Las montañas más peligrosas del mundo


Julián David Bernal Pulido
02 / 03 / 2018

Cerro Torre es también llamado la “montaña imposible” y aparece como uno de los ascensos más difíciles de la tierra. Conoce otras de las cuatro cumbres más peligrosas del mundo.

El montañismo es la lucha del hombre por conquistar la naturaleza. Sin embargo, la naturaleza sorprende por su rudeza topográfica y climática que hace de estas cinco montañas, posiblemente, las más peligrosas del planeta.

Te puede interesar: Montañismo para principiantes

Monte Everest, la más alta del mundo

Monte Everest

Sus 8.848 metros la califican como la montaña más alta del planeta tierra y su título la hace atractiva para montañistas.

Para llegar a la cumbre hay dos caminos: desde el sudeste en Nepal y desde el norte en Tíbet. Esta cumbre trae consigo peligros como el clima, el viento, riesgo de avalanchas y el cruce por la cascada de hielo de Khumbu. Las temperaturas después de los 8.000 metros están, en promedio, en los -36°C y pueden llegar hasta los -60°C.

Annapurna, errar no es permitido

Annapurna

Está ubicada en el centro de la cordillera del Himalaya y la cima está a 8.091 metros sobre el nivel del mar. Es la décima montaña más alta y el primer ochomil en ser alcanzado. Se han realizado más de 157 expediciones de ascensión, con un saldo de 60 accidentes fatales. Las dificultades radican en el viento que viene del océano, que da contra la cara sur de la montaña. Además, la verticalidad de sus paredes hace que haya acumulación de nieve y hielo con avalanchas.

Nanga Parbat, una subida técnica

Nanga Parbat

Sus 8.125 metros sobre el nivel del mar la hacen la segunda montaña más alta de Pakistán. Su dificultad se halla en el camino a la cima y la técnica que se debe tener para llegar a ella. Para comenzar se debe pasar por una cresta angosta y al sur de ella está la pared más grande del planeta, la Cara Rupal, que tiene 4.600 metros desde su base.

Cerro Torre, la montaña imposible

Está en la Patagonia argentina y tiene 3.133 metros de altura sobre el nivel del mar. El fuerte viento y el mal clima constante la hacen difícil de alcanzar. En cuestión de segundos puede pasar de sol a tormenta. En 1952, el francés Lionel Terray la calificó como la "Torre imposible" por lo empinado y liso de sus paredes.

K2

Es la segunda montaña más alta del mundo con una altura de 8.611 metros sobre el nivel del mar. El clima y su altura con relación a lo que la rodea hacen que sea una de las cumbres más difíciles de alcanzar. Es la segunda montaña de los ocho miles con mayor tasa de mortalidad, solo después del Annapurna.