La raqueta dorada del tenis en silla de ruedas Paranacional


Juan Sebastián Rojas Moreno
26 / 12 / 2019
Cortesía: Comité Paralímpico Colombiano.
María Angélica Bernal durante la premiación de dobles en los Parapanamericanos de Lima 2019.
0

Esta es la historia de María Angélica Bernal, una bogotana que en su silla de ruedas ha logrado convertirse en una de las mejores tenistas del mundo en esta especialidad.

Nacer sin una de sus extremidades inferiores no ha sido excusa para que María Angélica Bernal Villalobos se convierta en toda una figura del tenis adaptado en Colombia, América y el mundo entero.

Su lucha empezó desde su nacimiento en 1995; hija de doña Nelly Villalobos y don Miguel Ángel Bernal, para quienes fue una sorpresa que una focomelia hubiera afectado a María Angélica haciéndola nacer sin uno de sus miembros inferiores. Sin embargo, ninguno de los dos vio en esto un impedimento para que se convirtiera en lo que es hoy.

Sus padres fueron su mayor apoyo. Su discapacidad rápidamente fue quedando atrás gracias al trabajo de un equipo médico que estuvo pendiente de ella desde su nacimiento. Al año de edad, María Angélica ya usaba prótesis, mientras sus papás le enseñaban a valerse por sus propios medios.

 

Su padre, su mecánico y su mentor

El trabajo que realizó don Miguel Ángel Bernal con María Angélica fue clave para su desarrollo. Este hombre, deportista por pasión y gusto, siempre le inculcó a esta bogotana el amor por la actividad física y fue así que le enseñó a jugar fútbol, a nadar y hasta patinar porque, para este enamorado padre, las limitaciones solo estaban en la cabeza y siempre buscaba la forma de adaptarle a su hija cualquier actividad que ella pudiera practicar.

Los años fueron pasando y las habilidades de María Angélica para el deporte fueron creciendo. Gracias a la Fundación CIREC llegó al tenis adaptado; sin embargo, para sus padres, la primera impresión que tuvieron al ver este deporte fue pensar en un retroceso, ya que María debía sentarse en una silla, algo que evitaron a toda costa durante la vida de esta pequeña prodigio.

 

El tenis le cambió la vida

A los 11 años María Angélica cogió su silla, se sentó y empezó a disfrutar del tenis adaptado. Sus esfuerzos, su entrega y su talento hicieron que rápidamente empezara a ganarse un nombre dentro del circuito nacional.

Partidos ganados, finales y medallas empezaron a colgarse del cuello de María que, con el trabajo del reconocido entrenador Edgar Pinzón, empezó a apuntarle a las grandes competencias del mundo de este deporte.

Que sea la misma María Angélica Bernal quien nos cuente un poco de su historia:

 

¿Qué es el tenis adaptado?

El tenis adaptado o en silla de ruedas nace en Estados Unidos en el año de 1976 gracias a Brad Parks, un hombre que vio que esta variación podría ayudar a la recuperación de personas que no pudieran utilizar sus dos piernas.

Las medidas tanto de la cancha como de la malla son las mismas que en el tenis tradicional; la única regla que cambia es que se le permite a la pelota rebotar dos veces con el ánimo de darle el tiempo suficiente al atleta para llegar a impactar la bola. Este deporte tiene tres tipo de categorías: femenino, masculino y quad (por equipos)

Acá te damos 5 tips que te ayudarán a entender el tenis adaptado:

Para 2011, María Angélica ya había ganado un nombre a nivel nacional, por esta razón se fue a probar en competencias del extranjero nada más y nada menos que en el famoso torneo ‘Le Petit As’ jugado y organizado en Francia y por donde han pasado grandes figuras del tenis mundial como Amélie Mauresmo, Arantxa Sánchez, Roger Federer y Rafael Nadal. Bernal, en un principio, no sabía esto y fue hasta que pisó las canchas de este complejo francés que se dio cuenta de su importancia la cual revalidó ganando el título en 2011 y repitiendo en 2012.

Sus triunfos

El triunfo en Francia le abrió las puertas de la victoria a esta atleta. En 2011 logró medalla de plata en dobles en los Parapanamericanos de Guadalajara, en 2012 logró un diploma Paralímpico en Londres, en 2014 se llevó el oro en sencillos y dobles del Open de Quito, en 2014 logró plata en dobles y bronce en sencillos en los Parasuramericanos de Chile, para 2015 la cita fue en los Juegos Parapanamericanos de Toronto donde se llevó la plata. Para 2019 llegaron los oros en el Open de Austria, el Open de Chile y quizá su triunfo más significativo: ganar la presea dorada en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019 y llegar al top 10 de la clasificación mundial.

Los Paralímpicos de Tokio y su carrera profesional

La meta sigue siendo clara y es el objetivo más grande de María Angélica en estos momentos: ganar una medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, un objetivo que a esta altura se ve muy posible gracias a su recorrido, su preparación y su talento. Bernal también espera terminar pronto su carrera en Relaciones Internacionales de la Universidad Militar Nueva Granada. Deseamos la mejor de las suertes a esta tremenda deportista que es ejemplo para todos los colombianos.