivalente a tener un éxito en Youtube.

Para el cine rodó, entre otros largometrajes, Cuando tú no estás (1966), Al ponerse el Sol (1967), Digan lo que digan (1968, filmada en Argentina), El golfo (1969, filmada en México), El ángel (1969), Sin un adiós (1970), y Volveré a nacer (1972).

Su grandeza es tal que ha estado en los escenarios más importantes del planeta: desde el Madison Square Garden y el Carnegie Hall de Nueva York, la Opera House de Sídney, el Bolshoi y el Rossia de Moscú, el Palacio de la Música, el Teatro de la Zarzuela, el Teatro Español, y el Teatro Real de Madrid, el Teatro de la Opera de San Petersburgo, el Palau de la Música de Barcelona, el Olympia de París, entre muchos otros.

RaphaelRaphael en la película El ángel

Otro de sus grandes logros fue conseguir triunfar durante el franquismo en Rusia y llenar teatros de Moscú a Bakú, en una época en la que los españoles tenían prohibido viajar a la Unión Soviética.

¿Por qué Raphael y no Rafael?

La “ph” en el nombre artístico, desde luego, no es una coincidencia. La historia de esta marca distintiva en “Raphael” es casi tan antiguo como su carrera profesional.

Los comienzos de esta leyenda se hicieron en el sello discográfico Philips y el artista, para distinguirse de los demás mortales adoptó la "ph" del nombre de la compañía y se puso a sí mismo Raphael.