El ciclismo, la pasión desde niño de Sergio Higuita


Julián David Bernal Pulido
21 / 02 / 2019
El ciclismo, la pasión desde niño de Sergio Higuita / Instagram Sergio Higuita
El ciclismo, la pasión desde niño de Sergio Higuita / Instagram Sergio Higuita
0

Todos los años, Sergio Higuita siempre esperaba una fecha con anhelo. No era su cumpleaños, ni tampoco Navidad. Esta fecha marcada en su calendario desde niño era la del Clásico Nacional de ciclismo infantil del diario El Mundo.

Todo comenzó cuando en primero de primaria, su profesora lo inscribió en el evento de ciclismo infantil, que se realiza en Medellín. El amor por el ciclismo nació y empezó a forjar las piernas de Sergio.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Fundacion Euskadi (@fundacioneuskaditaldea) el

Me empecé a desarrollar año tras año, era algo muy familiar, era un día especial, que esperaba que llegara para competir. Así nació mi amor por el ciclismo”, cuenta desde España el hijo de Marleny García y Leonardo Higuita.

En sus inicios, Sergio tuvo muchos problemas con la bicicleta y veía todo gris porque se le hacía difícil practicar el ciclismo.

Sin embargo, como en el primer día que debutó con la Fundación Euskadi en donde perdió media hora en la Vuelta a Asturias producto de calambres y el frío, aprendió de esta situación, que le enseñó a nunca rendirse, “a salir adelante, independiente de las circunstancias y no dejar los sueños abandonados por más difíciles que sean”.

Para Sergio, el amor y la pasión que lo hacen sentir el ciclismo son únicos. Ha sido su gran ambición. Tanto así que el antioqueño soñaba con una bicicleta de ruta e hizo todo para conseguirla. Se las rebuscó para seguir adelante con su sueño, ese que a los 18 años se le cumplió al firmar con el Team Manzana Postobón.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sergio Andres Higuita García (@sergioandreshiguita) el

Allí conoció a un forjador de talentos, Luis Fernando Saldarriaga, el mismo que trabajó con Nairo Quintana, Jarlinson Pantano y Esteban Chaves. El técnico del cuadro rosa lo guió en sus primeros años cuando aprendió a ser ciclista profesional y los sacrificios que eso conllevaba.

A Saldarriaga lo marcó el 2012 cuando acompañó a Sergio en una Vuelta al Futuro. Aún no era ficha del Manzana, en ese entonces 4-72. El pedalista paisa, en una contrarreloj en la costa, le cedió su mejor rueda al mejor ubicado del equipo Nueva Generación renunciando así a su carrera.

"No pudo terminar la carrera y al otro día ayudaba a sus compañeros, les colaboraba a cuidar la bici como si nada hubiera pasado", cuenta el estratega.

Este gesto de trabajo en equipo fue suficiente para convencer a Saldarriaga de firmar a Sergio, que al otro año se vistió de rosa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Muchos corazones trabajando por un objetivo ??? @manzanapostobonteam

Una publicación compartida de Sergio Andres Higuita García (@sergioandreshiguita) el

Para Sergio, el ciclismo es sacrificio, es lucha diaria, son sueños, es pasión. Al pedalista antioqueño lo mueve la ambición por ser el mejor, por amar lo que hace y por tener sus sueños en la cima mientras los va alcanzando con esfuerzo.

“La frase que más recuerdo es que cada sacrificio traerá su recompensa. En los momentos difíciles es lo que me motiva a no rendirme”, señala el pedalista revelación de la Vuelta a Colombia 2018.

Saldarriaga sostiene que Sergio es muy hábil mentalmente, tiene muy buen posicionamiento individual y colectivo. Además, "tiene buena capacidad de absorción de momentos difíciles, es un corredor que mentalmente es muy fuerte. Tiene un reto muy alto y eso implica que tiene una visualización extraordinaria".

Sergio ya ha cumplido varios sueños en su carrera de ciclismo. El primero, llegar a un equipo profesional, lo cumplió cuando llegó al Manzana Postobón. El segundo también. Desde el 1 de mayo de 2019 hace parte del EF - Education First Procycling Team.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sergio Andres Higuita García (@sergioandreshiguita) el

La llegada a este equipo se dio gracias a su destacada participación en la Vuelta a Colombia aficionada, en la que fue líder sub 23 y ganó la etapa reina. Su representante, Luisa Fernando Ríos, lo llevó a la salida de los equipos en la Vuelta a España y allí Jonathan Vaughters, Mánager del Education First dijo: “lo quiero en mi equipo”.

La oferta del Education First fue la mejor entre varias que solo le ofrecían un año. En el equipo de Rigoberto Urán lo querían llevar con calma, sin presiones y apostando por el potencial que tiene. Por eso lo cedieron a la Fundación Euskadi para empezar a conocer las carreras sin presión.

De ahí, vienen los sueños de chico: “ ganar un Giro de Italia, una Vuelta a España y varias Clásicas que me vienen bien por el biotipo”. Además, Sergio quiere tener una familia y ser felices junto a su novia, Laura.

Y cuando le preguntan por quién es su ídolo, Sergio tiene claro que es él mismo. Tal vez no el de ahora, pero sí el de un futuro cuando haya mejorado y sacado a la luz todo su potencial.

Sergio, ese pedalista antioqueño de tan solo 1,63 metros de alto que con potencia y capacidad de definición se vislumbra como un buen clasiquero en llegadas cortas. Sergio, el escarabajo que define muy bien las llegadas porque practicó pista, ese ciclista muy completo y polifacético con un gran futuro y que está en camino a ser un referente nacional y mundial.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Sergio Andres Higuita García (@sergioandreshiguita) el