“Por mis amigos soy taekwondista”: Angie López


Señal Colombia
24 / 11 / 2015
Angie López, taekwondista colombiana
Angie López, taekwondista colombiana
0

Angie Vanesa López nació en Planadas, Tolima, hace 17 años. La deportista pasó por el Huila y está radicada en Popayán desde los 10. Además, le entregó la primera medalla de oro al departamento del Cauca en los Juegos Nacionales 2015

Paradójicamente, a la taekwondista no le gustaban los deportes y se inició en ellos por sus amigos del colegio. La tolimense surgió con mucho esfuerzo dentro del taekwondo, pues no contaba con los recursos necesarios para practicarlo.

Angie Vanessa López, taekwondista colombiana / Tomada Cauca.gov

Fue su madre la que siempre hizo lo que estaba a su alcance para que ella cumpliera su sueño de llegar a ser profesional. Gracias a ello hoy por hoy es una de las taekwondistas más destacadas a nivel nacional y uno de los prospectos del deporte colombiano.

Señal Colombia Deportes dialogó con ella acerca de su historia dentro del taekwondo y mucho más.

¿Soñó ser la primera medallista de oro del Cauca?

La verdad, no. Y más porque durante la competencia dudé de mí y no pensé que iba a ganar la final. Sin embargo, en cada combate fui tomándome confianza y gracias a Dios le pude entregar la medalla al Cauca.

¿Fue esa medalla su salto a la élite del taekwondo colombiano?

Yo pienso que sí. Me enfrenté en la semifinal a la gran favorita para ganar la medalla de oro, Laura Sofía García de Boyacá, en la cual todos los ojos estaban puestos y pude ganarle. Es una satisfacción enorme.

Angie Vanessa López, taekwondista colombiana / Tomada Coldeportes

¿Cómo es su historia con el taekwondo?

Comencé a los 10 años en una escuelita cerca a mi casa, donde daban clases gratis. En un principio iba porque mis amigos practicaban el taekwondo, pero a mí no me gustaba. Con el paso del tiempo quise probar y mi entrenador, Jaime Realpe, me dijo que tenía condiciones y gané mi primer nacional en Ibagué. Por mis amigos soy taekwondista. Es decir que llegó al taekwondo por casualidad… Sí, si mis amigos no me hubieran mostrado lo bonito que es este deporte, seguramente hoy sería otra persona.

¿Antes del taekwondo a que se dedicaba?

A nada (risas), solo estudiaba y le ayudaba a mi papá en la casa. Si no fuera taekwondista, ¿qué le gustaría ser? Psicóloga.

¿Cómo una tolimense llegó a Popayán?

Yo nací en Planadas, Tolima, pero siendo muy pequeña me llevaron al Huila. A los 9 años por cuestiones de trabajo, mi papá se trasladó a Popayán y yo me fui a vivir con él. Es por esto, que yo me considero una caucana más, siempre he competido por el Cauca y los triunfos que he obtenido hasta ahora han sido por este departamento.

¿Tuvo siempre el apoyo de sus padres para practicar el taekwondo?

Cuando comencé a competir, no tuve el espaldarazo de mi papá. Mi mamá era la que me ayudaba con la parte económica para seguir en mi proceso de formación. Ella siempre se rebuscó el dinero para comprarme lo que necesitara, para darme para los transportes y todo el tiempo estuvo pendiente de mis competencias y demás. Aún hoy lo hace, pero ya cuento con el apoyo de mi papá, entonces es más fácil para ella. Su ídolo deportivo. Jade Jones, una de las mejores taekwondistas del mundo y campeona olímpica.

¿Qué es lo que más extraña ahora que está lejos de casa?

A mi familia. El amor de ellos es algo fundamental en mi vida. Una palabra que repita todo el tiempo. En este caso sería una frase: “El techo es el cielo”.

¿Una fobia?

A los sapos y a las iguanas.

¿Un miedo?

A la oscuridad y a la soledad.