En Boyacá también hay futuro en el ciclismo femenino


25 / 05 / 2017
En Boyacá también hay futuro en el ciclismo femenino / Alcadía Arcabuco
En Boyacá también hay futuro en el ciclismo femenino / Alcadía Arcabuco

El departamento de Boyacá se ha destacado en el país por ser cuna de grandes ciclistas colombianos que han brillado en el mundo. Las proezas de Fabio Parra, Mauricio Soler y Nairo Quintana son algunas de las más destacadas.

Precisamente, en el municipio de Arcabuco, donde se formó el líder del Movistar como ciclista, hay dos adolescentes mujeres que quieren demostrar que el sexo femenino también tiene magníficas condiciones sobre las dos ruedas.

 

Cuando tenía 11 años, un señor de mi vereda me invitó a una competencia, iba a mirar, pero me insistieron en correr.

Luisa Malagón

 

Luisa Alejandra Malagón y Jennifer Dayari Moyano cambiaron sus ratos de ocio y de descanso por el casco, las licras, los guantes y la bicicleta para practicar el deporte de las bielas y demostrar que Boyacá también es ciclismo femenino.

Ambas contaron cómo se iniciaron en el ciclismo, en ambos casos la influencia de los amigos fue fundamental: “Cuando tenía 11 años, un señor de mi vereda me invitó a una competencia, yo solo iba a mirar, pero me insistieron en que corriera. No me había subido a la bicicleta, pero ya me había desmayado (Risas). Ese día quedé de última entre tres mujeres. A la semana siguiente volví a competir y también quedé en el último puesto. La tercera vez que competí, gané. Desde ahí me aficioné y ya llevo tres años compitiendo”, contó Luisa.

“Llevo nueve años patinando, pero tengo muchos amigos que son ciclistas en el club Arcabuco es Ciclismo y ellos me insistieron para que me metiera, aunque yo no quería. Me animé y estoy feliz dando todo por este deporte”, manifestó Jennifer.

Luisa Alejandra, se siente optimista porque se está creando un escenario ciclístico para las mujeres: “Hay un auge del ciclismo femenino, en el país ya hay varias competencias para  mujeres: el año pasado se realizó la Vuelta a Colombia, la Vuelta al Tolima y la Vuelta al Porvenir. Todo eso lo motiva a uno para entrenar y prepararse. Por el momento quiero seguir en este club, más adelante pienso en vincularme a una liga y llegar al equipo femenino de Boyacá Raza de Campeones, que es muy bueno. Finalmente, competir en otro país y demostrar que Colombia tiene mujeres ciclistas con las mismas condiciones que los hombres”.

 

Es un deporte para hombres, pero nosotras podemos demostrar que somos mejores que ellos.

Jennifer Dayari Moyano

 

Jennifer va más allá y opina que las mujeres son mejores que los hombres: “Es un deporte para hombres, pero nosotras podemos demostrar que somos mejores que ellos. Ellos nos ven como si fuéramos débiles, pero si nos ponemos a pensar, también entrenamos todos los días, sacrificamos muchas cosas y somos muy disciplinadas”.

Al igual que muchas leyendas del deporte colombiano, Luisa Malagón hace muchos sacrificios para alcanzar sus metas: “En mi caso es difícil porque yo no vivo en el pueblo, vivo en una vereda. Entonces todos los días me vengo en bicicleta y la jornada empieza muy temprano porque entro a estudiar a las 7:30 de la mañana. Me toca esperar hasta las tres para entrenar y regreso a casa en bicicleta bastante tarde para hacer mis labores en casa y las tareas”.

Jenniffer, quien es más reciente en la práctica del ciclismo, contó la forma en que adquirió su bicicleta: “Yo cumplí 15 años y con la mitad del dinero que me obsequiaron puse la mitad, la otra parte la puso mi papá”.  

La historia de Luisa con sus bicicletas ha contado con el patrocinio de personas que valorar su amor este deporte: “Cuando empecé tenía una bicicleta muy pesada. Luego entre un tío y la alcaldía de Arcabuco, cada uno puso 500.000 pesos y me dieron una más adecuada. En enero de este año, la empresa privada me dio una bicicleta Dogma Pinarello con ruedas Campagnolo. Me siento bendecida de estar en este club que me ha dado tanto apoyo”.

Finalmente, estas adolescentes explicaron en qué consisten sus sueños sobre las dos ruedas: “Mi anhelo es ganar las competencias femeninas más importantes del mundo, para demostrar que el ciclismo femenino de Colombia también es de gran nivel”, manifestó Luisa Malagón.

Por su parte, Jennifer Moyano quiere ir por otro camino: “Mi meta es vincularme al ciclismo de pista y convertirme en la mejor de Colombia, América y del mundo”.