La reina de los bolos en Colombia


Juan Sebastián Rojas Moreno
17 / 12 / 2019
Cortesía: Instagram Clara Juliana Guerrero.
Clara Guerrero lleva 28 años jugando a los bolos a nivel profesional.
0

Conoce un poco más de Clara Juliana Guerrero, la mejor jugadora de bolos que ha dado el país a lo largo de historia deportiva.

Para nadie es un secreto que Clara Juliana Guerrero, es una de las mayores representantes de los bolos en Colombia. En sus 28 años de carrera al frente de la pista ha tenido el honor de coronarse siete veces como campeona mundial, así como de participar y representar a Colombia en los torneos más prestigiosos del calendario mundial del bowling.

 

¿Dónde nació su pasión?

Una frase que le sienta muy bien a Clara Juliana es “lo que se hereda no se hurta”, ya que su abuelo, don Leonardo Guerrero –campeón departamental de bolos–, fue uno de los fundadores de la Corporación Bolo Club en Armenia, lugar que vio nacer y crecer la pasión de esta deportista.

Diego Guerrero, su padre y campeón nacional por equipos, Clara Londoño, su madre y subcampeona nacional, y su hermano Diego, le inculcaron desde muy temprana edad la pasión por los pines y las pistas.

 

Sus primeros ‘pines’

Aunque en un principio el voleibol y la natación la sedujeron, Clara sabía que debía seguir la pasión y la profesión que su familia le había heredado con los bolos.

A sus 12 años, Clara consiguió su primer título al coronarse campeona nacional en la ciudad de Medellín, dejando claro que su paso por los bolos, sería algo más que una pasión familiar.

Con tan solo 15 años de edad, Clara Juliana ya lograba su primera convocatoria a una Selección Colombia de Bolos en la categoría de mayores para representar al país en los Juegos Bolivarianos de Arequipa, Perú, donde logró un papel destacado con el combinado patrio.

De Armenia para las grandes ligas de los bolos

En 2002 y gracias al apoyo de su familia, Clara decidió que era hora de buscar en Estados Unidos su salto a la liga principal de bolos del mundo.

Para esta deportista el proceso no fue fácil; otro idioma, otra cultura, otro clima y estar lejos de su familia la pusieron a prueba y le exigieron profesional y personalmente.

Sin embargo, Clara no se rindió y logró sacar sus estudios adelante e integrar la selección de bolos de la Universidad de Wichita, una de las escuelas formadoras de bolichistas más tradicionales de los Estados Unidos.

 

Lo bueno dentro de lo malo

Con la desaparición de la PWBA Tour, la liga profesionales para bolichistas femeninas, Clara Juliana vio que su sueño se escapaba.

Fue entonces cuando no se rindió y fue admitida de manera oficial en el PBA Tour, la liga masculina de bolos. Allí empezó a competir contra los hombres más destacados de este deporte en los Estados Unidos. Aunque la adaptación a la competencia no fue fácil, Clara Juliana demostró su talento y en 2009 consiguió su primer título mundial en Las Vegas.

Los años pasaron y el talento creció. Además de ser incluida en el salón de la fama internacional de los bolos, clara Juliana ganó medalla de oro en los Panamericanos de Toronto 2015, además la desaparecida PWBA resurgió para hacer realidad el sueño de Clara Juliana: integrar una de las más prestigiosas ligas en el mundo de los bolos. Para 2019,  la deportista logró en los Panamericanos de Liga, la presea dorada en la categoría individual.

Seguramente veremos a Clara Juliana cosechando más títulos a lo largo y ancho del planeta, siempre llevando el nombre de Colombia con orgullo y a lo más alto del deporte mundial.