El romance de la natación y los paranacionales en los juegos del 2019


César David Rodríguez Flórez
23 / 11 / 2019
Cortesía: Juegos Paranacionales 2019
La natación adaptada entregó un tercio de las medallas en los Paranacionales 2019
0

La quinta edición de los Juegos Paranacionales, confirmó que tanto deportistas, organizadores y escenarios, estuvieron en sintonía perfecta durante los más de ocho días de competencias. Allí se demostró que el alto nivel deportivo de Colombia en la paranatación le permitirá afrontar de manera destacada cualquier certamen del calendario mundial.

2019, un año para recordar

459 medallas se entregaron en la natación de los paranacionales, una cifra muy significativa teniendo en cuenta que en total se otorgaron 1544 preseas entre todos los participantes de los juegos, en otras palabras, esto significa que casi una tercera parte de las mismas se repartieron entre los nadadores.

Bogotá se consagró como la delegación que más presas obtuvo en la natación con 102 medallas (49 de oro, 31 de plata y 22 de bronce). En los hombres, figuras como las de Brayan Triana, Gabriel Ortiz y Daniel Ramírez, dejaron claro que la capital tiene material suficiente para dominar esta disciplina; mientras que en las mujeres se destacaron deportistas como María Paula Barrera y Carolina González quienes, con 5 y 3 oros respectivamente, inscribieron su nombre en lo más alto del podio paranacional.

El departamento de Santander logró el segundo lugar en las competencias de natación en los paranacionales, al conseguir 75 medallas entre las que se cuentan: 34 de oro, 25 de plata y 16 de bronce. Superar a delegaciones como las del Valle y Antioquia le permitirá seguir siendo un referente a nivel nacional. Nadadores como Nelson Crispín (8 medallas de oro), Carlos Daniel Serrano (7 medallas de oro) y Diego Maldonado (5 medallas de oro) seguirán consagrándose y preparando el camino para su participación en los Juegos de Tokio 2020.

Los jueces, el público y el escenario

Este tridente jugó un papel determinante en el desempeño. Encontrar escenarios acordes a las capacidades de los deportistas de las 15 categorías de la natación adaptada, así como equipos que pudieran medir en cualquier competencia los tiempos de carrera, le permitieron al público disfrutar de unas justas equilibradas y emocionantes en los Juegos de Bolívar 2019.

Los antecesores de esta nueva generación

Aunque solo fue hasta 2004 que se dio la primera edición de los Juegos Paranacionales, en sus respectivas ligas o equipos profesionales un sinnúmero de atletas en condición de discapacidad venían forjando un camino de éxito en pro de la historia paralímpica colombiana y de este deporte.

Años antes de estos logros obtenidos en los Paranacionales 2019, el nadador Pedro Mejía también dio señas de lo que estaba por venir y obtuvo la primera medalla de oro y de plata en las justas paralímpicas de Arnhem 1980 para el país, desde entonces ningún otro atleta logró colgarse al menos una medalla en cinco ediciones en las que Colombia volvió a decir presente. 

Justamente cuatro años después de la primera edición de los Juegos Paranacionales, volvieron las alegrías paralímpicas para el país, pero esta vez, no solo en la paranatación. Pekín 2008 vio cómo Elkin Serna se colgó la plata en Maratón T12 masculino, mientras que el nadador Moisés Fuentes hizo lo propio en los 100 m braza SB4 masculino, categoría en la que cuatro años después, en Londres 2012, conseguiría la plata.

Se trató del inicio de una nueva era del deporte paralímpico nacional, especialmente de la paranatación, teniendo en cuenta que tras el logro de Fuentes el país hizo su mejor presentación en unas olimpiadas con la consecución de 17 medallas. 

De esta cifra, la paranatación se encargó de aportar siete metales. La aparición de deportistas como Carlos Daniel Serrano y Nelson Crispín pusieron a Colombia en la mira de la elite mundial. Serrando fue el deportista más destacado de la delegación nacional, al conseguir tres podios, con un oro, una plata y un bronce. 

De esta cifra, la paranatación se encargó de aportar siete metales. La aparición de deportistas como Carlos Daniel Serrano y Nelson Crispín pusieron a Colombia en la mira de la elite mundial. Serrando fue el deportista más destacado de la delegación nacional, al conseguir tres podios, con un oro, una plata y un bronce. 

Leer "Carlos Daniel Serrano, el prodigio de la natación paralímpica"

Con igual número de medallas, Crispín también dijo presente y dejó en sus registros tres metales de plata, siendo el segundo mejor deportista en esta disciplina. 

Y para no perder la costumbre, Moisés Fuentes volvió a colgarse el bronce en los 100 m braza SB4, consolidándose como el único deportista paralímpico en Colombia en obtener tres preseas en este evento.  

Leer "A Moisés Fuentes el deporte le ha dado lo que la violencia le quitó"

Pero la buena racha no terminó allí. Aunque no representan lo mismo que unos Juegos Olímpicos los Juegos Parapanamericanos pueden dar muestras de lo que podrían lograr los deportistas en una cita olímpica. 

Con 25 medallas de oro, 11 de plata, 21 de bronce y múltiples récords rotos, la delegación Colombia de paranatación cerró en 2019 unos históricos Juegos Parapanamericanos en Lima, donde Colombia y el mundo vieron el surgimiento de nuevas figuras en esta disciplina.

Tal es el caso de Sara Vargas, que con tan solo 12 años se colgó cuatro medallas de oro, al igual que María Paula Barrera y Daniel Giraldo. Los tres deportistas ilusionaron a todo el país con sus títulos, su preparación y profesionalismo fueron muestra de lo que podría ser una nueva generación dorada de cara a Tokio 2020. 

En estas mismas justas, Carlos Daniel Serrano y Nelson Crispín también dijeron presente, ambos fueron los más destacados de la delegación con cinco títulos parapanamericanos, ratificándose como los mejores del país en este momento. Así mismo, el campeón paralímpico Moisés Fuentes siguió cosechando alegrías, con la obtención de la presea dorada en su prueba reina. 

Las nuevas generaciones de nadadores seguirán cosechando triunfos a nivel nacional e internacional gracias al trabajo mancomunado que desempañan el gobierno, los entes que rigen el deporte y los departamentos en la preparación de los deportistas.