‘El viaje de Chihiro’, una joya de la animación japonesa


Jazid Contreras Vergel
01 / 08 / 2019
Escena de la película 'El viaje de Chihiro'.
Chihiro, una niña de 10 años, reacciona con sorpresa, de fondo el cielo.
0

La película animada 'El viaje de Chihiro' es una de las más aclamadas cintas del icónico director japonés Hayao Miyazaki y es considerada una obra maestra de la animación.

Chihiro, la protagonista, es una niña de 10 años que se está mudando a una nueva ciudad con su padres. Es tímida, un poco inmadura y bastante quejumbrosa, y no se imagina la aventura que está a punto de experimentar cuando ella y sus padres entren en un parque de diversiones abandonado.

Este lugar resulta ser un mundo paralelo a donde llegan personajes etéreos llamados “dioses” para divertirse y relajarse en la casa de baños termales de la bruja Yubaba, quien decide darle a Chihiro un trabajo como ayudante, no sin antes quitarle su nombre como parte de un hechizo para controlarla.

Chihiro y Haku, en una escena de la película El viaje de Chihiro

Chihiro tendrá que superar una serie de obstáculos para romper el conjuro que pesa sobre ella y sobre sus padres, quienes fueron convertidos en cerdos al entrar en este mundo fantástico. Por primera vez en su vida, tendrá que poner a prueba su valentía e inteligencia para sobrevivir.

Miyazaki se inspiró en la hija de un amigo suyo cuando concibió la idea de la película. Decidió crear un personaje femenino cuyas motivaciones no están basadas en el romance, sino en su propia preservación y empoderación.

'El viaje de Chihiro' ha sido interpretada como una versión japonesa de 'Alicia en el país de las maravillas', un cuento sobre la transformación espiritual de la protagonista, esta vez ambientada en el fantástico universo narrativo de Miyazaki con abundantes referencias a la cultura ancestral de Japón y otros países asiáticos.

Foto fija de la película El Viaje de Chihiro

Cuando 'El viaje de Chihiro' se llevó el Óscar a mejor película animada en el año 2003, buena parte del mundo occidental jamás había escuchado de Hayao Miyazaki, fundador del Studio Ghibli, célebre por la sensibilidad de sus historias y la belleza visual de sus animaciones.

Aclamada por la crítica, esta película sostiene el título de la más taquillera en la historia de Japón, superando en 2001 la taquilla de 'La princesa Mononoke', otra joya dirigida por Miyazaki.