¿Cómo surgió Bogoshorts?


Sebastián Acosta Alzate
25 / 11 / 2019
Bogoshorts
0

De corto en corto, el festival de cortometrajes de Bogotá Bogoshorts ya tiene un largo metraje audiovisual. Desde luego, vale la pena recordar teniendo en cuenta que entre el 3 y 10 de diciembre se lleva a cabo la edición número 17 del evento.

Dada la importancia para el sector audiovisual, entrevistamos a su director; Jaime Manrique, quien nos contextualiza con su propia voz cómo surgió el evento y el impacto que ha logrado tener. 

¿Cómo nació Bogoshorts?

Bogoshorts no siempre se llamó así. El festival inició en 2003 con el nombre de In Vitro Visual, debido a que en la localidad de Chapinero existía un bar llamado In Vitro, el cual se hizo popular por la creación de un espacio semanal para exponer cortometrajes creados en nuestro país, que tenían algo en particular, "la mayoría eran pertenecientes a muchos clientes del local".

Era allí donde se estaba gestando un movimiento de apoyo a la cinematografía colombiana y, en especial, a los nuevos creadores. En esa época, la producción de cine nacional era mucho menor a la de hoy, ya que en julio de 2003 surgió la ley 814 para el fomento de la actividad cinematográfica en Colombia.

El panorama para la industria mejoró y hasta se creó el Fondo de Desarrollo Cinematográfico. En medio de este contexto oficial, el cine independiente se fue fortaleciendo y claro, todas las personas que participaban en In Vitro Visual, empezaron a ver una luz para producir y compartir en este nicho.

Es por ello que le preguntamos a Manrique si hubo o no una influencia notoria de la creación de la ley en relación con este espacio de promoción cinematográfica y de cortometrajes.

¿Cómo influyó la ley de cine?

Justo al lado del Teatro Jorge Eliécer Gaitán en la carrera séptima, existía la vieja Cinemateca Distrital de Bogotá, con una puerta pequeña y una cartelera apenas visible de cerca.

La fila paralela al andén siempre era larga sin importar la cantidad de puestos, y así sin importar el tamaño o el aforo, en marzo de 2005 surgió la sociedad entre In Vitro Producciones y Laboratorios Black Velvet, con el ánimo de fortalecer las estrategias de comunicación y divulgación audiovisual. Pues veían que el encuentro entre cinéfilos, directores, productores y realizadores se le podría sacar más provecho.

¿Cómo evolucionaron las comunicaciones?

Fue para dicho año en que la curaduría de imágenes, las relaciones públicas y la prensa se tomaron enserio. La comunicación desde dicha fecha se puso en el centro de los organizadores, dando como resultado para 2006 la muestra Lo mejor de In Vitro Visual. Evento que sirvió para catapultar las creaciones locales a otros países.

De acuerdo con el sitio web de Bogoshorts, la muestra "compilaba seis horas con los trabajos más destacados del año anterior, viajando a lo largo del año por más de doce ciudades colombianas y países como Argentina, España, Estados Unidos y Venezuela. Esta sería la semilla del actual Bogoshorts World Tour y Bogoshorts Ruta Colombia. Para ese año la premiación cuenta con la actuación en vivo de ChocQuibTown y la Cinemateca se convierte cada vez más en la casa del festival".

Teniendo en cuenta el vagaje y la trayectoria que justifica la calidad de los cortometrajes, también le preguntamos a Manrique cómo se procesa, archiva y salvaguarda el contenido audiovisual de Bogoshorts, escucha lo que nos respondió.

¿Cómo se archiva Bogoshorts?

Así como en Colombia los transportadores tienen a la Virgen del Carmen como patrona, el sector audiovisual también tiene a Santa Lucía, la patrona de los ojos. En 2007 esta santa inspiró la creación de una estatuilla que se convirtió en el premio oficial que otorga el festival.

Según Bogoshorts, "la Virgen surgió al tratar de encontrar características en las que los colombianos tuviéramos un parecido, algo que nos conectara culturalmente, y aunque no todos creemos fervientemente en las imágenes religiosas, sí tenemos una fuerte historia familiar, social e incluso política que otorga casi poderes sobrehumanos a muchas de ellas".

Además de esto, se hizo con la intención de crear "una cita religiosa" con el evento y augurarles a los ganadores de premios "Que la virgen los acompañe".

Hablamos con Jaime Manrique, director de Bogoshorts, sobre la importancia histórica del movimiento Bogoshorts y el significado de la virgen ciega.

¿Qué significa la virgen ciega?

Después de exhibir más de 250 cortometrajes entre 2003 y 2007, en 2008 surge el primer cambio de nombre, el cual se tituló Festival Internacional In Vitro Visual, que tuvo cinco ediciones y buena acogida internacional. Según Bogoshorts, "se contó con un grupo de jurados de primer nivel, representantes del cine colombiano como los directores Andy Baiz, Luis Alberto Restrepo, William Vega, Carlos Moreno, Ciro Guerra; los productores Diana Bustamante, Diego Ramírez, Federico Durán, Alessandro Angulo, entre otros".

¿Cuándo se internacionalizó Bogoshorts?

El 9 de abril de 2013 revivió el aprecio por la vieja Cinemateca Distrital, pues en dicho espacio "al calor de un chocolate bogotano y bajo el lema Revolution Now, el festival presenta su imagen y su nuevo nombre: Bogotá Short Film Festival / Festival de Cortos de Bogotá - Bogoshorts".

Por ello, le preguntamos a Manrique ¿Cuál fue el cambio conceptual del evento más allá de su nombre? y esto fue lo que nos respondió.

¿Hubo cambios conceptuales de In Vitro visual a Bogoshorts?

Es importante rescatar que ya se cumplía una década de trabajo continuo por parte del sector audiovisual, lo cual también significó un cambio en la identidad del movimiento y la industria cinematográfica.

Tras la fuerte acogida que tuvo esta transformación de identidad organizacional, el impacto se vio reflejado en el fortalecimiento del mercado audiovisual, para lo cual crearon una estrategia llamada 'Bogoshorts Film Market', el cual facilita la relación entre oferta y demanda de productos audiovisuales.

Según Manrique, esto generó un antes y un después en el movimiento. Escuchemos por qué.

¿Se puede comercializar el cortometraje?