5 canciones modernas inspiradas en música clásica


Sherly Montaguth Gonzalez
27 / 12 / 2017
Foto: Queen live in Budapest
0

Las grandes obras de la música clásica llegan a La Heroica para el Festival de Música de Cartagena y cinco de los mejores eventos estarán en directo por la pantalla de Señal Colombia (ver programación).

Para celebrar hemos curado una lista de cinco canciones de la música popular que reinventaron fragmentos de obras clásicas en sonidos diferentes, reafirmando que la versatilidad de la música clásica es tanta que es imposible que sea aburrida.

Festival de Música de Cartagena

Del 8 al 12 de enero

En Colombia, tierra de sincretismo, mestizaje y fusión, los tambores que repiquen en cualquier latitud pueden tener su momento en los pies de un bailador y las cuerdas que vibran para una canción folclórica o para un buen rock encuentran dedos que quieran replicar ese sonido.

No es el caso de la música clásica que, en general, se siente extraña o lejana para el oído y los pies modernos. Sin embargo, la diversidad de la música clásica es tal que ha dado para inspirar canciones de la música popular que muchos han bailado y otros han cantado a toda voz en la ducha.

Decenas de artistas a través de los años se han inspirado en las obras de los grandes compositores de la música clásica para crear nuevos temas en sonidos modernos que van desde el rock hasta la salsa; incluso el cabezote de la serie El Chavo del Ocho -que todos recordamos- es una pieza de Beethoven.

El puente que existe entre la música clásica y nuestros tiempos no se quiebra, por eso te compartimos cinco canciones que lo demuestran pero nos quedan muchas por fuera, ¿conoces una que deba estar en la lista?

 

Queen - It’s a hard life

Como buen fanático de la música clásica y la ópera, Freddie Mercury mezcló mucho de esa influencia en arreglos para sus canciones y compuso una rapsodia clásica que incluyó en el disco A night at the opera de 1975: la inolvidable Bohemian rhapsody.

Un tema que no fue compilado en ese disco pero que se inspiró en una ópera de la música clásica fue It’s a hard life, canción que inicia con música basada en el Acto Final II de Pagliacci, una ópera trágica de Ruggero Leoncavallo que se desarrolla en una obra teatral (obra dentro de la obra) en la que Cenio, el marido celópata, asesina a su esposa y al amante frente a la audiencia.

Curiosamente, Leoncavallo fue demandado en su época por plagiar el libreto de esta ópera al francés Catulle Mendès. Aún así, la música de Leoncavallo es original y la de Queen, también. Aquí, la ópera cantada por el tenor Luciano Pavarotti y la canción de la banda en la voz de Mercury, un barítono que cantaba como tenor, a quien la ciencia ya le reconoció una voz única en el rock y un vibrato tan impresionante que demostró que su garganta podía vibrar algo que el propio Pavarotti no podía.

 

Richie Ray y Bobby Cruz - Sonido Bestial

La canción salsera más retadora en las rumbas tiene un solo de piano que hace antesala a la explosión de la canción, dando el momento para preparar la mente y los pies porque «ahí viene Richie, viene virao, como bestia tocando un tumbao’!».

Richie no era ajeno a la música clásica; ya se había formado en conservatorios y hasta en Juilliard School of Music antes de dedicarse totalmente a la salsa y al boogaloo. Para hacer este tema, Ray tomó como base el Estudio op 10, nº 12 de Chopin, pianista polaco considerado como uno -sino el más- importante de la historia.

El Sonido Bestial es una de las canciones más exitosas de la música tropical y aún hoy ameniza fiestas colombianas sin importar la edad ni el estrato. La influencia de esta canción en la cultura colombiana es tal que, tras su lanzamiento en 1971, se convirtió en uno de los temas que retumbó en las verbenas caleñas y ayudó a los bailadores a crear el particular estilo caleño para bailar la salsa.

A un lado, los «goldenfingers» de Richie Ray tocando una salsa y, al otro, el «revolucionario» romanticismo musical de Chopin:

 

Radiohead - Exit music (for a film)

Radiohead es una banda bien conocida por su música melancólica que ha sabido mantenerse vigente en sus más de 30 años de carrera. Pero, ¿cómo una banda de rock alternativo llega a samplear una obra de Chopin?

El título de la canción Exit music (for a film) es fiel a su origen. Nació a mitad de los noventa tras la petición que le hizo a la banda Baz Luhrmann, director de la película Romeo y Julieta, de crear una canción para acompañar los créditos de la cinta.

Dos factores jugaron para crear este gran tema: la fascinación de Thom Yorke, vocalista y compositor, por la historia y viejas películas de Romeo y Julieta, y el entrenamiento en música clásica de Jonny Greenwood, guitarrista y tecladista de la banda. Así, nació una canción en la que la música está inspirada en el Preludio nº 4 en E menor de Chopin, y la letra es tan romántica y trágica como la historia de Shakespeare.

La composición de Chopin recibió el nombre de Asifixia mucho después de su muerte por los sentimientos que evoca escucharla; sentimientos cercanos a la desesperación o la angustia. Es probable que el preludio haya tenido un nombre, pero este no pasó a la historia; la música sí, ya que además de servir de banda sonora en esta cinta, también hace parte de El Pianista y Diario de una pasión.

Aunque la canción de Radiohead no quedó compilada en la banda sonora de Romeo y Julieta a petición de Yorke, sí pasó a la lista de canciones de OK Computer, un disco considerado por la crítica como uno de los mejores de la historia, cargado de letras para poner a pensar a quien escucha.

 

Grupo Niche - La negra no quiere

¡Hasta a la salsa colombiana ha llegado la música clásica! El Grupo Niche hace parte de ese conjunto de cosas por las que Colombia saca pecho con orgullo y no es para menos, definitivamente ayudaron a darle identidad a la salsa hecha en nuestro país y a la fecha sigue siendo una de las orquestas latinoamericanas de salsa con más proyección internacional.

Ahora, ¿qué hace la música clásica en un tema de Niche? Quizás sea porque su director, el fallecido Jairo Varela, quien se crió entre el folclor del Atrato y la música que el padre del monasterio jesuita le compartía en la iglesia frente a su casa de infancia en Quibdó, quiso empezar con algo clásico al componer la canción.

El caso es que en uno de los cortes de No hay quinto malo, el disco que contiene el clásico de feria Cali Pachanguero, se coló una composición de la música cumbre del periodo barroco. La Invención nº 13 BWV 784 de Johann Sebastian Bach se escucha en el arreglo que da inicio La negra no quiere, canción que abre el quinto álbum del Grupo Niche.

A diferencia del piano, Varela decidió sonar la melodía con una flauta para luego darle paso al sabor característico de los primeros discos de Niche, en los que se sentía con más fuerza la influencia de las músicas del Pacífico colombiano.

Ese intro no es posible escucharlo en vivo ya que la orquesta inicia la canción desde la entrada del piano. Afortunadamente, la discografía nos dejó esta joya de 1984, grabada en estudio:

 

Lady Gaga - Alejandro

La carrera de Lady Gaga, desde sus inicios, ha despertado odios y pasiones en la audiencia por su estilo excéntrico y por lo evidente que es la influencia que ha recibido de muchos otros transgresores de la música como el propio Freddie Mercury y David Bowie.

Lo cierto es que, guste o no, Lady Gaga es -fácilmente- la artista pop más versátil de la música contemporánea. En sus propios temas ha experimentado con la electrónica, el rock y, por supuesto, la música clásica; así mismo ha prestado su voz para colaboraciones que van desde el sonido jazzero hasta el orquestal.

En esos experimentos, ya sea por iniciativa propia o de un arreglista, la canción Alejandro de Gaga inicia con Csárdás del compositor italiano Vittorio Monti. El tema instrumental fue compuesto en 1904 para piano, mandolina y violín, inspirado en el csárdás húngaro que se toca y se baila en Hungría. De hecho, esta es la obra más famosa de Monti como compositor y es el csárdás más popular.

De la pieza original, Lady Gaga tomó el arranque del violín para poner en ambiente seductor a quien escuche Alejandro, canción coescrita y coproducida por ella, en la que se despide de tres amantes latinos. Aunque hay que decir que no es la única obra de la música clásica que se puede encontrar en su histórico. En la introducción y en la salida de su video para la canción Bad Romance se escucha un sample del Preludio y fuga nº 4 de Beethoven.