Por qué ganar no lo es todo en los deportes


Julián David Bernal Pulido
20 / 12 / 2018
Por qué ganar no lo es todo en los deportes / Movistar Team
0

Colombia nunca ha sido campeón del mundo de fútbol, tampoco de la prueba de ruta de mayores de ciclismo, ni de natación o automovilismo y así en muchos otros deportes. Sin embargo, cada vez que uno de los deportistas nacionales fracasa en su intento de conseguir la victoria parece el fin del mundo para sus fanáticos, ¿realmente es tan terrible si no ganamos?, ¿es tan terrible no llegar al podio?

No fue una derrota cuando Colombia quedó eliminado en cuartos de final del Mundial de Brasil 2014 y tampoco nuestro país deslució cuando Rigoberto Urán fue segundo en el Tour de Francia 2017; mucho menos cuando quedamos terceros en los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Todos continuamos con nuestras vidas, tal y como de costumbre. Todo mantuvo su rumbo.

Parece que lo que llaman “resultadismo o efectivismo”, se ha apoderado de la mentalidad del aficionado a los deportes. Parece que, en general, solo nos sirve ganar y que nuestros deportistas estén en el primer cajón del podio porque si no lo hacen las redes sociales se inundan de críticas tan duras que podrían dar por terminada la carrera de muchos de ellos.

"No puede volver a jugar un partido de fútbol", "ya debería retirarse", "está acabado, no debe volver a correr", son algunas de las frases que escuchamos cuando nuestros deportistas no tienen los resultados que esperamos.

Este mismo triunfalismo y el ambiente de rivalidad priman en algunas las transmisiones que se ven en Colombia, como lo afirma el productor delegado para eventos deportivos y especiales en Señal Colombia, Andrés Arias García.

"La promesa de comunicación está asociada a la competencia, a la anulación del otro o la imposibilidad de perder. Mientras que, para Señal Colombia, la prioridad es que el usuario disfrute de un evento deportivo, que pueda aprender de él, que pueda motivarse a practicarlo sin necesidad de que gane o pierda".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Nairo Quintana (@nairoquincoficial) el

Para la franja deportiva de Señal Colombia, el deporte competitivo no es un lugar de diferencias en el que solo crecen las distancias; de hecho, es un lugar en el que podemos encontrarnos.

La directora del canal, Diana Díaz Soto, coincide y manifiesta que el deporte para la marca es un "elemento cohesionador de cultura y sociedad, como algo que une y no que desintegra". Por esta razón las transmisiones trascienden del resultado y del evento en sí para abordar todos los aspectos relacionados y no quedarse con la victoria o la derrota solamente.

"Esas distintas dimensiones y capas son las que enriquecen el estilo de Señal Colombia Deportes, que ya es una garantía y es algo que están identificando y reconociendo nuestros seguidores a través de nuestra propuesta", añade Díaz.

Andrés Laverde Ortiz, experto en contenidos digitales que ha hecho parte del canal, explica que en la cobertura de eventos de Señal Colombia está el ADN de “más que un marcador, más que un resultado” y por eso se le cierra “el paso al efectivismo. No se está vinculado a la estadística desde la comunicación, aunque se tiene en cuenta”.

Esta apuesta significa menos noticia, menos coyuntura y más investigación. Significa voltear la mirada a involucrar al usuario en el deporte, lograr que no solo lo comprenda desde la técnica sino que aprenda de sus valores y pueda convertirse en aficionado.

Además, significa buscar que la audiencia no sea pasiva. Laverde añade que “no se quiere que vean Señal Colombia porque interesa tener pauta, audiencia o puntos de rating. Nos interesa que el público que nos siga se convierta en un público fiel, no solamente a Señal Colombia, sino a los deportes y al valor que ellos generan”.

Señal Colombia Deportes sacó al ciclismo del anonimato en el que estuvo muchos años y le devolvió su lugar en la parrilla de la televisión. Eso mismo pasó con el microfútbol y se busca hacer, a futuro, con deportes como el béisbol, el voleibol y el basquetbol, entre otros.

Esta identificación es lo que, según Andrés Arias, hace que en una misma transmisión deportiva puedan sentarse a dialogar dos públicos aparentemente diferentes como un “papá experto de 40 años y un niño de 7 años que no tiene ni idea y hasta ahora está aprendiendo”.

Diana Díaz, también, resalta que la importancia de ir más allá de un marcador es que el deporte no se reduce a un evento: “Es entenderlo de la manera más completa, es hacerle justicia al deporte. Se entiende que el deporte es un escenario que tiene una historia, unas incidencias sociales, unas incidencias a futuro y que puede ser un lugar de encuentro y no de disenso. Es aprovechar el deporte en su máxima expresión”.

Desde el área digital, Señal Colombia Deportes genera artículos, infografías, especiales, juegos y videos para complementar una experiencia, que, esperamos, le sirva a un usuario para algo y que lo nutra de alguna manera. “No solo queremos que la gente se entere de algo, sino que se quede con algo”, apunta Laverde.

Bien recuerda Jorge Ovidio González, presidente de la Federación Colombiana de ciclismo, que a los “exitistas no los necesita el deporte” y mucho menos los deportistas.

Por eso, en Señal Colombia abrimos una conversación para entender el deporte como algo más que una competencia, #MásQueUnResultado. Queremos reflexionar sobre la forma en que los medios comunican el deporte y discutir sobre su lado humano: los procesos, valores, aprendizajes y problemáticas.