¿Sabías que Víctor Ibarbo quería ser electricista cuando era niño?


Señal Colombia
31 / 03 / 2017

Nació en Cali pero a los tres años se fue a vivir a Tumaco, una ciudad extremadamente futbolera. Y Víctor lo practicaba, de vez en cuando, pero no era lo que más le apasionaba. Él quería ser como su papá: electricista. Por eso desde muy niño le ayudó en sus labores.

A su padre le entregaban las construcciones sin pintura para que les pusiera electricidad. Pero la demanda era bastante y él, junto con su hermano mayor, se encargaba de algunas entregas. Una vez, cuenta el jugador del Panathinaikos, atravesó una pared de un martillazo. Su padre llegaría en minutos y no sabía si asumir o disimular.

Su hermano mayor mezcló el cemento que quedaba y ayudó a tapar el daño. Su padre nunca se enteró y por eso le siguió encomendando labores por mucho tiempo. Incluso, las últimas veces que Víctor ha regresado a Tumaco para visitar a su familia, hace un par de años, le pusieron trabajo. El caleño dice que después del fútbol, seguramente se dedicará a eso.

En el fútbol también ha sufrido mutaciones. Antes que hombre ofensivo, Víctor fue arquero en una escuela que funciona junto al estadio de la ciudad. Todo marchaba bien debajo de los tres palos hasta que recibió un balonazo en la cara. Quedó con arena blanca en su rostro y juró nunca más regresar a la portería.  

Foto: Página de Facebook Panathinaikos.