Deporte y pandemia - Cap 7: Geni Tunney Cañón


Juan Sebastián Rojas Moreno
10 / 06 / 2020
Foto: www.paranacionales.gov.co
Geni Tunney Cañón es uno de los líderes en los procesos del voleibol paralímpico colombiano.
0

Uno de los mejores entrenadores del voleibol paralímpico colombiano habló con nosotros para contarnos cómo ha sido su proceso de enseñanza durante la pandemia.

Geni Tunney Cañón es un nombre que cuando suena trasciende en la historia del deporte colombiano, su experiencia como entrenador y director técnico ha contribuido en el desarrollo y la formación de deportistas a lo largo y ancho del territorio nacional. Para el voleibol sentado, el profesor Geni es uno de los hombres más destacados, no solo por dirigir delegaciones tan reconocidas en esta práctica como la de la Fuerzas Armadas, sino también por integrar y consolidar los procesos como el de la Selección Colombia de esta disciplina.

Hablamos con él desde la tranquilidad de su hogar para que nos contará cómo ha sido el proceso de preparación en tiempo de pandemia suyo y de sus deportistas, el impacto de la cuarentena en los jugadores y de la necesidad de seguir adaptando y mejorando el acceso a las nuevas tecnologías al deporte colombiano.

Señal Colombia Deportes: ¿Como preparador y técnico cómo reaccionaron con su equipo de trabajo ante la pandemia?

Geni Tunney Cañón: Inicialmente lo que se buscaba (antes de esto) era cumplir con unos objetivos, teníamos una programación con la Federación Colombiana de Voleibol hacia lo que iba a ser el 2020, tan pronto nos enteramos del tema de la pandemia muchas personas pensaron que se iban a truncar ciertos objetivos de trabajo planteados a nivel nacional; sin embargo, hicimos una reflección que nos llevó a darle un vuelco a lo que queríamos manteniendo los objetivos.

Empezamos a trabajar en función de las plataformas digitales con la finalidad de ubicar a nuestros deportistas para convencerlos que el objetivo se mantenía y que lo único que íbamos a cambiar por la coyuntura era la metodología.

SCD: ¿En qué lugar ha tenido que hacer frente a la pandemia y qué le ha dejado esta situación?

GTC: La pandemia y el aislamiento obligatorio me tomó en Bogotá, afortunadamente cerca a mi lugar de trabajo. Desde el punto de vista personal he tratado de evaluar y reevaluar mi situación en lo que a las relaciones con la familia se refiere, ya que muchas veces el trabajo no te da tiempo de nada. Estas situaciones, como la que vivimos actualmente, te hacen darte cuenta que ellos (la familia) son los únicos que van a estar ahí. También he evaluado los diferentes aspectos mentales que tiene cualquier individuo ante una situación que nunca había vivido, ver la ciudad paralizada te estremece, sufro de manera personal que mi mamá no pueda salir, ella es adulto mayor y el aislamiento la ha afectado mucho más.

SCD: ¿Como atleta y formador qué ha significado alejarse de la actividad física?

GTC: Alejarse de la actividad deportiva cuando una persona lo tiene como su diario vivir es duro porque había acostumbrado al cuerpo a caminar al menos 15 kilómetros diarios. Esta para nos ha obligado a plantearnos nuevos retos para no perder condición física. Uno de los parámetros importantes en este tipo de situaciones es que la nevera está disponible 24 horas, por lo que acostumbrarse a controlar esos impulsos en la alimentación ha sido difícil. Las situaciones de encierro hacen que las personas se refugien en ciertas acciones y el comer es una de ellas.

Lo que si hemos hecho es trabajar para aplanar esa curva de consumo de alimentos en nuestros deportistas con el ánimo de controlar el peso y regular los niveles de azúcar ideales para cada uno de ellos.

SCD: ¿Cómo ha sido la comunicación y la relación con los atletas en tiempo de pandemia?

GTC: La comunicación con los atletas ha sido bastante importante en varios aspectos; primero: logramos convencerlos de tener unos horarios específicos para podernos comunicar, con unos grupos hablamos los lunes a las 6 p. m., con otros ese mismo día a las 8 p. m., el martes tenemos comunicación con una región en la mañana y en la noche con otra; logramos convencerlos de cambiar estos espacios virtuales por los espacios reales de entrenamiento.

SCD: ¿Qué tan importantes han sido las nuevas tecnologías en tiempo de pandemia?

GTC: La tecnología ha sido muy importante teniendo en cuenta que todos pudiéramos tener la misma velocidad de internet, el mismo plan de datos, el mismo teléfono, etc. Muchas veces la comunicación es buena, pero el equipo (llámese teléfono o computador), no es apto para este tipo de actividades, esto nos ha generado algún tipo de dificultad por los costos que implica renovarlos. Hay que tener en cuenta que hay deportistas que a parte de entrenarse y ejercitarse deben salir a trabajar y solo pueden acceder al wifi de la empresa ya que en sus casas no cuentan con este tipo de tecnologías.

A pesar de esto, hemos sabido acomodarnos tanto atletas como entrenadores para fijar un horario en el que ambas partes puedan estar. Para aquellos que puedan conectarse una sola vez por semana les tenemos un plan específico, así como hay otros con los que podemos conectarnos a toda hora. En resumen, la tecnología en todas sus formas ha sido un factor importante para mantenernos conectados en esta pandemia en la parte de entrenamiento deportivo.

SCD: ¿Cuál es el papel más importante que ustedes como formadores de los deportistas juegan en estos tiempos de pandemia?

GTC: Los entrenadores debemos ser mucho más motivadores y coger toda la parte técnica para utilizarla como medio de motivación para que los muchachos no pierdan sus sueños. 

En el caso del voleibol paralímpico tenemos una base de atletas preseleccionados, trabajamos con ellos centrándonos en el objetivo que se planeó en enero. Hay, eso sí, que modular las cargas para llegar teniendo claro y no dejando que los deportistas pierdan motivación para llegar a ese punto, en el caso del voleibol sentado, queremos llegar de la mejor forma a la eliminatoria que da un cupo a los Juegos Paralímpicos 2021.

SCD: ¿Cómo les ha ido con el apoyo de las instituciones gubernamentales?

GTC: En lo que al voleibol paralímpico se refiere la Federación Colombiana de Voleibol, el Comité Paralímpico Colombiano y el Ministerio del Deporte siempre han estado al frente de todos los asuntos concernientes tanto de atletas como entrenadores. A través de diferentes metodólogos se ha instaurado un protocolo de seguridad ante un posible contagio en cualquier atleta. 

SCD: ¿Qué tanto puede afectar la quietud en el rendimiento del atleta?

GTC: Nos pusimos en la tarea de analizar cómo la condición física del deportista iba a decrecer por la situación. Sin embargo vimos que podíamos mantenerla; para esto, nos vimos en la tarea de crear espacios que simulen la cancha, la malla y un cuadro de 30x30. El 90% de nuestras rutinas están enfocadas al trabajo técnico con el ánimo de no para perder la sensibilidad con el balón con el ánimo de garantizar que la técnica no se pierda, eso sí, utilizamos esto para mantener la condición física, todo deportista debe tener sí o sí un balón para que ese tacto con el esférico no desaparezca.

¿Qué queremos con esto? Utilizar esta condición técnica después de la pandemia como una herramienta de trabajo que permitirá elevar mucho más la condición física en los atletas.

SCD: ¿Cómo educar a los atletas frente a los protocolos de bioseguridad?

GTC: Independientemente de todos los protocolos que implementen las autoridades gubernamentales, los atletas deben llegar con un kit a las concentraciones que contenga: un tapabocas, alcohol, antibacterial y guantes así estos las autoridades se los suministren, creemos que es fundamental la educación de la persona pensando en los protocolos y en cómo acatarlos de la mejor manera.

SCD: ¿Qué viene para lo que queda del año y para el 2021?

GTC: Este año esperamos tener unas actividades y cumplir con una parte del calendario establecido para terminar los compromisos adquiridos a marzo de 2021. Visitaremos este año diferentes regiones como Magdalena, Antioquia, Valle, Santander, Cundinamarca y el eje cafetero (sede de los próximos Juegos Nacionales) para cumplir unas tareas específicas que ya teníamos planteadas.

En lo que a competencias se refiere debemos aguardar si el torneo nacional se realizará, mientras que a nivel selección tendremos una concentración para preparar la eliminatoria 2021 que se disputará en Estados Unidos; también trabajaremos con los juveniles con el fin de prepararlos para los Juegos Parapanamericanos Juveniles Bogotá 2021 y con dos equipos femeninos pensando en los Juegos Parapanamericanos Chile 2023.

SCD: ¿Qué opina sobre las restricciones que hay para que los atletas paralímpicos puedan volver a realizar prácticas deportivas?

GTC: Esta es una opinión personal: debemos tener en cuenta que los deportes paralímpicos tienen unas connotaciones diferentes, en el voleibol paralímpico todos los atletas usan sus prótesis para caminar y pueden concentrarse en un solo sitio, mientras que otros atletas, por ejemplo en silla de ruedas, deben hacer un desplazamiento mayor tanto como para ir a entrenar como para devolverse a sus casa. La idea sería garantizar que estos deportistas pudieran tener varios microciclos de fines de semana con el ánimo de no perder el trabajo realizado durante la pandemia.

SCD: ¿Qué tan difícil va a ser garantizar la seguridad de los atletas paralímpicos a a hora de volver a entrenar?

GTC: Acá hay que hacer una suma de varios factores. Todo empieza desde la familia del atleta y va hacia adelante, no puede ser que la persona tenga un protocolo para la casa y no tenga uno para subirse al bus o para llegar al entrenamiento. Luego de estos las federaciones y las ligas deben garantizar los protocolos para entrenar, para las concentraciones, etc. Lo importante es entender y aplicarlos de la mejor forma, hay que entender que no son diferentes sino que se deben trabajar al tamaño de la situación y el contexto en el que el atleta se mueva.

SCD: ¿Qué ha sido lo más difícil de la cuarentena?

GTC: Lo más difícil es entender que la tecnología está y se debe usar. Yo usaba estos medios en un 30% y adaptarse a ellos ha sido complicado. Sin embargo, hoy en día me quedo 3 o 4 horas después de los entrenamientos trabajando para mis atletas, para mí y para las charlas que vendrán seguramente luego de que todo esto pase.

SCD: ¿Qué ha sido lo más fácil?

GTC: Hablar de frente con mis atletas, qué se debe hacer, para dónde vamos, comunicarles todo.

SCD: Un mensaje que le quiera dejar desde su experiencia a todos los atletas colombianos.

GTC: Esta pandemia nos ha obligado a replantear nuestra profesión y nuestra vida, los objetivos no se pueden perder independiente de la situación que estemos viviendo, es entendible que el camino para llegar al objetivo haya cambiado pero la meta sigue siendo es la misma.

Con una muy buena energía se despide de Señal Colombia Deportes el profe Geni Tunney Cañón, sin duda uno de los hombres que ha permitido que la preparación de nuestros atletas siga su camino aún en tiempo de pandemia.