Deporte y pandemia - Cap 6: Euclides Grisales


Juan Sebastián Rojas Moreno
05 / 06 / 2020
Así se entrena el rey del boccia en Colombia en tiempos de pandemia.
0

Euclides Grisales no solo es uno de los mejores deportistas paralímpicos de Colombia, sino uno de los mejores del boccia en el mundo. Este vallecaucano ha logrado construir a través de los años una carrera llena de trabajo y triunfos que lo han llevado a competir en los eventos deportivos más destacados del planeta. Copas del Mundo, Opens de la especialidad y Juegos Panamericanos han sido testigos de su talento y destreza a la hora de lanzar la ‘bocha’.

Lee también: ¿Qué es el boccia y por qué Euclides Grisales es un ‘as’ de este deporte?

Hablamos con Euclides Grisales desde su casa en Tuluá-Valle del Cauca, donde nos contó cómo ha afrontado el confinamiento preventivo, cómo han sido sus entrenamientos y los cambios que significaron para su vida deportiva esta para obligada por el COVID-19.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

... Y de fondo un objetivo claro ????

A post shared by Euclides Grisales Diaz (@euclidesgrisales) on

Señal Colombia Deportes: ¿Qué hacías cuando el tema de la pandemia empezó?

Euclides Grisales: La verdad fue una sorpresa muy grande, con el equipo de trabajo estábamos muy enfocados en la participación en Tokio 2020, incluso ya habíamos iniciado la concentración previa a las justas en Cali. Estábamos con mi compañero de Selección Colombia que incluso está viajando hacia Boyacá para poder estar con su familia luego de varios meses. Cuando todo comenzó no nos imaginábamos el impacto que tendría y ahí fue cuando nos preguntamos ¿Qué va a pasar con los Juegos Paralímpicos? A esa altura creíamos que su cancelación era difícil que se diera por la logística que esto implicaría, sin embargo, cuando salió el comunicado oficial nos dimos cuenta que todos los planes cambiarían. La única opción que quedaba era seguir entrenando y trabajar desde la casa para no perder el ritmo.

SCD: ¿En qué lugar te tocó vivir la pandemia?

EG: La concentración de la Selección Colombia la iniciamos en Cali junto a mis otros compañeros, somos tres en total los jugadores que clasificamos para los Juegos Paralímpicos de Tokio, la idea es que siguieramos derecho hasta agosto, mes en el que viajaríamos a Japón.

SCD: ¿Cuánto tiempo duraste en Cali y dónde viviste durante este tiempo?

EG: Conseguimos un apartamento cerca al velódromo de Cali con los compañeros del equipo, ya que ese es el lugar donde habitualmente realizamos los entrenamientos y tenemos las canchas. Estábamos concentrados desde enero en todo el proceso de preparación cuando empezó el aislamiento.

SCD: ¿Cuál es el mayor cambio que has enfrentado con este proceso?

EG: Lo más duro ha sido cambiar de canchas, nos hace mucha falta este espacio teniendo en cuenta que miden 6 metros de ancho por 12.5 metros de largo, mientras que en el lugar donde vivimos solo llega a los 2.5 metros de largo, ese creo que fue el cambio más rotundo. También cambia la perspectiva del juego, en competencia ubicas más rápido los ángulos, el centro de la cancha y sabes qué fuerza hacer para lanzar teniendo en cuenta que el ‘boccia’ es un deporte de estrategia y precisión que está directamente relacionado con la cancha. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Un gran momento/ A great moment ?????

A post shared by Euclides Grisales Diaz (@euclidesgrisales) on

 

SCD: ¿Cómo vivir este tiempo lejos de la familia?

EG: Lo importante era cuidarnos mutuamente, que mi mamá y mi hermana no salieran de la casa y que si lo hacían fuera por algo estrictamente necesario. En cuanto al aislamiento que hicimos, el equipo y yo lo vivimos de diferentes formas, tuvimos días ocupados porque los entrenamientos empezaban a las 9:00 a. m. y se extendían hasta la 1 o 2 p. m., luego descansábamos un momento y luego a la universidad ya que estoy estudiando modalidad virtual, prácticamente de lunes a viernes estábamos ocupados todo el día.

SCD: ¿Cómo eran los planes de trabajo antes de que todo esto empezara?

EG: Durante la semana hacíamos énfasis en el trabajo técnico que se evalúa por cantidad de lanzamientos. Hay momentos, en los entrenamientos, que lanzas 100 ‘bochas’ en un día que por lo general se hacen en 15 o 20 minutos, en cambio hay otros donde se pueden ejecutar hasta 1000 lanzamientos, lo que hacía que el plan técnico fuera variado. Además de esto veníamos haciendo un trabajo físico muy exigente.

SCD: ¿Qué planes de trabajo físico venían haciendo?

EG: Para realizar trabajos físicos hay que dividirlos en componentes: salida, romper, arrimar, montar, desmontar, apoyar, etc; todos estos movimientos se distribuían de acuerdo a la semana, había días que nos enfocábamos más en la salida, otros días en otro y así. En cuanto al trabajo físico nos enfocábamos en el fortalecimiento de miembros superiores, miembros inferiores y en mejorar la resistencia.

SCD: ¿Cuál es la característica física y técnica que podrías haber perdido en estos meses de para?

EG: Más que todo precisión, poder regular la fuerza para que la ‘bocha’ no se pase o se quede antes, creo que es el tema más importante, porque trabajo físico y técnico lo estamos haciendo en jornadas duras que nos permiten trabajar en estos dos aspectos. 

SCD: ¿Cómo fue compartir el aislamiento con otros compañeros? Teniendo en cuenta que muchos atletas tuvieron o han tenido que hacerlo solos.

EG: Fue muy importante el apoyo mútuo. Tokio fue un objetivo que planeamos hace tres años cuando arrancó el ciclo olímpico y estar con los compañeros nos ayudó a afrontar esta situación que nos decía que por ahora no podríamos ir.

SCD: ¿Cómo ha sido el apoyo de las instituciones gubernamentales en este tiempo?

EG: El tema ha seguido, los procesos de apoyo económico también, el centro de medicina ha estado con nosotros brindando los controles regulares con médicos, fisioterapia, psicología y nutricionista. Los fines de semana nos reunimos con los metodólogos y el entrenador para hablar sobre lo que se ha trabajado durante la semana con el ánimo de hacer seguimiento y siempre mejorar.

SCD: ¿Qué tan duro ha sido la alimentación y nutrición para ti como deportista de alto rendimiento?

EG: Nos ha servido mucho no estar quietos, durante el día entrenamos y nos enfocamos en el trabajo, solo paramos para almorzar, retornamos a la actividad y luego cenamos, no hemos perdido nuestros hábitos y costumbres que traíamos antes de la cuarentena, creo que hemos estado más juiciosos con la comida que en época normal porque no sales, no vas a un centro comercial a comer lo que no debes, incluso, hablando con el equipo, decimos que la pandemia nos ayudó a reconstruir nuestra alimentación y a comer balanceado.

SCD: ¿Qué opinión te merecen las restricciones que fueron anunciadas para los atletas paralímpicos por parte del gobierno?

EG: Me pareció interesante porque lo que están buscando con esto es la protección de la salud del deportista, hay que ser consciente que si un atleta paralímpico tiene un contagio sería complicado. Creo que la decisión es algo cuerdo con respecto al momento que vive el país, no veo lógica de ordenar que los deportistas paralímpicos puedan salir a entrenar cuando no hemos llegado al pico de la situación. Ellos (el gobierno), ya tienen unas etapas definidas, por ahora debemos esperar a ver cómo avanza esta situación. Hay que ser claros que en el deporte paralímpico existen personas que son muy delicadas de salud sobretodo a nivel respiratorio y con lo que está pasando no sería conveniente hacerlo.

SCD: ¿Hay alguna fecha para volver a competir?

EG: El otro año, eso es lo que nos han dicho. Los atletas paralímpicos somos más vulnerables a este tema por eso no nos hacemos ilusiones de volver pronto a una cancha, por el momento, debemos seguir entrenando desde casa. Uno extraña los terrenos, los compañeros, etc, pero por el momento es mejor cuidarse que arriesgarse.

SCD: ¿Qué ha sido lo más difícil de este tiempo de cuarentena?

EG: Lo más difícil es recibir información, cuando todo esto empezó recibíamos de muchas partes: redes sociales, medios, etc, lo más complicado es filtrarla y no sugestionarse con tanto que se dice. Te pongo un ejemplo, era tanto lo que veíamos que me puse un objetivo y fue solo leer una noticia al día.

SCD: ¿Cómo afectarán los nuevos protocolos de seguridad a la reactivación de las actividades deportivas?

EG: Será difícil en deportes de conjunto como el mío, estás a menos de un metro de distancia de tu compañero, así mismo será para interactuar con el entrenador o con quien recoge las ‘bochas’. Habrá que tener en cuenta cuáles van a ser estos protocolos de seguridad parar el juego, los traslados y todas las dinámicas que conllevan una práctica deportiva.

SCD: ¿Qué decirles a tus compañeros y atletas paralímpicos en estos momentos?

EG: Que tengan paciencia y que se cuiden, hay que tener siempre presente que una situación como la que estamos viviendo es muy complicada. No dejen de entrenar desde casa, por más aburridor que parezca uno se va acostumbrando a no perder el ritmo. También los invito a no dejar a un lado sus objetivos independientemente de lo que pase.

SCD: Un mensaje como deportista a toda la gente en general.

EG: Piensen y analicen la situación, esto no es juego, hoy (martes 2 de junio de 2020) venía para mi casa en Tuluá y veía mucha gente en las calles sin protección, también varios amigos me han dicho que están aburridos de la casa y quieren salir, hacer esto puede arriesgar la vida y llevarnos a una etapa crítica; por eso, pido que sean conscientes y tengan paciencia porque esto no va a acabar de un día para otro.